domingo, 25 de julio de 2021

Orquídeas y cumbres

 




El viernes 26 de junio, con el curso a puntito de finalizar, me di una breve vuelta en la que lo mejor fue sin duda presenciar el intento de depredación de una gran hembra de águila real sobre una joven culebrera. Este intento fue frustrado por el acoso conjunto de un águila calzada y varios córvidos que siguieron molestando a la gran águila real tras fastidiarle el lance de caza.



Vencejo real (Tachymarptis melba)

Libellula depressa

Avispa parásita

Bellísimo coleóptero que parece una joya

Otro coleóptero sin identificar

Águila calzada y águila real


Para el sábado 27 de junio no tenía nada pensado pero salió de lo más variado e interesante gracias a una serie de improvisaciones que resultaron muy acertadas.
Empecé por dar una vuelta por el Puntal de las Buitreras, donde los volantones de collalbas y otras pequeñas aves eran muy frecuentes indicando que ha ido bien la temporada de cría.



Culebrera (Circaetus gallicus)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)

Pollo de collalba gris

Lagarto ocelado (Timon lepidus)


Al llegar el calor de media mañana empezó a decaer la cosa, hasta que recordé que ya eran buenas fechas para ver los primeros ejemplares de unas orquídeas que florecen por estas fechas de junio y julio en ambientes ribereños.
Atraído por la promesa de ver las bonitas Epipactis palustris en un refrescante entorno fluvial bajé a al río Madera, viendo las también deseadas Platanthera algeriensis junto a una inesperada Listera ovata que ya empezaba a marchitarse.



Epipactis palustris

Anacamptis pyramidalis

Epipactis palustris

Listera ovata

Epipactis palustris

Platanthera algeriensis

Iris xiphium


Tras comer en casa se me ocurrió que por la tarde podría subir al Calar de las Palomas, una muy buena idea porque aquello me brindó un buen repertorio de aves rapaces con un águila real, numerosos buitres leonados, un alcotán y dos quebrantahuesos.
El más joven de los quebrantahuesos ya está alcanzando una edad interesante con un plumaje cada vez más amarillo, no tardará en volverse territorial escogiendo dónde asentarse y me encantaría que se quedara por algún rincón segureño. 
Atardecer rodeado de tantas enormes montañas de más de dos mil metros de altitud con los reclamos de las chovas piquirrojas fue un muy buen broche final a aquel sábado que tuvo un poco de todo pese a no haber planeado nada.



Águila real (Aquila chrysaetos)


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

La Sagra

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Buitre leonado (Gyps fulvus)

Guillimona

Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Empanadas

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Hasta pude conseguir de pura casualidad esta imagen con el buitre leonado cruzándose con la estela del avión para cerrar la publicación.






2 comentarios:

  1. Nunca he visto la epipactis palustris, sólo en foto; es muy bonita. Por cierto, sobre los quebrantahuesos, tengo curiosidad ¿Siguen soltándose ejemplares desde el centro de cría?

    Un saludo y buen verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Actualmente se siguen liberando ejemplares porque en estos años más recientes se están batiendo récords de cría en cautividad. Esto puede hacer que en pocos años haya una cantidad considerable de adultos por las sierras.
      ¡Saludos e igualmente!

      Eliminar