domingo, 17 de octubre de 2021

Biodiversidad y control de plagas biológico en los almendros

 




A lo largo del año se ha tenido que notar en el blog la mayor presencia de artrópodos, no son pocos los amigos y conocidos los que me comentan que me fijo más en ellos (si bien es algo que siempre hice, pero ahora más todavía) y, si bien el motivo ha sido alguna vez explicado y ha tenido sus publicaciones específicas, ahora viene otra más de ellas con un enfoque muy didáctico y divulgativo.

Desde BioFoto hemos estado llevando a cabo numerosas actividades relacionadas con los insectos y arañas, corriendo de mi parte el ilustrarlo con fotografías que también ayudan a una posterior identificación siempre que sea posible. Alguna que otra vez he mencionado un cultivo en ecológico de almendros al colgar fotos, que para esta ocasión es el escenario del asunto que acometemos.

En este almendral de Villa Adolfina, ubicado en Santiago de la Espada, hemos estado tomando nota de los artrópodos que iban apareciendo al recoger la almendra y el abundantísimo repertorio necesitaría la ayuda de entomólogos y aracnólogos profesionales al ser un mundo complejo que se diversifica mucho en especialistas de cada grupo concreto.



Hemíptero

Ortóptero muy frecuente en los almendros

Gorgojo de buen tamaño

Avispones europeos (Vespa crabro)


Aparecen muchísimas especies poco llamativas o, directamente, insulsas. Pero yo he hecho una selección con lo que me ha parecido interesante en cuanto a morfología o comportamiento.
Por ejemplo la avispa cuco que, aparte de su precioso aspecto de joya viviente, es curiosa por su parasitismo haciendo la puesta en nidos de abejas.
La chinche de patas largas no pasa desapercibida con su aspecto alienígena, y es que además se puede considerar un endemismo ibérico (no se tiene constancia de su presencia en el norte de África) que engatusa a las hormigas con secreciones dulces para conseguir su protección.



Avispa cuco


Chinche de patas largas (Almana longipes)



He querido darle protagonismo a los depredadores, difícilmente será un cultivo asolado por plagas con tantos pequeños cazadores como por ejemplo los coccinélidos. El muestrario de mariquitas, de variados colores y diseños como si fuera una colección de Pokémon, es muy amplio y esto de ahora es sólo un ejemplo porque recientemente hemos ido encontrando más.


Hippodamia variegata

Tal vez Exomus quadripustulatus

Oenomia conglobata

Scymnus interruptus junto a un pequeño escarabajo


La chinche conocida como tigre del almendro es, como su nombre ya dice claramente, una plaga agrícola de estos cultivos, pero lo tiene difícil a la hora de resultar un problema con tantas mandíbulas acechándole.
Las larvas de crisopa son, por ejemplo, unas eficaces depredadoras que van buscando a esta minúscula chinche por todos los recovecos de los almendros.


Tigre del almendro (Monosteira unicostata)

Larva de crisopa


Mención especial a las arañas, otras hábiles cazadoras que mantienen a raya también las plagas. Con todos estos pequeños predadores se consigue un eficaz control biológico de plagas y se demuestra que el cultivo en ecológico no es una "moda" como dicen a veces las voces ignorantes.


Puede que Micrommata virescens

Saltícido

Saltícido

Araña Napoleón (Synema globosum)

Saltícido


Se pone de relieve la gran biodiversidad presente en un mundo que no para de perderla ante la indiferencia de la mayoría de la gente, que vive de espaldas a la naturaleza a pesar de deberle todo.
Estas jornadas no están exentas de esos sabrosos detalles que ya sabéis que gustan tanto por el blog.






jueves, 14 de octubre de 2021

Fin de semana de visitas

 




El año pasado vino por primera vez a visitarme en la Sierra de Segura mi mejor amigo de la infancia y quedó tan encantado con la experiencia que me aseguró que sería la primera de más visitas. 
Desde aquel agosto de 2020 ha pasado ya algo más de un año completo hasta cumplir su palabra y venir por segunda vez, esta vez llegando el gran Paquito el viernes 24 de septiembre por la noche a Santiago de la Espada para meternos una cena a base de productos locales y pasar el sábado siguiente al completo disfrutando de unas buenas salidas camperas con sus ricos homenajes gastronómicos.

Tal y como decía, el sábado 25 de septiembre por la mañana ya estábamos en ruta por los Campos de Hernán Perea en busca del quebrantahuesos y lo que a bien tuviera dejarse ver en los solitarios rincones de la enorme altiplanicie.
Con los quebrantahuesos no tuvimos demasiada suerte porque no conseguimos avistamientos cercanos pese a haber tenido la oportunidad de ver tres ejemplares de distintas edades. Uno de ellos es especialmente interesante al acercarse a la edad adulta, sobre todo porque en esa generación hay algunos a los que no les funciona ya su emisor o que directamente lo perdieron, una lástima no haber conseguido una buena fotografía cercana que permitiera haber fichado el estado de su plumaje.



Araña lobo (Lycosa hispanica)

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Gamo (Dama dama)

Chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Gavilán (Accipiter nisus)

Lagartija verdosa (Podarcis virescens) tomando el sol en mi mochila


A mediodía paramos en un bar pensando en tomar algo tranquilamente y seguir con nuestra jornada bichera. Se hizo más largo de lo esperado debido a la masiva afluencia de domingueros que se animaron mucho por el cálido y soleado tiempo, además de que nos pasamos un poco de la raya con la cantidad de comida, pero la salida tenía que continuar para ver las endémicas lagartijas de Valverde (alrededor de una decena encontramos) en el valle del Segura y los espectaculares paisajes tanto de allí como del vecino valle del Zumeta.
Se me ocurrió subir hasta la aldea de Marchena para enseñarle dónde voy todas las mañanas a trabajar y fue una gran decisión que celebro porque vimos un macho de colllalba negra en La Muela, especie que por primera vez veía en territorio segureño. Es justo conceder que fue mi amigo quien la vio, mientras que yo, muy ingratamente, no le creía al principio cuando dijo que había visto un pájaro negro con la cola blanca.
Paquito se marchó después de cenar, no sin quejarse continuamente de lo mucho que se hinchó de comer, y prácticamente por todo porque estuvo muy quejica para no variar, pero es sólo humor esto que digo porque disfrutó mucho de la sierra.



Santateresa (Mantis religiosa)

Cuevas de los Anguijones

Lagartija de Valverde (Algyroides marchi)

Molata de los Almendros

Collalba negra (Oenanthe leucura)



El domingo 26 estuve ya solo, pero no por mucho tiempo porque Javier Reyes vino a ver las orquídeas Spiranthes spiralis (recomiendo ver la entrada anterior al respecto) y, ya de paso, quedó conmigo para fotografiar lo que pudiéramos encontrar.
El paso de gavilanes en migración se hizo notar, tarde o temprano aparecía alguno en decidida dirección hacia el sur. Finalmente, entre la aparición poco abundante pero regular de buitres leonados, terminó por llegar un joven quebrantahuesos que me han ayudado a identificar como Huesitos, nombre indudablemente cómico que fue escogido por mis ex alumnos del colegio de Siles.



Gavilán (Accipiter nisus)

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Escribano montesino (Emberiza cia)

Zorro (Vulpes vulpes)


No podemos terminar sin una muestra de nuestras comilonas y una foto ante uno de los muchos saltos de agua que, como tantas otras, hace preguntarse a la gente si no somos hermanos.





lunes, 11 de octubre de 2021

La orquídea del otoño

 




Cuando se acercaba la entrada oficial del otoño en septiembre los días se presentaron más fríos y nublados en la Sierra de Segura. A la actividad escasa de los animales en los sitios que visité le sumamos que me tuvieron ocupado con unos muestreos de artrópodos en un almendral ecológico, pero algo vi como siempre.



Saltícido

Buitres leonados (Gyps fulvus)

Cierva (Cervus elaphus)

Jabalí (Sus scrofa)




Las lluvias del 21 de septiembre significaban muy claramente que habría salida nocturna para buscar anfibios. En tan tempranas fechas aún no hay salamandras y lo normal es ver solamente sapos comunes y corredores.




Sapo corredor (Epidalea calamita)

Eusparassus sp.

Sapo común (Bufo spinosus)




Pero el objetivo era ver al sapo partero bético y se dio bien la cosa viendo tres adultos distintos y numerosos metamórficos de tamaño realmente minúsculo en unas albercas en las que todavía nadaban las renacuajos.
De momento parece que mi deseo de ver al macho adulto portando la puesta aún tendrá que esperar.



Metamórfico

Larva

Metamórfico

Sapo partero bético (Alytes dickhilleni) adulto

Metamórfico


Y ahora es cuando viene uno de los grandes regalos de este otoño, así con tanta seguridad lo afirmo aunque quede mucha estación porque al fin he cumplido la ilusión de ver una de las orquídeas que me quedaban de la zona.
La orquídea otoñal, Spiranthes spiralis, florece en unas fechas en las que uno no presta tanta atención y su tamaño es, para colmo, reducido y no es fácil verla por casualidad. Afortunadamente la he podido ver allí donde la provincia de Albacete forma parte también de estas sierras y, tal como me dijo un amigo, cerrar el ciclo de las orquídeas de este año viendo también la última en florecer de la temporada.





Spiranthes spiralis


Veremos qué más sigue brindando el otoño, de momento adelanto que ya están los mirlos capiblancos entre nosotros en la sierra.