jueves, 10 de junio de 2021

Estrecho contacto con la naturaleza en el colegio de Marchena

 




Me está gustando mucho poder hacer este año crónicas de lo visto en el entorno del colegio de Marchena, pequeña aldea de la Sierra de Segura en Jaén que no hay que confundir con el pueblo igualmente llamado Marchena en Sevilla.

El año pasado me perdí comprobar qué se cocía allí en primavera por el dichoso confinamiento y la suspensión de las clases presenciales. 
Esta vez está siendo muy distinta, estando con un curso escolar ya más "normal" he podido ver por ejemplo que de camino a la aldea tengo una colonia de vencejos reales que veo todas las mañanas. También suelo encontrar culebras tomando el sol en mis recorridos de ida y vuelta del colegio, aunque de momento las culebras bastardas adultas se me siguen escapando miserablemente sin conseguir trincarlas.



Vencejo real (Tachymarptis melba)

Preciosa chinche sin identificar

Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), ejemplar juvenil


Ya en marzo pudimos ver en los recreos que tenemos una pareja de culebreras criando en la aldea, y al avanzar la primavera me llamó la atención lo frecuentes que son la curruca mirlona y la collalba rubia, además de la abundancia de zarceros comunes.
Varias personas me han comentado que también han notado mayor presencia de currucas mirlonas en sus respectivas zonas, ¿te ocurre a ti lo mismo?


Curruca mirlona (Sylvia hortensis)

Chupaleche (Iphiclides feisthamelii)

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)

Abeja roja (Rhodanthidium sticticum)

Culebrera (Circaetus gallicus) con su presa

Gran coleóptero sin identificar

Culebrera (Circaetus gallicus)

Sofía (Issoria lathonia)

Zarcero común (Hippolais polyglotta)

Sírfido (Chrysotoxum sp.)

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

Aceitera (Berberomeloe majalis)

Mosca de la fruta

Linaria verticillata

Saltícido

Cigarrilla saltadora


En la selección fotográfica de arriba aparecen varios de los insectos vistos en los recreos, pero incluso a veces los tenemos dentro del aula reservándonos pequeñas sorpresas. Las dos últimas fotos de las arañas saltarinas (familia Salticidae) me parecen especialmente divertidas, estando una de las mini arañitas en un libro de mi mesa y la otra directamente en un trabajo de papiroflexia de una alumna.
A mis alumnos les encantan a estas alturas los saltícidos, dicen que tienen ojitos monos y ya saben de sobra que son inofensivas.
Hay que tener en cuenta que, como a todos los niños, les maravilla tener estos inesperados respiros entre odiosas divisiones y las chapas que les suelto sobre el Neolítico.



Hormiga reina

Polydrusus sp.

Araniella sp.

Saltícido en un libro de poesía

Menemerus semilimbatus con presa


Una bonita experiencia para mis alumnos fue tener durante un tiempo en el aula esta crisálida que, al poco tiempo, nos brindó la sorpresa de enseñarnos qué polilla salió de ella.




Por si no os pareciera suficientemente atractiva la aldea de Marchena con sus valores naturales, sabed que también está llena de perros muy amistosos y deseosos de ser rascados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario