miércoles, 14 de abril de 2021

Nieve, orquídeas y narcisos

  




Ese ambiente primaveral que he puesto recientemente lleno de insectos y reptiles cambió de golpe cuando empezó a nevar la tarde-noche del 19 de marzo, teniendo al día siguiente una vez más las clásicas estampas de la Sierra de Segura cubierta de blanco. No tantísimo como en la ocasión anterior, eso sí, pero lo suficiente como para que nuevamente Pontones pareciera el Yukón.








Justamente el 20 de marzo, sábado para más señas, llegó Alberto Plata a pasar un fin de semana de bicheo y paisajes sumándose a los muchos que durante este tiempo se han quedado prendados de lo que siempre enseño y quieren conocerlo personalmente.
Los escenarios nevados eran bellos sin ninguna duda, pero el tiempo en las zonas altas de la sierra no iba a dar ningún juego y bajamos a los valles a la altura del embalse del Tranco para empezar la jornada con unas cuantas orquídeas. Cuatro especies de hecho, pues aún era temprano para ellas por aquí, pero teníamos claro que iba a encantarnos esa gran población de Barlia robertiana que descubrí en febrero.


Barlia robertiana

Ophrys tenthredinifera

Ophrys lutea

Ophrys fusca

Barlia robertiana


Continuando con el recorrido botánico fuimos a ver la población del endémico narciso Narcissus longispathus que conozco en la zona de Segura de la Sierra y Orcera. La nieve había llegado hasta allí y la imagen de estas grandes flores de intenso color amarillo con el fondo nevado tenía mucha fuerza expresiva, la naturaleza suele ser como ver pinturas en vivo y esto lo ejemplifica como pocas cosas lo hacen.








El regreso a las zonas altas resultó pobre en avistamientos de fauna, aunque rico en paisajes como sacados de un lugar cualquiera de Canadá... pero no, esto está aquí mismo en Jaén.







Un intento de observación de quebrantahuesos no dio buenos resultados, el intenso frío hacía incómoda la espera y acabamos carrileando tranquilamente por los Campos de Hernán Perea. No estuvo nada mal el paseo viendo a algunos de los habitantes de la sierra buscándose la vida en tan difíciles condiciones.


Petirrojo (Erithacus rubecula)

Banderillas

Culebrera (Circaetus gallicus)

La Sagra

Zorro (Vulpes vulpes) juzgándote con la mirada

Castellón de los Miravetes

Águila real (Aquila chrysaetos)


Ciervo (Cervus elaphus)


Mochuelo (Athene noctua)

Empanadas


La visión de las grandes montañas nevadas, pues muchos de los picos a los que he puesto nombre en las fotos son de los más altos de este macizo, ya fue espectacular como siempre, pero casi más aún ver la vasta altiplanicie con su manto níveo y los tonos purpúreos del ocaso.





Nada mejor que terminar el día cenando buenos productos locales como, por ejemplo, estas chuletitas de cordero segureño entre otras cosas.
Había que estar con la batería bien cargada para el siguiente día, que aviso que traería premio...





No hay comentarios:

Publicar un comentario