martes, 11 de mayo de 2021

Inesperado éxito

 




En abril he tenido un poco complicados los fines de semana, que solían llegar con un tiempo muy cambiante y problemático a la hora de hacer planes. 
Uno de esos fines de semana, el de los días 10 y 11 de abril, fue así y descarté hacer largas rutas para no acabar empapado bajo la lluvia. De hecho, el sábado 10 ni pude salir hasta el mediodía al haber estado lloviendo por mañana y aproveché cuando asomó el sol para coger los bártulos y salir corriendo para el monte.

Fui primero al Puntal de las Buitreras a ver qué tal andaba la llegada de aves estivales por allí, como por ejemplo las primeras currucas tomilleras junto a otras migradoras que ya tenía vistas como la abubilla, la collalba gris, el águila calzada, el cuco o la collalba rubia.
Añado un buitre negro que vi la tarde anterior desde el balcón de casa, cuando con razón me llamó la atención una silueta distinta entre los buitres leonados que merodeaban cerca del pueblo.




Buitre negro (Aegypius monachus)

Abubilla (Upupa epops)

Cogujada común (Galerida cristata)

Collalba rubia (Oenanthe hispanica)

Curruca tomillera (Sylvia conspicillata)


Más tarde fui hacia el mirador de Juan León haciendo primero una parada por el camino para llevarme la muy grata sorpresa de encontrar algunas orquídeas Orchis purpurea que habían adelantado su floración con respecto a otros años, ya que lo normal es que empiecen a finales de abril tal y como hizo el resto de la población.
Mis intentos por ver colirrojos reales fueron un frustrante fracaso, aunque la derrota tiene un excelente consuelo cuando ves en su lugar una preciosa hembra adulta de quebrantahuesos pasando por encima de ti. Vi otra hembra adulta de quebrantahuesos distinta y un ejemplar juvenil, el italiano Stelvio nuevamente, pero he preferido no incluir sus fotos porque fueron más testimoniales y horrendas.



Orchis purpurea

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Orchis purpurea

Gypaetus barbatus




El domingo 11 de abril se presentó algo mejor que el sábado al poder salir desde por la mañana y tener más tiempo disponible. Bajando por Río Madera tuve mis primeros grandes alicientes al ver un par de orquídeas que todavía no había encontrado este año.



Narcissus coronatus

Orchis cazorlensis

Dactylorhiza sulphurea

Viola odorata


Hacía mucho tiempo que no iba a la laguna de La Hueta y pasé un rato de lo más entretenido con la banda sonora de las ranas viendo tritones pigmeos en fase acuática, pues en abril y mayo están en temporada reproductora en la Sierra de Segura y acuden a los puntos de agua en los que crían.
Esto me reportó ver también unas orquídeas Ophrys dyris en un punto que desconocía y avistamientos varios de fauna al pasar entre Orcera y Segura de la Sierra.



Ciervos (Cervus elaphus)

Tritón pigmeo (Triturus pygmaeus)

Abejaruco (Merops apiaster)

Tritón pigmeo (Triturus pygmaeus)

Ophrys dyris

Roquero solitario (Monticola solitarius)

Cabra montés (Capra pyrenaica)


Llegando a Cortijos nuevos, pueblo en el que viví durante el curso 2016/2017, me llevé un buen lote de sorpresas encontrando una población de Ophrys incubacea con ejemplares de buen porte, la mantis endémica Apteromantis aptera y un gorrión molinero.



Ophrys lutea

Apteromantis aptera

Ophrys incubacea

Apteromantis aptera

Gorrión molinero (Passer montanus)

Ophrys speculum


Haciendo una tardía parada para comer cerca de Hornos de Segura escogí un rincón muy florido que se reveló como un hervidero de insectos y arácnidos, teniéndome entretenidísimo. La mala noticia es que ese pequeño vergel ya no existe porque lo desbrozaron, ya se sabe que los ayuntamientos tienen un miedo atroz hacia la vegetación silvestre, no vaya a morderles o algo...



Coleóptero desconocido

Chinches

Preciosos escarabajos metalizados

Araña cangrejo (Thomisus onustus)

Díptero


Entonces regresó la lluvia con súbitos chubascos e incluso granizo, por lo que la tarde tuvo que ser abortada mientras volvía a disfrutar de las aves de las zonas altas de Santiago-Pontones.
Al regresar a casa volvía a brillar el sol con sorna, pero ya tuve que dar por finalizada la salida con los objetivos cumplidos y varias sorpresas que dieron muchísimo juego.



Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)



Por todo esto lo considero un inesperado éxito, yo sinceramente no daba un duro por ese fin de semana y al final salió realmente bien teniendo en cuenta el escaso margen con el que llegué a contar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario