miércoles, 16 de noviembre de 2022

Aguja colipinta y mirlos capiblancos en la Sierra de Cádiz

 



Esta entrada de hoy enlaza directamente con la anterior porque ese mismo día, el 12 de octubre, no volví a casa directamente tras estar en el Brazo del Este y me quedé por la tarde echando un buen rato en el embalse de Bornos, que me pillaba estratégicamente a mano en mi camino de regreso.

El repertorio era el habitual, incluso podría quedar deslucido tras haber estado por la mañana en un humedal tan generoso y abundante, pero tuvo un premio en forma de aguja colipinta, especie que nunca había visto hasta ahora en el interior y mucho menos tan cerca de una sierra, pues Bornos está justo al ladito de la Sierra de Grazalema.




Perdiz roja (Alectoris rufa)

Lavandera boyera (Motacilla flava)

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

Aguja colipinta (Limosa lapponica)

Nomeolvides (Utetheisa pulchella)

Cigüeñuela (Himantopus himantopus)

Cigüeña negra (Ciconia nigra)




Hablando de la Sierra de Grazalema, el 13 de noviembre retomé mi dinámica habitual subiendo al Puerto de las Palomas con sus habituales cabras monteses de camino y un papamoscas cerrojillo en un sauce que no se dejó fotografiar para poder ser enseñado por el blog.



Cabra montés (Capra pyrenaica)


Buitre leonado (Gyps fulvus)


Cabra montés (Capra pyrenaica)


Un abrevadero de horrendo aspecto con su metal oxidado y una alambrada por detrás es irónicamente famoso por las aves que llega a atraer, pues los mirlos capiblancos del paso migratorio y la invernada son habituales parroquianos cuando la falta de lluvias aprieta, tal y como ha estado siendo lamentablemente durante el mes pasado.




Carbonero común (Parus major)

Mirlo capiblanco (Turdus torquatus)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Mirlo capiblanco (Turdus torquatus)

Petirrojo (Erithacus rubecula)

Mirlo capiblanco (Turdus torquatus)

Chochín (Troglodytes troglodytes)




Tras el buen rato con los mirlos capiblancos pasé la última hora de la tarde viendo el planeo de los buitres leonados hasta el ocaso, que lucía bastante bonito para mi gusto con la silueta de los pinsapos.







Pero esto no es todo, aún puedo enseñar más cosas otoñales con la llegada de los milanos reales que invernarán en las campiñas, como este ejemplar jovencito que vi el 14 de octubre durante un trayecto en coche por los campos sevillanos.



Milano real (Milvus milvus)



2 comentarios:

  1. I have always enjoyed viewing your postings. While I am sitting here I have been watching the American Bald Eagle flying over my gardens checking out the "fishing" here on the Great Lake of Michigan and I thought of you so I thought I would check you out today. As always I really like you photograph and comments. Thanks for the posting today.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks so much, it's great to continue with my blog work after reading such grateful feedback!!

      Eliminar