sábado, 8 de enero de 2022

Almería casi por sorpresa

 




Escribir esto me recuerda a cuando en 2019 hice un estupendo viaje desde Granada a Almería, bajando desde Sierra Nevada hasta Cabo de Gata, precisamente porque hace poco me surgió la oportunidad de ir de nuevo a este último paraje.
José Carlos y Esperanza estaban allí de vacaciones y me propusieron unirme a ellos un fin de semana aprovechando que tenían sitio libre. La distancia desde Santiago de la Espada hacía que me lo pensara bastante, pero no pude dejar pasar la oportunidad de cambiar de escenario con esos entornos áridos dándose la mano con las marismas y costas de abruptos acantilados, añadiendo el atractivo de ver camachuelos trompeteros y chorlitos carambolos.

 El 18 de diciembre ya estábamos por la mañana en una excelente zona para ver estas dos especies, tardando poco en detectar a los camachuelos trompeteros con sus feísimos reclamos (no se llama trompetero por nada). Recuerdo cuando en Marruecos los veía junto a aves como las collalbas de especies desérticas, mientras que en Almería tocó verlos junto a otros fringílidos (principalmente verderones) y a pocos metros de los correlimos de la playa.





Camachuelo trompetero (Bucanetes githagineus)

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)

Bucanetes githagineus




La otra especie objetivo, el chorlito carambolo, costó un poco más de trabajo pero acabamos por encontrar un grupito de estas curiosas limícolas que han elegido invernar en la costa después de criar en la alta montaña o la tundra.
Sin duda tendré una cita nuevamente con estos chorlitos si en el paso migratorio prenupcial vuelven a aparecer en mi Sierra de Segura, con su precioso plumaje de cría en ese caso.







Chorlitos carambolos (Charadrius morinellus)




Después, con los deberes ya hechos, invertimos el resto del tiempo en pajarear por las salinas de la zona. Si bien no son tan productivas como las de Cádiz por ejemplo, debido sobre todo a sus limitados accesos, no puedo decir que estuviera mal el repertorio con lo visto en las fotos y otras especies como la aguja colinegra, el archibebe común o los zarapitos real y trinador, 




Chorlito dorado (Pluvialis apricaria)

Avocetas (Recurvirostra avosetta)

Espátulas (Platalea leucorodia)

Flamenco (Phoenicopterus roseus)




Propuse pasar lo que nos quedaba de día con un plan más paisajístico yendo al faro, icónico lugar que proporciona imágenes clásicas del parque natural. Incluso allí no faltó un toque ornitológico al ver varios alcatraces a distancias más cercanas de lo habitual porque, si bien no es que los tuviéramos encima, lo más frecuente es que se vean puntos blancos en el horizonte tratándose de aves pelágicas.





Alcatraz (Morus bassanus)





El domingo 19 de diciembre fue más marismeño al acercarnos a Punta Entinas-Sabinar. 
Empezamos por repasar bien una laguna llena de anátidas, fochas, cormoranes y gaviotas por si aparecía alguna especie de particular interés como sucedió con la amenazada focha moruna, que por estas fechas casi no se reconoce al no tener ahora muy desarrolladas que digamos sus características protuberancias rojas.




Ánades frisos (Mareca strepera)

Focha moruna (Fulica cristata)

Porrón común (Aythya ferina)

Cuchara (Spatula clypeata)

Zampullín común (Tachybaptus rufficollis)


El resto no estuvo tan abundante ni animado como en mi anterior visita de 2019, quién sabe si por el molesto viento que había que soportar. Pero el caso es que tampoco me pude quejar porque estuvo muy bien el abanico con estas especies y otras sin fotografiar como escribano palustre, pechiazul, pato colorado, pájaro moscón o vuelvepiedras.



Correlimos menudo (Calidris minuta)

Gaviota picofina (Chroicocephalus genei)

Archibebe claro (Tringa nebularia)

Los dos anteriores juntos

Archibebe común (Tringa totanus)


Ya después de esto me tenía que volver a Santiago de la Espada, un viaje que no era precisamente corto, con nuevas experiencias almerienses junto a estos dos cafres.
El ilustre artista apodado PEO ejerce su hegemonía marcando su territorio con omnipresentes pintadas que aluden a su flatulento pseudónimo. Se merece que acabe la entrada con él/ella.







2 comentarios:

  1. Buen recopilatorio! Por cierto, ¿por dónde sueles ver por allí los trompeteros y carambolos? Me gustaría pasarme este año
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buenas! Ambas especies se ven en la franja de playa que hay entre el pueblo de Cabo de Gata y la iglesia de las Salinas, tomando la carreterita que va hacia esta última y el famoso faro puedes ver los trompeteros y carambolos a ambos lados de ésta.

      Eliminar