viernes, 16 de octubre de 2020

Río Madera y festín de rapaces

 





El 24 de septiembre llegó muy oscuro y lluvioso, tentador para quedarse en casa calentito y cómodo, pero me apetecía mucho dar un buen paseo otoñal por un lugar que me recomendaron cerca del río Madera. Sin duda fue una bonita recomendación llena de rincones que me encantó ir viendo bajo una intermitente llovizna muy a tono con los anticipos del cromatismo otoñal que empezaba a despuntar.
Lástima que hubiera "amantes de la naturaleza" echando a perder la oportunidad de ver algún espectacular venado durante la berrea, seguro que ya sabéis a quiénes me refiero.

Al regresar a Santiago de la Espada se me echó la noche encima y la humedad que quedó propició ver un par de sapos comunes de distinta coloración. También vi un sapo partero bético que no tuve oportunidad de fotografiar al llegar otro conductor y perder así mi oportunidad, pero no importó demasiado porque tres días después pude ver otro.




Ciervo (Cervus elaphus)

Roble melojo (Quercus pyrenaica)

Ícaro moro (Polyommatus celina)


Gamos (Dama dama)

Inesperada cabaña

Sapo común (Bufo spinosus)

Tejo (Taxus baccata)

Sapo común (Bufo spinosus)




El 25 de septiembre fue muy diferente, un día soleado y luminoso que invitaba a avistar aves rapaces... sobre todo quebrantahuesos, la estrella de mis publicaciones.
Por supuesto no faltó el quebrantahuesos a la cita, lejos y durante poco tiempo, pero el repertorio de especies fue tan amplio y espectacular como inesperado. No solamente vi habituales de la zona como el águila real o el buitre leonado, porque junto a varios de estos últimos llegó un ave que destacaba desde lejos por su blancura y se acabó revelando como un fabuloso alimoche adulto con rumbo directo al sur.
No fue el único migrador porque también apareció un lejano y jovencísimo abejero que iba un poco rezagado tras el paso masivo de su especie que presencié tres semanas antes en el Estrecho. Por si no fuera bastante, también tuve la grata sorpresa de ver una joven águila imperial sumándose al ilustre abanico de rapaces con la banda sonora de los bramidos de los ciervos.



Mantis religiosa

Ardilla (Sciurus vulgaris)

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Águila real (Aquila chrysaetos)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Alimoche (Neophron percnopterus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Abejero (Pernis apivorus)

Águila imperial (Aquila adalberti)

Gamo (Dama dama)


Termino con este pequeño polizón que encontré dentro de mi coche, al que he podido ponerle identidad justamente hoy.


Tryperoptera punctulata



No hay comentarios:

Publicar un comentario