martes, 25 de febrero de 2020

Subida al Almorchón





El 2 de febrero decidí empezar el mes con una buena ruta senderista subiendo a uno de los picos más emblemáticos de Santiago-Pontones. A diferencia del anterior día con triste ambiente de cielos grises que invitaba a quedarse en la calidez del hogar, el domingo llegó radiante y perfecto para subir a la cima del Almorchón (1914 metros).

Pasando por la vega de Santiago de la Espada una garza real al acecho de roedores fue la primera de muchas aves de gran tamaño que vería durante la jornada. Tras pasar por La Matea y Los Teatinos comenzaba la ruta acompañado por pajarillos forestales y córvidos hasta ganar altura en el dominio de águilas reales y cabras monteses.
No me pude resistir a grabar un audio con los graznidos de los arrendajos y los reclamos de alarma de los carboneros a mi paso por el pinar.


Garza real (Ardea cinerea)


Águila real (Aquila chrysaetos)


Cabras monteses (Capra pyrenaica)


Crocus nevadensis



Las vistas eran magníficas reconociendo en el horizonte muchas montañas de Siles, Segura de la Sierra, Orcera e incluso las sierras albaceteñas que me traen siempre maravillosos recuerdos de cuando he vivido en otros pueblos de esa parte de la sierra.


Bucentaina, Peña del Cambrón y Navalperal entre otros

Peñalta en el centro

Puntal de la Misa con el Pico de las Mentiras al fondo

Tras muchas y acusadas pendientes llegué a la zona cimera con el sol pegando de lo lindo y unas vistas espléndidas al amplio entorno dominado por esta mole caliza. Allí arriba, junto a los pocos parches de nieve que aún persistían, me sorprendió ver entre los numerosos buitres leonados un par de buitres negros adultos. El buitre negro es una especie que desapareció como reproductora en la Sierra de Segura y solamente se ven algunos ejemplares ocasionales en búsqueda de alimento, pero durante este mes he tenido muchas observaciones sospechosas... y más sabiendo que el año pasado crió una pareja en Murcia, habrá que estar atentos.

Durante la bajada seguí viendo buitres leonados y aquella vez la silueta "intrusa" fue la de un quebrantahuesos, concretamente el llamado Jovan que nació el año pasado en libertad de la pareja formada por Tono y Blimunda.



Fósil

Buitre negro (Aegypius monachus)



Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)




Al llegar de vuelta al punto de partida, con la ruta finalizada, aún me quedaba una hora de luz adecuada y se me ocurrió invertirla en ir a ver más aves rapaces a un punto fijo y no se me dio mal viendo dos quebrantahuesos más. Uno era un subadulto mientras que el otro era ya un adulto completo que venía de darse un buen baño de barro.


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


El mes de febrero ha sido tremendamente productivo a diferencia de los otros años que he pasado por la Sierra de Segura, esto no ha hecho más que empezar.
Aquí dejo el plano del itinerario que muestra el panel de la ruta, para que os hagáis una idea aproximada de la buena jornada que pasé.







No hay comentarios:

Publicar un comentario