domingo, 1 de diciembre de 2019

Los cortos días de noviembre



Molata de los Almendros

Al llegar noviembre me indigné como todos los años con el maldito cambio de hora, que me roba una muy valiosa hora de luz en las salidas cortas que hago por las tardes entre semana.
De todos modos me sigue encantando el otoño con la fotogenia de su espectacular colorido que sin duda envuelve esta publicación con toda la delicadeza posible.

Empiezo con lo visto en la aldea de Marchena, ya que desde las ventanas del colegio solemos tener la suerte de ver distintos paseriformes y va a ser habitual que aparezcan en futuras publicaciones.


Río Zumeta

Trepador azul (Sitta europaea)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)



Escribano montesino (Emberiza cia)

Oruga de la esfinge del chopo (Laothoe populi)



Los trayectos entre Santiago de la Espada y Marchena también ofrecen algunas observaciones interesantes además de esos paisajes de los que no me canso para nada por mucho que los vea casi a diario. Creo que pocos podrán decir que ven semejantes maravillas yendo de camino al trabajo.



Santateresa (Mantis religiosa)

Cabra montés (Capra pyrenaica)

Sapo corredor (Epidalea calamita)

Embalse de la Vieja

El 6 de noviembre tocó hacer la primer salida en condiciones del mes con la destacada presencia de numerosos lúganos, aunque no tantos ya como en aquel paso migratorio de una publicación anterior donde vi las mayores concentraciones que jamás encontré de esta especie.


Tobos

Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Lúgano (Spinus spinus)

Corneja negra (Corvus corone)


Zorzal charlo (Turdus viscivorus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)



Pero el protagonismo se lo llevó de largo esa gran belleza llamada Estela, una hembra adulta de quebrantahuesos que estuvo enseñándome el negro intenso de su dorso al planear largo rato bajo mi posición, no sin antes sorprenderme pasando tan cerca de mí que pude ver cómo me devolvía la mirada mientras ladera abajo se escuchaban los gorjeos de mis primeros acentores alpinos del otoño.



Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)


Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)




Noviembre, mes que ha terminado ayer pero recién comienza en las crónicas del blog, tiene mucho que enseñar en las próximas publicaciones con nieve, hielo, colores otoñales, agua y mucho bicherío.





2 comentarios: