jueves, 10 de enero de 2019

Tablas de Daimiel, laguna de Navaseca y Despeñaperros




El 7 de diciembre me animé a pasar a Castilla-La Mancha después de algo más de un año sin ir, tenía realmente ganas de ver bigotudos en las Tablas de Daimiel y aprovechar la salida viendo aves en la laguna de Navaseca.
Desafortunadamente me encontré con una densa niebla que no levantaba en absoluto y dificultaba las observaciones, sobre todo cuando las grullas pasaban volando a baja altura sin poder disfrutarlas.
No todo fue negativo, el objetivo principal se cumplió al ver aparecer una pareja de bigotudos en un rincón en el que también se veían pechiazules y bisbitas alpinos.


Bigotudo (Panurus biarmicus) hembra

Bigotudo (Panurus biarmicus) macho

Bigotudo (Panurus biarmicus) macho

Poco más se pudo hacer en las Las Tablas, sobre todo porque además de la niebla empezaron a llegar las predecibles tandas de visitantes gritones y la combinación era nefasta. En la laguna de Navaseca el panorama no era mejor, la niebla era incluso peor y tuve que aceptar que no se disiparía y se echaba a perder el plan.
No fue todo negativo, saqué un repertorio digno de especies e incluso algunas aves se dejaron ver de cerca de manera que el efecto de la niebla tuvo menos impacto, sobre todo con unos calamones que prácticamente hacían como si yo no estuviera allí.



Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)

Malvasía (Oxyura leucocephala)

Conejo (Oryctolagus cuniculus)

Pechiazul (Luscinia svecica)

Cuchara (Anas clypeata)

Grullas (Grus grus)

Gallineta (Gallinula chloropus)

Ánades frisos (Anas strepera)

Zampullín chico (Tachybaptus ruficollis)

Patos colorados (Netta rufina)

Ánsar común (Anser anser)

Malvasía (Oxyura leucocephala)

Calamón (Porphyrio porphyrio)

Calamón (Porphyrio porphyrio)



Fui capaz de permanecer allí hasta el mediodía, momento en el que decidí que mejor sería abortar el plan original y regresar a Jaén haciendo una parada en Despeñaperros para disfrutar un poco de la fauna de Sierra Morena y la decisión no pudo ser más acertada.



Buitre negro (Aegypius monachus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitres leonados (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Además de los buitres que acabáis de ver también aparecieron en la distancia unas cabras monteses, pero lo mejor fue cuando escuché los reconocibles reclamos del acentor alpino en el desfiladero y acabé por ver tres ejemplares desde bastante cerca. Y es que conocer los reclamos de las aves es algo muy importante para detectar especies en determinados ambientes.


Cabra montés (Capra pyrenaica)

Cabras monteses (Capra pyrenaica)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentores alpinos (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Otro reclamo, esta vez bien conocido por los observadores de aves, fue el del águila imperial cuando vi dos ejemplares adultos invitando a un jovenzuelo a marcharse de sus dominios. Añadamos la nota ruidosa de los rabilargos, siempre tan gamberros.


Águila imperial (Aquila adalberti) joven

Águila imperial (Aquila adalberti) adulta

Rabilargos (Cyanopica cyanus)

No sé si realmente fue un fiasco la salida, por una parte fue decepcionante no poder disfrutar plenamente de Daimiel pero el repertorio total fue una maravilla con tal variedad y calidad de especies. No todos los días ve uno en la misma jornada calamones, águilas imperiales, malvasías, acentores alpinos y bigotudos.
Por si fuera poco, al llegar a mi pueblo (Bailén) vi un grupo de alcaravanes en un campo sin cultivar. Pocas jornadas tan variadas habré tenido.


Alcaraván (Burhinus oedicnemus)





No hay comentarios:

Publicar un comentario