sábado, 12 de agosto de 2017

Variedad jiennense




Reconozco que en las últimas semanas no salgo a bichear la mayoría de días, aunque dentro de poco habrá un giro de acontecimientos que en su momento descubriréis, no estropearé la sorpresa a quien no lo sepa...

Pero algo he ido sacando, es inevitable en mí. En Despeñaperros siempre se puede disfrutar del vuelo de aves rapaces como el águila calzada (Hieraaetus pennatus), el buitre leonado (Gyps fulvus) o el milano negro (Milvus migrans), y otra buena baza siempre fueron los odonatos, pero la horrible sequía de este año ha aniquilado un arroyo que siempre me daba muy buenos resultados y ahora mismo solamente puedo mostrar el zigóptero Lestes viridis muy a mi pesar.








Continuando con Sierra Morena doy paso a la Sierra de Andújar, donde no puedes volver a casa sin haber visto cérvidos. Los gamos (Dama dama) y los ciervos (Cervus elaphus) no fallaron y los he visto en números elevados incluso para lo que yo estoy acostumbrado.










Desde luego que las aves también destacaron. Por ejemplo vi abejarucos (Merops apiaster), mochuelos (Athene noctua) y esa joya de nuestra fauna que es el águila imperial ibérica (Aquila adalberti). Otras especies fueron los buitres leonados y negros, arrendajos, rabilargos, currucas rabilargas, alcaudones comunes, perdices, etc...





Para cambiar un poco de aires me acerqué a un par de tardes a puntos de agua que suponen verdaderos oasis en medio de la aridez del olivar. La Laguna Grande de Baeza está totalmente seca y sólo hay agua en la parte destinada al abastecimiento del regadío, así que me pude olvidar de pensar en aves acuáticas en paso migratorio. No obstante, tanto en su entorno como en los campos de labor de los alrededores pude ver un joven martinete (Nycticorax nycticorax), galápagos leprosos (Mauremys leprosa), oropéndolas (Oriolus oriolus) y abubillas (Upupa epops).

Los cultivos de regadío de la zona son un alivio frente a la visión monótona del olivar y atraen a no pocas aves que también gustan de los bosquetes de ribera adyacentes. Junto a verdaderas bellezas como son la tórtola común (Streptopelia turtur) y el abejaruco (Merops apiaster) se pueden encontrar especies como el elanio azul (Elanus caeruleus) y la carraca (Coracias garrulus). Muy buenos complementos a la fauna serrana que observo más a menudo, y además es altamente satisfactorio que este verano por fin estoy pudiendo ver en condiciones las carracas de Jaén.












El embalse del Guadalén también ha sufrido la devastadora falta de agua y su capacidad se ha visto muy mermada. En sus fangosas orillas se movían chorlitejos chicos (Charadrius dubius) junto a andarríos chicos y cigüeñuelas, y también fue escenario como en la Laguna Grande de avistamientos de especies muy apreciadas por los observadores de aves, tal es el caso del alcaraván (Burhinus oedicnemus) y la ortega (Pterocles orientalis).

La sorpresa de la jornada llegó al atardecer cuando un joven flamenco (Phoenicopterus roseus) apareció volando a ras de agua para posarse en un lugar fuera de mi alcance visual, y más tarde al salir volando al ocaso junto a las grajillas.










Podéis ver que no exageraba al poner título a la entrada, personalmente me ha encantado haber visto cerca de mi pueblo especies tan dispares como el flamenco, el águila imperial o la carraca, pero ya veréis lo que se avecina... esta tarde estaré rodeado de aves acuáticas en un lugar que frecuentaba mucho el año pasado, y mañana intentaré quitarme una espinita que tengo clavada con una especie pendiente. ¡Pero todo a su momento!







4 comentarios:

  1. Madre mía Carlos, tus fotografías son impresionantes. Imagino que vas solo a bichear, porque con gente a veces es imposible ver todo eso.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo ir solo casi siempre, tenemos la fauna tan escarmentada que se hace esencial llamar la atención lo menos posible, puf.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Pedazo salidas amigo mio. Eres un fenómeno. Un fuerte abraso de linse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que este verano he salido bastante menos que en años anteriores, pero ya estoy otra vez en racha sinegética.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar