domingo, 4 de junio de 2017

La Sierra de Segura en imágenes y sonidos, 2ª parte




Hace nada que hemos estrenado el mes de junio y llego ahora con una publicación sobre el mes de abril, pero hay un buen motivo para no haber publicado esto antes. En semana santa se vino José Carlos Sires de visita a la Sierra de Segura para repetir la buena experiencia que se llevó grabando reclamos de aves y paisajes sonoros (pinchad aquí para recordar su anterior visita de octubre), además de buscar localizaciones para un proyecto mayor del que ya hablaré en su momento.
Es por esto que la entrada de blog ha quedado esperando, José Carlos ha andado muy ocupado y desde luego yo no iba a publicar esto sin complementarlo con los audios que fue consiguiendo, mucho mejores que los que yo he grabado estos meses atrás por mi cuenta.

Conozcamos primero nuestros escenarios. Desde mi hogar en Cortijos Nuevos hemos ido a otros pueblos como Hornos de Segura y Siles, siempre fotogénicos en el paisaje serrano, además de Pontones aunque salga sin fotografiar.
En esta ocasión la sierra estuvo mucho más pródiga en sonidos con las aves cantando a pleno rendimiento, a diferencia de nuestras salidas otoñales con no pocos momentos en los que no se escuchaba nada de nada. Sirvan como introducción estos dos paisajes sonoros que vienen de perlas para que os hagáis una idea de lo que supone la primavera segureña:


 






Antes de que entremos en faena con las aves y sus cantos, conviene recordar lo generosa que es esta sierra con otros grupos de animales y con la flora. Sin ir expresamente buscando orquídeas me encontré con Ophrys lutea, Ophrys speculum, Ophrys incubacea, Orchis papilionacea, Orchis cazorlensis y Orchis olbiensis, y tuvimos algunos buenos encuentros con ciervos (Cervus elaphus) y cabras montesas (Capra pyrenaica).










El Tranco



Siles



Los ecosistemas acuáticos aportaron el toque herpetológico con una culebra viperina (Natrix maura), ranas comunes (Pelophylax perezi) y ranitas meridionales (Hyla meridionalis). Como curiosidad, José Carlos oyó en unas zarzas el reclamo de lo que parecía una buscarla pintoja en migración mientras estábamos en el río Madera, pero no podemos asegurarlo.










Pasemos ya al plato fuerte. Donde más material sonoro conseguimos fue en la altiplanicie de los Campos de Hernán Perea y sus alrededores, a José Carlos le encantó el paraje la otra vez y desde luego quiso repetir.
De fauna no "pajaril" puedo ir mostrando un muflón (Ovis musimon), una ardilla (Sciurus vulgaris), un lagarto ocelado (Timon lepidus) y un escarabajo tigre (Cicindela maroccana), y de aves voy a empezar con algo tan especial como los reclamos del verderón serrano y del colirrojo real.



















Pero entremos más de lleno aún con las aves. En las fotos sólo muestro una totovía (Lullula arborea), un cuco (Cuculus canorus), chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) y aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris), pero con los audios aparecerán muchas más especies.

Dejar colocada una grabadora es una buenísima manera de enterarte de qué aves merodean una zona, ya que en ausencia del temido ser humano se comportan con más naturalidad y hemos podido grabar por ejemplo la curruca tomillera y una curruca mirlona que supuso una sorpresa. Yo hasta ahora sólo he visto una única mirlona en esta sierra, pero tampoco hay garantías de que no fuese un ejemplar en paso.

Otras aves grabadas son la abubilla (hasta cuatro al mismo tiempo), el cuco con su cortejo, el arrendajo, el carbonero común, el agateador, el escribano soteño, el pardillo, el piquituerto o el petirrojo.

























Las aves rapaces fueron, una vez más, uno de los mayores atractivos. Aquí tenemos por ejemplo a los buitres leonados (Gyps fulvus) atraídos por una oveja muerta, un ratonero (Buteo buteo), una cantarina pareja de águilas calzadas (Hieraaetus pennatus) y la magnífica aparición sorpresa de los quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) conocidos como Rayo y Estela. ¿Serán la tercera pareja del parque natural cuando alcancen mayor edad?
No tengo ninguna fotografía aceptable de las culebreras vistas durante esos días, pero sí que tenemos un audio de sus reclamos, cosa que he de decir que me encantó.















Lo hemos hecho, de nuevo conseguimos unir mis imágenes con sus audios en una entrada del blog y creo que ayuda a representar mejor lo que supone pasear por esta serranía.
No está de más un audio más como broche final junto a esta escena con el Yelmo sobresaliendo sobre las siluetas calizas al ocaso.








2 comentarios:

  1. Esta entrada está maravilhosa! Fiquei encantada com os sons da natureza e seus elementos mais lindos! Um luxo de reportagem! Muita beleza e conhecimento em forma de entretenimento à distância... obrigada por compartilhar.
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que incluir sonidos da una nueva dimensión a estas publicaciones, así se tiene una imagen más viva de lo que son estos bosques y montañas.
      ¡Saludos!

      Eliminar