martes, 17 de enero de 2017

Quebrantahuesos en el Puntal de las Buitreras





La primera vez que subí al Puntal de las Buitreras quedé encantadísimo, pero aquella vez se iba a echar encima el anochecer y me prometí volver con mucho más tiempo por delante, me pareció necesario para poder disfrutar mejor aquellas panorámicas tan brutales que me permito empezar a mostrar con esta imagen inicial de arriba.

El día 10 de diciembre me puse en marcha, no sin hacer unos cuantos altos en el camino para ver mejor a animales como jabalíes (Sus scrofa), cornejas negras (Corvus corone) y colirrojos tizones (Phoenicurus ochruros).







Fui desde Despiernacaballos (un topónimo muy apropiado, adivinaréis el motivo) como la vez anterior, sin ver mucho que digamos durante el trayecto forestal entre pinos y cedros de repoblación, cosa que cambió al conseguir altura y divisar la caseta de vigilancia de La Campana y la mole del Yelmo, picos de la Sierra de Las Villas como el Blanquillo y el Caballo Torraso, sierras albaceteñas con el Calar de la Sima destacando, los tajos del cañón del Zumeta y la granadina enormidad de La Sagra.











Una vez en la cima tuve al otro lado del valle del Segura el prominente Puntal de la Misa, que podéis recordar viendo esta otra entrada, viendo a los buitres leonados (Gyps fulvus) volando por aquella parte en lugar de en los cortados donde yo me encontraba.
Me dejó un poco disgustado porque precisamente uno de los grandes atractivos de este lugar es ver a los buitres volar de cerca, incluso bajo tu posición, pero ninguno dejaba de verse a lo lejos ni tampoco tenía pinta de que fuera a aparecer el águila perdicera de la otra vez.






Los buitres no colaboraron en esta primera parte de la jornada, y un bando de acentores alpinos me la jugó al reclamar y volar fuera de mi alcance, pero allí estaba yo ante esta magnífica visión del río Segura represado en el embalse de Anchuricas entre grandes cortados calizos.... cortados que de pronto fueron sobrevolados por una gran rapaz que al instante supe que no era un buitre leonado, porque un inesperado quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) llegó de frente y me pasó por delante brindándome algunas de las mejores imágenes que tengo de esta emblemática especie.

Además, fue de interés por más motivos. El primero por tratarse de Marchena, aquella hembra que tuvo el honor de ser el primer quebrantahuesos que avisté (allá por agosto), y en segundo lugar porque documenta la costumbre que tienen estas aves de darse baños de barro que tiñen de tonos anaranjados su plumaje. Observad bien que tiene el pecho y el vientre empapados.









Ya había merecido de sobra la pena ir hasta allí, pero todavía me quedaba tiempo para disfrutar de aquel día que fue casi primaveral en temperaturas, tanto que las mariposas almirante rojo (Vanessa atalanta) salieron de su letargo para volar y asolearse en las piedras.
Los buitres al fin se dignaron a acercarse más y los vi remontando térmicas junto a otras aves como cuervos (Corvus corax), chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) y un gavilán (Accipiter nisus).


















No fue desde luego lo único visto durante aquel día, además de los mencionados acentores alpinos también vi el habitual elenco de aves forestales como zorzales charlos, piquituertos, herrerillos capuchinos, carboneros garrapinos, etc...
Al regresar se me ocurrió desviarme al Cerro de Los Puestos, también afeado con antenas como el Puntal de las Buitreras pero con buenas vistas hacia La Sagra y el valle del Zumeta con los tonos del atardecer, no sin un último avistamiento de fauna con unos ciervos (Cervus elaphus) para rematar la salida.











6 comentarios:

  1. Impresionante el quebrantahuesos!! Se trata de un ejemplar del programa de reintroducción de la especie imagino No?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es una hembra que liberaron en 2012 y actualmente está emparejada en un territorio, si la cosa sigue adelante será la segunda hembra en criar después de tantos años.
      Si te fijas en la última foto, se ve la antena del transmisor. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues ya verás más adelante, a esta misma hembra me la he encontrado 3 veces más en lo que llevamos de mes...

      Eliminar
  3. ¡Que guapo el buitre leonado!
    Vale, es broma...Y el quebranta también por supuesto. Te ha quedado de cine.
    Espero que todo vaya bien y la pareja, si salva la mala baba de tanto bastardo escopetero, llene estos fantásticos parajes rocosos de su descendencia.
    Todo un lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, con lo guapos que son también los buitres leonados.
      De momento está confirmado que la otra pareja oficial de Andalucía ha hecho ya una puesta, sería su segundo pollo si todo sale bien.
      ¡Saludos!

      Eliminar