lunes, 14 de noviembre de 2016

Piedra del Cambrón






En muchas de mis entradas de la Sierra de Segura ha aparecido la Piedra del Cambrón como elemento paisajístico muy recurrente, con sus formas de flan pétreo que destacan sobremanera en las vistas que gozo desde distintos puntos de la sierra. Pues toca hoy verla de cerca y no sólo en el paisaje, porque estrené el mes de noviembre haciendo la ruta que sube hasta su cumbre de 1.552 metros desde la aldea albaceteña de El Bellotar.
Sí, habéis leído bien, desde Albacete, porque esta mole pétrea está dividida por la frontera entre Andalucía y Castilla-La Mancha, teniendo en su cima dos casetas de vigilancia distintas para Jaén y Albacete.
No es lo único curioso a destacar, también como anécdota resulta que en realidad se llamaba originalmente Piedra del Cabrón (por la presencia de grandes machos de cabra montés), hasta que a alguien con muchos remilgos se le ocurrió cambiarle el nombre por algo más decoroso. Así queda recogido en el "Libro de la montería" de Alfonso XI:


«Los Fitueros de la Dehesa de Albaladejo, que es en Val de Segura, et las Vecedillas con la Foya del Oso, es buen monte de oso en verano. Et son las vocerías la una Bayena ayuso faste el Ojuelo de Bayona de la otra parte catante las cañadas de Donoria; et la otra por el carril de la Peña del Cabrón fasta la Laguniella. Et es el armada el puerto de Villotar con la Peña del Oso».


Vemos que, además, nos sirve para saber de la antigua presencia de osos en la sierra, a los que también citan en otros sitios con presencia en este blog, como El Yelmo, Peñalta o el Valle del Segura. Pero veamos lo que aún queda con vida de nuestra maltrecha fauna, en uno de esos lugares de transición del pinar a los cultivos y sotos vi lo querenciosos que son para distintas especies de aves, por ejemplo los petirrojos (Erithacus rubecula) brindando su precioso canto otoñal y los cicleos de una pareja de águilas reales (Aquila chrysaetos).














Inicié el sendero de ascenso ya en territorio jiennense (aunque en las fotos que he puesto aparecen vistas albaceteñas), viendo en el camino las huellas de una garduña (quién me diría que una semana más tarde fotografiaría la de la entrada anterior) y las boscosas vistas que pronto se tornan en una desolada superficie rocosa en la cima.









Por un lado estaba la caseta de vigilancia andaluza, dando amplias panorámicas hacia picos como El Yelmo y Peñalta, el pueblo de Torres de Albanchez, la aldea de Onsares y el valle del río Onsares.












Y en el lado opuesto la caseta de vigilancia manchega, dando vistas a agrestes sierras en las que destacan El Padroncillo, La Sarga y Las Almenaras, viéndose también la cuarcítica Sierra del Relumbrar con Albaladejo detrás.









Al fondo a la derecha el enorme Calar del Mundo



La fauna no era abundante allí arriba, eso lo sabía de antemano, aunque fueron especies sin duda muy montaraces como las chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax), los buitres leonados (Gyps fulvus) y las cabras montesas (Capra pyrenaica). También fue destacable encontrar un ratón de campo a plena luz del día que no tardó en esconderse en los piornos.











Pero sabía que en esta época había un premio ornítico allí arriba. Entre algunos bisbitas comunes (Anthus pratensis) y los muchos colirrojos tizones conseguí empezar a ver algunos de los acentores alpinos (Prunella collaris) que llegan a estas sierras para invernar. Al principio eran pocos, pero con paciencia y sentándote en un lugar estratégico para esperarlos, llegué a ver más de 25 al mismo tiempo. Fue de lo más entretenido seguir sus forrajeos al estilo gorrión y los vuelos de sus bandos con esos reclamos tan característicos que siempre los delatan.
Quisiera comentar que no es la primera cita que tengo de ellos esta temporada, pues el viernes 28 y el domingo 30 de octubre también vi y oí algunos en otros dos puntos de la sierra, pero ésos se quedaron sin fotografiar.


















Una salida muy bonita para comenzar noviembre, con excelentes paisajes de esta sierra que no entiende de comunidades autónomas y algunos avistamientos interesantes de fauna serrana.








No hay comentarios:

Publicar un comentario