sábado, 24 de septiembre de 2016

Río Borosa - Embalse de Aguas Negras





La ruta del río Borosa es sin duda una de las más populares del P.N. Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Era una visita que por lo tanto quería hacer con mis dos hermanos aprovechando los últimos días tranquilos de agosto en los que mucha gente vuelve al trabajo y no está aquello tan masificado, pues no en vano es el mayor inconveniente que tiene un paraje tan bonito al llenarse de visitantes gritones (y sucios en muchos casos).

Elegimos precisamente el 31 de agosto, un día entre semana que se podría presentar adecuado saliendo bien temprano, y así fue cuando llegamos prácticamente en solitario mientras íbamos viendo los primeros animales como por ejemplo ciervos (Cervus elaphus), ardillas (Sciurus vulgaris) o arrendajos (Garrulus glandarius).








Si en la anterior entrada hablé de agua, aquí va a tener ya su apoteosis, pues es la ruta de los saltos de agua y de las cascadas. En sus limpias aguas viven joyas fluviales como el mirlo acuático (Cinclus cinclus) y la trucha (Salmo trutta), y también se veían otros pequeños animales como lagartijas colilargas (Psammodromus algirus) y mariposas del madroño (Charaxes jasius).




Arroyo de las Truchas









Normalmente la gente sólo da un paseo por la senda junto al río y llega hasta la Cerrada de Elías (en la primera foto de la entrada, la famosa pasarela de madera sobre el río), pero se puede alargar haciendo una verdadera rutaza de unos 10 km (sólo ida) pasando por el túnel a través del Picón del Haza junto a las cabras montesas (Capra pyrenaica) y bajo el vuelo de numerosos buitres leonados.
La pena, la única que se le pudo sacar a aquel día tan completo, es que en verano no hay ni gota de agua en lo que en otras fechas más adecuadas se convierte en grandes y espectaculares cascadas, pero así tendré motivo para volver allí en otro momento.









Así llegamos hasta el embalse de Aguas Negras con su atractivo aspecto de lago de montaña, viendo más fauna asociada a estos medios como los calandinos (Squalius alburnoides), los odonatos Cordulegaster boltonii y Platycnemis latipes o una culebra viperina (Natrix maura).

Sobre los odonatos, también volaban por allí otras especies sin fotografiar como Anax imperator o Boyeria irene, y otras más que ni pude identificar al no parar quietas, y también aprovecho para decir que la identificación de los peces no es segura.











Ya que he resaltado más arriba la Cerrada de Elías como uno de los puntos más famosos y estéticos del recorrido, vuelvo a colocar una fotografía con su conocida pasarela y además agregando que allí podemos ver interesantes endemismos como la grasilla (Pinguicula vallisneriifolia) y la lagartija de Valverde (Algyroides marchi).











Nos alegramos del madrugón porque hicimos una ida muy tranquila mientras que en el camino de vuelta fuimos viendo ya numerosos excursionistas dando la nota con sus griteríos y metiéndose en el río a bañarse (los avistamientos de mirlo acuático disminuyeron drásticamente como es natural), destacando sobre todo las dos personajillas que fueron para hacerse "fotos de sirenas" en el agua y luego se marcharon fumando.
Como buen broche final aquí quedan dos castillos que pueden verse durante el trayecto hasta allí, el de Bujaraiza y el de Hornos de Segura.








8 comentarios:

  1. Una maravilla de lugar que visitaras con más agua. Eso te lo aseguro😉.
    Un abrazote de linse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con más agua y compañía sinegética.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  2. Pedazo de ruta. Un precioso lugar. Un saludo linse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, esto se merecía hacerle una entrada en condiciones porque el sitio es espectacular.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Hola Carlos,

    interesante el sitio y exprimido al máximo, como siempre haces. ¿Las de la lagartija están con el macro? Pronto te cuento noticias que me llegarán desde Martín Iglesias ;)

    Salu2 Linse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usé el macro con la lagartija que está regenerando la cola (a la otra la saqué con el teleobjetivo porque estaba fuera de mi alcance).
      Uhhhhh, deseoso de ir viendo esas noticias en fotos :D
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Un paraje de lo más interesante y bello, gran reportaje amigo. Un fuerte abrazo desde Castro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los casos en los que la fama es bien merecida, y eso que no he podido ver sus pedazo cascadas.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar