sábado, 16 de abril de 2016

Guiando por Doñana por tercera vez





La entrada anterior no es el último capítulo de mis andanzas por Doñana en compañía de amigos, a primeros de mes le tocó el turno a Ismael para disfrutar de la riquísima naturaleza sureña con las aves de los humedales como plato fuerte.

Llegó a Los Palacios el viernes 1 por la tarde, pudiendo acercarnos un rato al Brazo del Este como primera toma de contacto con la extraordinaria ornitofauna de aquí; pero las salidas a lo grande empezaron al día siguiente, repitiendo el mismo plan que con Ramón y Silvia al tener como destinos las Salinas de Bonanza por la mañana y el Brazo del Este por la tarde.

La semana anterior comentaba lo poco que se veían las limícolas pequeñas en las salinas, y justo a nosotros nos tocó un buen paso migratorio de correlimos zarapitines (Calidris ferruginea) junto a sus primos los correlimos menudos (Calidris minuta) y comunes (Calidris alpina), todos ellos vistos a buena distancia y con buena luz, por suerte tal como yo quería que mi invitado los viera. También pululaban por las orillas los chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula) bajo el vuelo grácil de las canasteras (Pratincola glareola), y vimos otras especies como avocetas, agujas colinegras, chorlitejos chicos, un zarapito trinador o archibebes comunes y claros.















Las canasteras fueron una especie nueva para Ismael, así como también las gaviotas picofinas (Larus genei), tan bonitas con su mejor plumaje ahora mismo, comiendo en los mismos lugares que los flamencos (Phoenicopterus roseus).
Otras especies interesantes fueron una pagaza piquirroja (muy lejos y fugaz, una vez más), varias pagazas piconegras, tarros blancos y un águila pescadora (Pandion haliaetus) que nos sobrevoló bastante cerca después de haber estado patrullando la zona en busca de pesca. Y no faltaron especies más comunes en otros sitios pero no por ello menos bonitas, como la lavandera boyera (Motacilla flava) y la garceta común (Egretta garzetta).














A Ismael le apetecía ver las malvasías que hay en la cercana laguna del Tarelo y nos acercamos dándolas por seguras, pero nos fallaron las muy malditas... aunque a cambio nos llevamos la maravillosa sorpresa de encontrar una colonia de cría con espátulas, martinetes y garcillas cangrejeras y bueyeras, ¡no me lo esperaba! Fue toda una satisfacción toparnos con una de las famosas pajareras de Doñana, aunque a escala reducida, claro.






A mediodía nos volvimos a Los Palacios para ponernos gordacos comiendo cosas ricas, y nos dimos una vuelta por las afueras viendo orquídeas Ophrys speculum (las fotos me las reservo para una futura entrada del pueblo).

Así nos fuimos para el Brazo del Este en el momento óptimo para disfrutar de la luz buena en los mejores puntos de observación. Al poco de llegar tuvimos buena cantidad de patos colorados (Netta rufina), flamencos, espátulas (Platalea leucorodia), agujas colinegras (Limosa limosa), algunas pagazas piconegras (Gelochelidon nilotica), un bonito macho de aguilucho cenizo (Circus pygargus), garcillas cangrejeras (Ardeola ralloides) y un águila pescadora dejándose ver muy bien.

















La lista de especies fue desde luego mayor, incluyendo moritos, calamones, garzas imperiales y reales, garcetas grandes, fumareles cariblancos (con uno que dimos por común), avocetas, archibebes oscuros, águilas calzadas, aguiluchos laguneros, combatientes, el alimoche que ya conocéis, etc...
Dos especies particularmente interesantes para los observadores de aves fueron las dos polluelas pintojas (Porzana porzana) que ya vi días antes y el híbrido de garceta dimorfa con garceta común, que allí seguía después de meses sin saber nada del animal.

Al día siguiente nos fuimos a Grazalema para ver orquídeas, paisajes agrestes y lo que se terciara, pero he decidido incluirlo en una entrada aparte porque esa mañana resultó ser de lo más provechosa... y porque la sierra es mi medio natural, eso lo sabéis de sobra. ¡Será la próxima publicación!











2 comentarios:

  1. Pues sí, has sido un muy buen guía enseñándome las salinas de Bonanza y el Brazo Este con toda su avifauna. Además, me has mostrado algunas de mis peticiones más ansiadas: gaviotas picofinas, canasteras, limícolas en las salinas, etc. Además, ver una cópula de espátulas, el par de polluelas pintojas y la garceta híbrida suman un plus a ese día y medio de humedales. Espero que no empieces a cobrar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos salió muy bien la jornada, y verás cuando ponga la mañana que pasamos en la sierra, vimos muchas cosas chulas en todos los sitios a los que fuimos y quedó muy completito el finde.
      Nah, seguirá siendo gratis para quienes vengan a verme :D

      Eliminar