martes, 19 de abril de 2016

Grazalema primaveral





Esto que muestro hoy es la continuación cronológica de la anterior entrada, cuando Ismael vino a Los Palacios a pasar el fin de semana viendo una buena muestra de la naturaleza de Sevilla y Cádiz.

Tras el día de humedales entre Bonanza y el Brazo del Este teníamos previsto ir a la Sierra de Grazalema para pasar la mañana buscando orquídeas y lo que se terciara, pero antes de ello he querido aprovechar para incluir unas fotos de primeros de marzo que se me van quedando en el tintero, y que aquí encajan de lujo por tratarse precisamente de orquídeas de Grazalema.

Vi unas cuantas colmenillas al poco de llegar al río Majaceite, y no tardé mucho en encontrar las primeras orquídeas, que encima resultaron de una especie nueva para mí: la Ophrys bombyliflora.
También muchísimas Ophrys fusca y algunas Ophrys lutea completaron el repertorio.













Se vieron también artrópodos como la mariposa de los olmos (Nymphalis polychloros), la araña Xisticus robustus y el escarabajo estercolero (Copris hispanus).
Entre las aves, además del canto de chochines y reyezuelos listados, se veían muchos buitres leonados, y entre ellos vi la primera culebrera (Circaetus gallicus) de la primavera (recordad, esto fue a primeros de marzo, el día 8).







Y ahora sí nos metemos de lleno en la salida que hice con Ismael el día 3 de abril, partiendo desde El Bosque hasta el Puerto de las Palomas.
Una paradita en el río Majaceite me permitió ver que cambió algo la cosa desde mi anterior visita, estando ahora todo lleno de Ophrys speculum, que tomaron el relevo de las más abundantes junto a Ophrys lutea mientras que Ophrys fusca ya estaban muy secas (por ello no hice ninguna foto de ellas), pero en cambio sí quedaban bastantes Ophrys bombyliflora muy frescas.







En cunetas y taludes fuimos viendo otras especies bien bonitas: Orchis italica, Orchis olbiensis, Orchis champagneuxii y Aceras Antropophorum (siendo una fantástica novedad esta última).









La fauna más pequeña estuvo muy bien representada. Pudimos fotografiar bien a la inquieta limonera (Gonepteryx rhamni), una culebra viperina (Natrix maura), una lagartija andaluza (Podarcis vaucheri) y un par de culebrillas ciegas (Blanus mariae).







Así como también pudimos disfrutar de la fauna de mayor porte. De rapaces vimos (además de muchos buitres leonados y una culebrera) una pareja de águilas calzadas (Hieraaetus pennatus) encelada con el macho reclamando sin parar y haciendo picados, y el buitre negro (Aegypius monachus) conocido como Fugitivo, un ejemplar de Huelva que fue llevado a un CREA siendo pollo y se instaló en Grazalema tras ser liberado, y desde entonces sigue aquí en vez de regresar a Sierra Morena... o al menos pienso yo que debe ser ese ejemplar, siendo el buitre negro un ave que no cría aquí y con la coincidencia de haberlo visto justo en el lugar donde se lo suele avistar.

De mamíferos vimos bien un grupo de cabras montesas (Capra pyrenaica) y tres ciervos (Cervus elaphus), completando así una visita serrana completísima para mi gusto, con todos los ingredientes que hacen que este medio sea mi predilecto a todas luces.









6 comentarios:

  1. Esas culebrillas ciegas, quien las pillara. Otro magnífico reportaje Carlos, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues cualquier día! Fíjate, yo el año pasado estuve tras ellas sin éxito, y ahora hasta me las encuentro bajo escombros en el mismo pueblo donde vivo.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Qué fin de semana más variado que tuvimos por aquellas tierras. La verdad es que Sierra de Grazalema lo merece, y al menos para mí, hasta ahora ha sido una gran desconocida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos dio tiempo a hacer de todo, espero de verdad que te gustara lo que vimos. Me ha venido muy bien este curso para ir conociendo Grazalema y Los Alcornocales, y tenía muchas ganas de que tú también tuvieras ocasión de verlo.

      Eliminar
  3. Interesante colección de orquídeas, todas realmente muy llamativas. Y, como dice Germán, también me quedo además, con las curiosas culebrillas ciegas que hace infinidad de tiempo que no cato ni una.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las orquídeas se convirtieron para mí en un aliciente más para campear en primavera, estos meses son los que más me gustan del año y se saca muchísimo jugo a las salidas de campo.
      ¡Saludos!

      Eliminar