miércoles, 9 de marzo de 2016

Extremeños por Doñana




Los días 20 y 21 tuve la gran alegría de ver a mi amigo Jero Milán en tierras andaluzas, ya que vino junto a su familia y dos amigos extremeños a conocer en persona la fascinante y rica avifauna de Doñana.

Para ello estuvieron alojados en El Rocío, desde donde les fui guiando el sábado 20 por la Doñana sevillana, por conocerla yo mejor que la parte de Huelva. Empezamos a la manera de mi recorrido clásico (y el de la mayoría de gente que vine aquí) teniendo como inicio la Dehesa de Abajo con martinetes (Nycticorax nycticorax), las cigüeñas blancas (Ciconia ciconia), los calamones (Porphyrio porphyrio) y los patos colorados (Netta rufina). Como curiosidad, entre los patos colorados había un ejemplar de coloración extrañamente clara... ¿leucismo tal vez?









Un simpático mochuelo (Athene noctua) nos dio la bienvenida al ir internándonos por los campos de Doñana, donde las especies más suculentas no quisieron colaborar ese día en cuanto a cercanía; hablo de especies como las cigüeñas negras (Ciconia nigra), nuevamente los martinetes, las grullas (Grus grus) o los flamencos (Phoenicopterus roseus), aunque una focha moruna (Fulica cristata) del centro de visitantes José Antonio Valverde sí que quiso dejarse querer.










Las rapaces estuvieron muy bien representadas, empezando por las habituales como el milano real (Milvus milvus), el ratonero (Buteo buteo), la culebrera (Circaetus gallicus), el aguilucho pálido (Circus cyaneus) y el águila pescadora (Pandion haliaetus), aunque claramente unos suelen dejarse ver mucho más que otros.










A estas otras rapaces ya en cambio no me las esperaba, sobre todo por ir juntas, pues en las mismas térmicas donde planeaban los buitres leonados aparecieron una joven águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) y dos pajizos de águila imperial (Aquila adalberti). Por si no fuera bastante toque "serrano", Jero tuvo buen ojo al ver un par de gamos (Dama dama) entre la exuberante vegetación florida.




Persiguiendo a un cuervo







Quisimos pasar el atardecer en la Dehesa de Abajo antes de marcharnos, a ver si pudiéramos pillar las siluetas de los bandos de flamencos con el naranja del ocaso, pero no quiso el devenir que así fuera, estando las aves muy apartadas y unos nubarrones llegando inoportunamente.
Pero allí estaban las famosas cigüeñas blancas de la enorme colonia sobre acebuchal, la araña Lycosoides coarctata junto a orquídeas Ophrys tenthredinifera (las primeras del año para mí) y los flamencos como nadando sobre cobre fundido.











El domingo 21 nos encontró al amanecer en la laguna del Rocío, viendo las aves pasando a colorearse conforme el sol emergía para iluminarlas. Aquí tenemos por ejemplo un ánade rabudo (Anas acuta), una aguja colinegra (Limosa limosa), ánsares comunes (Anser anser), espátulas (Platalea leucorodia), cercetas comunes (Anas crecca) y flamencos.












Esta parte de Doñana apenas la conocía, así que me tocó ir viéndola mejor desde el centro de La Rocina, donde dimos un paseo por sus pasarelas y observatorios viendo aves como moritos (Plegadis falcinellus), calamones, zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis) o reptiles como la lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus).










Desde allí nos fuimos al palacio del Acebrón, con su interesante exposición sobre la vida en la marisma, y la oportunidad de macrear insectos como un escarabajo pelotero y las mariposas arlequín (Zerynthia rumina) y de los muros (Pararge aegeria).

La última parada antes de despedirnos en El Rocío fue en Matalascañas, para que la familia de Jero pasara un rato disfrutando del mar mientras nosotros intentábamos en vano encontrar algún camaleón, aunque al menos sí que vi de casualidad una ranita meridional (Hyla meridionalis) encaramada a un arbusto entre dunas.














Os despido con el lince ibérico que vimos por los pinares de Doñana... lince de peluche, ¡porque de carne y hueso desde luego no vimos ninguno! Espero, Jero, que disfrutaras mucho de la eterna primavera del sur, porque yo desde luego disfruté de vuestra compañía, y pronto os veré a muchos de vosotros en Monfragüe.






6 comentarios:

  1. Todo un lujo de entrada maestro!!! Me encanta la diversidad de especies que habéis disfrutado en esa maravilla de entorno, joya de nuestra península. A ver si pronto puedo acercarme por allí!!
    Enhorabuena por la entrada, mostro!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias!! Pues ya sabes, aquí tienes guía gratis para ver el pajareo de Doñana cuando quieras.

      Eliminar
  2. Menudo serial, me llama la atención la lagartija cenicienta, no la he visto nunca y es una pasada de bicho. Un abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También suele andar por estos sitios arenosos la lagartija colirroja, pero ésa me lo pone más difícil de momento para pillarla.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que decirte amigo mio. Solamente volver a darte las gracias por tu trato y por ser el mejor guía sinegetico que conozco. Lo pasamos en grande. Entrados del 15. Un abraso felino, nos vemos mañana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy sencillo dar este trato a buena gente como vosotros, sale natural del todo. No podemos decir que no lo pasamos como cosacos, cambio de rueda incluido.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar