jueves, 17 de diciembre de 2015

Limícolas y más en la Salinas de Bonanza




Recuperemos para el blog una salida de hace casi un mes, del 21 de noviembre, en la que pasé la mañana en las Salinas de Bonanza para intentar disfrutar de las limícolas y las demás aves que se pusieran a tiro.

En efecto estuvieron muy presentes las limícolas en el carril de acceso junto a las salinas, sobre todo los correlimos con tres especies: tridáctilo (Calidris alba), común (Calidris alpina) y menudo (Calidris minuta), junto a chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula), andarríos grandes (Tringa ochropus), archibebes comunes (Tringa totanus) y los vuelvepiedras (Arenaria interpres), siendo esta última especie por fin estrenada en el blog pese a no ser para nada la primera vez que los veo en mi vida.
La verdad es que es entretenidísimo verlos corretear por las orillas mientras suenan con mucha frecuencia los preciosos reclamos del archibebe común.


Correlimos tridáctilo


Correlimos menudo


Correlimos común ante un chorlitejo grande




Andarríos grande


Archibebe común










Vuelvepiedras







No podían faltar los flamencos (Phoenicopterus roseus), algunos de ellos con un tono rosa muy intenso en cabeza y cuello. Las fotos son un fiel reflejo de la luz tan cambiante que hubo a lo largo de la mañana.















Dos pescadores a muy distinta escala vigilaban la zona: el águila pescadora (Pandion halieatus) y el martín pescador (Alcedo attis).







Los tarros blancos (Tadorna tadorna) llegaron a ser muy abundantes y a lo lejos se veían muchas siluetas blanquinegras.










Unos fuertes y extraños graznidos me alertaron de la presencia de pagazas piquirrojas (Hydroprogne caspia), sobre todo porque una de ellas estaba siendo hostigada por las gaviotas, haceos a la idea del tamaño de la mayor especie de charrán cuando vemos una gran gaviota a su lado.
Viendo la manera en que repetían sus circuitos al patrullar, me aposté oculto junto a las salicornias hasta que un ejemplar pasó bastante cerca.










A estas alturas del año no se ven ya por allí los charrancitos (Sternula albifrons) ni las bonitas gaviotas picofinas (Larus genei), pero a tiempo estoy de poner un par de imágenes de mi anterior visita en septiempre.











No hay comentarios:

Publicar un comentario