sábado, 31 de octubre de 2015

Pequeñas salidas nocturnas de otoño




Hoy toca entrada "bichera", breve pero con especies muy interesantes para mi gusto, un complemento ideal para las salidas de aves, porque quien disfruta de todos los grupos de animales tiene más opciones para pasarlo en grande con la naturaleza.

Esta semana tuve una corta salida nocturna por Los Palacios y Vca. para ver qué me encontraba, pensaba en anfibios pero fueron finalmente los artrópodos quienes se llevaron la palma. En el rato que estuve di con una araña tigre (Argiope trifasciata) que aún tenía que alcanzar más talla pero ya era bien bonita, muchos escorpiones acuáticos (Nepa cinerea) bajo piedras en la orilla de la Laguna de la Mejorada y algunos grillotopos (Gryllotalpa gryllotalpa) en el mismo sitio, pues ellos daban el concierto nocturno del lugar con su continua estridulación.
Llevaba tiempo con ganas de volver a ver un grillo topo (la última vez fue en Siles en junio), y ya me he ido quedando bien a gusto (justo hoy he visto otro, pero eso es otra historia para otra entrada). Yo creo que no es para menos, es un ortóptero muy curioso y con una gran fuerza, cuando lo coges intenta excavar en tu mano y notas la fuerza que ejerce contra tus dedos, de tal manera que sería capaz de abrirte la mano si tuviera mayor tamaño.












Antes de esto, en Bailén tuve una breve salida de anfibios la noche del 17 de este mes al decidir que sería buen momento tras unas copiosas lluvias.
Yo pensaba sobre todo en ver algún gallipato, recordando que dos años atrás vi uno en un lugar concreto en otra noche lluviosa, animado por los avisos de un amigo que ya los había ido viendo, y tuve suerte porque me salí con la mía viendo en una vía entre olivares y humedales artificiales un sapo corredor (Bufo calamita) y un gallipato (Pleurodeles waltl). Insistiendo más tal vez hubiera visto más cosas aparte de estos dos amiguetes y un par de ranas comunes, pero decidí que era bastante con esto tras arreciar la lluvia y acabar con la espalda empapada y los pantalones embarrados. Después de todo, se había cumplido el humilde objetivo de ver una vez más al mayor de nuestros tritones, endemismo íbero-magrebí con verdadero aspecto prehistórico.

No olvidemos el cuidado que debemos tener al circular en estas noches lluviosas que los anfibios aprovechan para poder desplazarse, no pocas veces atravesando nuestras peligrosas carreteras como ha sido en este caso.











Estas fotos lunares justo las hice en la salida artrópoda del principio de la entrada, he tenido varios anocheceres de película en Los Palacios y en ese momento por fin me pilló con la cámara en la mano, ahí queda.





8 comentarios:

  1. Ese grillo topo me pone los dientes muy largos... y eso que en mi pueblo debe haberlos, ya que este verano Miguel me encontró una madriguera.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de mi pueblo son también muy asquerosos, hacen sus túneles en zonas en las que no tengo acceso. Pero al menos esta semana he tenido más suerte en otros sitios como ya ves.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Muy chulas fotos.. Por la noche la vida comienza.. Saluditos.

    ResponderEliminar
  3. Ey buena entrada! Las excursiones bicheras nocturnas tienen algo especial. Sobretodo en primavera. Yo tengo un blog que se llama BICHOSARAGON por si te puede interesar.
    Un saludazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya te digo si me interesa tu blog! Acabo de fisgar todas las entradas, me encanta y me lo guardo ya en mi lista bloguera.
      ¡Un saludo y mucho gusto!

      Eliminar
  4. Que guapos, el gallipato y el sapo corredor, unos bichos que por aquí no los veo ni en pintura, y les tengo unas ganas buenas. Preciosa salida nocturna Carlos, me ha gustado mucho. Un abrazo desde la Cantabria oriental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque por allí luego tenéis especies de anfibios que en el sur ni existen, jejeje. Los tritones alpinos y palmeados de Cantabria me parecieron muy guapos.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar