miércoles, 15 de abril de 2015

Salida herpetológica en Cazorla


Arroyo de las truchas


El sábado día 4 de este mes quedé con Miguel Rodríguez y Alberto Benito, aprovechando que estaban en Baeza por Semana Santa y querían coger un día de bicheo adonde yo les llevara.
No tenían muy lejos la Sierra de Cazorla, así que allí fuimos con la idea de poder ver lagartijas de Valverde, especie que no sólo es endémica de nuestro país, encima resulta que sólo vive en este macizo montañoso, distribuyéndose así por Jaén, Albacete, Granada y Murcia.

Para ello fuimos a la ruta del Río Borosa, una de las más populares del parque natural, a lo que hay que añadir que siendo vacaciones habría aún más turistas, pero merecía la pena de sobra y vais a ver que así fue porque nos salió realmente bien la jugada.

Nosotros dijimos que iríamos de pajareo, pero al final la cosa tuvo como protagonistas absolutos a los anfibios y reptiles, tanto por las fechas propicias como por (sobre todo) ir con Miguel, a quien siempre le consulto todo lo referente a herpetos porque le encantan como a nadie y siempre se las arregla para encontrarlos.
En primer lugar voy a poner los sapos comunes (Bufo bufo), porque me encantan y porque fueron muy abundantes en nuestro recorrido, hasta 15 ejemplares distintos, pues estaban en plena faena reproductora aún, abandonando sus rutinas terrestres del resto del año para acudir al medio acuático del que aún dependen como anfibios. La gente pude decir lo que quiera y poner todo el catálogo de muecas de asco, a mí me parecen unos bichos fabulosos.













Así estaba a la ida

Y así seguía cuando volvimos


Sigamos viendo por qué esto acabó siendo una jornada herpetológica, con muchas especies habituales de estos lares como la rana común (Pelophylax perezi), la salamanquesa común (Tarentola mauretanica), la lagartija verdosa (Podarcis virescens), el lagarto ocelado (Timon lepidus) y la lagartija colilarga (Psammdromus algirus).










Y aquí llega la especie más buscada ese día, la lagartija de Valverde (Algyroides marchi), que la verdad es que tiene unas preferencias de hábitat bien curiosas para ser una lagartija, escogiendo zonas rocosas próximas al agua con umbría y humedad. Tardaron en dejarse ver, pero finalmente tuvimos hasta 6 ejemplares para nuestro goce. Prestad atención al llamativo dorso con placas hexagonales que presenta el animal.







No sólo quedó la cosa en saurios con los reptiles, en una poza tuvimos la suerte de encontrar una bonita culebra viperina (Natrix maura) cerca de unas ranas a las que sin duda les hincaría el diente con mucho gusto, y otro ejemplar distinto tomando el sol junto a las raíces de un árbol.








Para acabar la tarde los llevé a un paraje que ya ha salido algunas veces en este blog, El Chorro, que alberga una buitrera con otras especies rupícolas interesantes como halcón peregrino, vencejo real, chova piquirroja o avión roquero, a los que vimos junto a otras especies como el águila calzada o el piquituerto. Pero la palma se la volvió a llevar un herpeto, concretamente el sapo corredor (Epidalea calamita) con un par de ejemplares para rematar la salida.










Fue, en definitiva, una de las salidas que más me han gustado, por las pocas ocasiones que yo tengo de disfrutar así de los herpetos (a los que hay que sumar al repertorio un renacuajo de sapo partero bético). Por supuesto que vimos otros tipos de animales, de los que dejo una muestra mientras se avecina la próxima entrada, que igual puede ser una en la que salgan cosillas interesantes de mi propio pueblo, Bailén.



Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea)

Cachuelo o calandino, no lo tengo claro

Mariposa de los muros (Pararge aegeria)

Cangrejo de río europeo (Austropotamobius pallipes)

Vencejo real (Apus melba)

Chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax)




8 comentarios:

  1. una entrada diferente a lo que nos tienes acostumbrado,le sacas partido a cualquier salida que hagas,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenía ganas de hacer una salida de anfibios y reptiles así, fue un gustazo.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Que fotazas Carlos, me han gustado mucho. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la jornada fue muy provechosa y me alegra que haya gustado.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Has pillado al vencejo real rascándose la garganta; buena puntería. La imagen de la culebra de agua en la poza me recuerda a mis paseos por el río cuando las buscaba de crío. Ha quedado muy completa en su pecera natural.
    Cuánto echo de menos al cangrejo de río en mi pueblo. Ya no existe, ahora, su lugar lo ocupa el cangrejo señal y, creo que algún cangrejo americano se puede ver también según dicen algunos.
    Que bonito es el espacio natural de Cazorla.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto también me ha recordado mucho a mi infancia, esos sapos corredores que aparecían a veces entre las rocas del jardincillo con flores de mi madre, cosas así.
      Por mi pueblo lo que siempre se ve son los odiosos cangrejos rojos americanos, ha sido la primera vez que veo el autóctono.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Gracias por la vuelta Carlos, ha estado genial conocer Cazorla de primera mano (y verte por primera vez fuera de Cantabria, jeje), a veces cuesta imaginar ríos así de espectaculares en Andalucía, y qué decir de El Chorro... Vaya sitio! Nos salió redonda la jornada.
    Por cierto, me gustó también mucho toda la zona de olivares que hay por tu pueblo y toda esa parte, no me extraña que veas tantas cosas cuando haces salidas nocturnas por ahí!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que darlas, da gusto ir con gente con tantas ganas de bicheo como yo, y tener la oportunidad de disfrutar así del mundo herpeto (ya has ido viendo cómo me voy viciando, jaja).
      Allí en esos campos andan los chotacabras que suelo enseñar, con lirones caretos, erizos, mochuelos y esas cosillas.
      ¡Saludos!

      Eliminar