sábado, 25 de abril de 2015

Naturaleza segureña, increíble como pocas veces




Después de mi pueblo de origen (Bailén) toca volver a repasar mi pueblo de acogida (Siles), porque la Sierra de Segura está realmente que se sale últimamente, dándome momentos increíbles a pesar de haber tenido únicamente una sola tarde libre real para dedicarla íntegramente al bicheo, pero hasta en mi propia casa puedo tener observaciones muy agradecidas como vamos a ver ahora mismo.

Empiezo por la pareja de roqueros solitarios (Monticola solitarius), a los que hace bastantes días que se les dejó de ver, no sé si tal vez la hembra (primera foto) está ya incubando y el macho no tiene necesidad de salir a cantar.
Luego están otros ya clásicos que han aparecido muchas veces por aquí, como el reyezuelo listado (Regulus ignicapilla) y la ardilla (Sciurus vulgaris), a los que se han unido especies estivales como el águila calzada (Hieraaetus pennatus) y la culebrera (Circaetus gallicus). Mirando al suelo también encuentro por mi edificio a pequeños inquilinos como el escarabajo estercolero (Copris hispanus).
También hay ajetreo nocturno muy interesante, pero eso lo dejo para el final de la entrada, ya veréis lo que he dejado abajo para cuando acabéis de leer.

















En alguna salida por el entorno de Torres de Albanchez he encontrado tres especies de orquídeas en lo que fue mi "local patch" de hace tres años. Mi vieja zona de campeo me ha querido dar una sorpresa en forma de especie nueva, la Ophrys scolopax (recibe su nombre de un ave, la becada), junto a bastantes Ophrys speculum y numerosas Ophrys lutea. Si no te fijas casi las pisas en muchas ocasiones, de lo pequeñas que son.



Piquituerto (Loxia curvirostra)





En estas prospecciones del micromundo me han aparecido diversos animales como la escolopendra (Scolopendra cingulata), la rana común (Pelophylax perezi) y el sapo corredor (Epidalea calamita), siendo este último otro regalito que me brindó mi rincón favorito de Torres de Albanchez.









Pero está por llegar el premio gordo de los anfibios, porque en el monte de Las Acebeas encontré durante una salida nocturna especies tan interesantes y deseadas por mí como son el tritón pigmeo (Triturus pigmaeus) y la ranita meridional (Hyla meridionalis). 
El tritón de las fotos es una hembra, que en estas fechas reproductoras muestra un surco en su dorso mientras que los machos se adornan con crestas tan fabulosas que les hacen parecer dragones en miniatura. Las ranitas meridionales también se entregan ahora a los amoríos, croando con potencia junto a los tritones, ranas comunes, larvas que parecían ser de sapo partero y una peligrosa vecina como es la culebra viperina.












Y, ya que estamos con temas nocturnos, este pasado jueves apareció una de las estrellas de la noche de estas fechas de finales de abril-primeros de mayo, cuando los adultos de gran pavón nocturno (Saturnia pyri) inician su fase de reproducción, en un momento único porque estos animales en estado adulto no se alimentan y viven poco tiempo.
Este hermoso ejemplar es un macho como podemos saber por sus antenas pectinadas (en forma de peine), así como podemos apreciar también sus dibujos en forma de ojos para disuadir a posibles predadores. Debí ponerle una moneda al lado para que se aprecie su gran  tamaño, pues estamos hablando de mayor lepidóptero de Europa, tanto que al volar parece un murciélago o un pájaro.
Conmigo tuvo suerte el bicho, lo dejé en unos árboles donde nadie lo vería ni tendría la tentación de convertirlo en elemento decorativo para su casa.








Termino la entrada con una imagen del pueblo de Orcera y el asunto nocturno que dije al principio. Por primera vez cuelgo un vídeo en el blog, no se ve nada y dura poco, pero lo interesante es el sonido con distintos autillos cantando al lado de mi casa, espero que os guste porque en directo es una maravilla, y más cuando estos días se han unido al coro nocturno las ranas, un par de grillopotos, un ruiseñor y un mochuelo.
Ya sí me despido hasta la próxima entrada, que os llevará por un buen paseo por agrestes y duras cumbres de la sierra, buena costumbre que no he olvidado.




video




12 comentarios:

  1. Madre mía y eso que solo has salido un día.. :-))) Que bonitas las ranitas meridionanles y el reyezuelo una maravilla.. Enhorabuena por las fotos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo tonto uno ve muchas cosas sin poder hacer salidas completas, es lo mejor de la primavera :D
      Gracias, ¡saludos!

      Eliminar
  2. Heyyy carlitos, menuda colección de bichejos, eres un crack. siento alguna ausencia pero ultimamente no tengo tiempo de rascarme siquiera, ando metido en varios proyectos. la anterior entrada también me gusto mucho. Un abrasote de linse amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tío tan sinegético está sobradamente disculpado, faltaría más.
      Ya te veo en qué cosas andas trasteando, bribónnnnnn.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  3. Muy buena, Carlos!
    Esos anfibios lo mejor sin duda jeje

    Saludos!
    Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy que no puedo parar por tu culpa, jaja. Y espero que aún puedan llegar más.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. A mí me ocurre a menudo lo del elemento comparativo al lado del ejemplar; casi siempre me olvido de ello. También me encontré un gran pavón en el suelo por una senda a la salida del pueblo. Desde luego, tu ejemplar está completo y con las alas y antenas perfectas, el que hallé tenía los contornos muy estropeados, al igual que una de las antenas.
    Muy guapas las fotos y ejemplares conseguidos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer mismo por la noche me pasó otra vez, encontré un sapo enorme y le hice las fotos de rigor sin nada que le hiciera escala. Sin remedio.
      Ese pavón seguro que andaba ya en las últimas de su ciclo, el pobre.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Que guapas las ranitas y el tritón pigmeo de super lujo. Saludos cantábricos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por allí arriba tenéis unas especies de tritones muy guapas, tuve la oportunidad de ver algunos hace un par de años.
      ¡Un saludo desde Siles!

      Eliminar
  6. Cada vez que leo una entrada sobre la Sierra de Segura no evitar pensar en todo lo que vimos como fuimos para allá, es inevitable xD
    Como bien te han comentado menuda colección variada de animales, más completa imposible! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy andaba pensando eso, he estado en el cerro de Torres de Albanchez y pensaba que cuando publique lo que vi vais a poder situarlo genialmente y decir "ehhh, yo estuve allí".
      Esto me alegra mucho por ser uno de los objetivos (a mi ver) de un blog personal.
      ¡Saludos!

      Eliminar