jueves, 5 de febrero de 2015

Piquituertos en el castillo de Segura de la Sierra




Hace poco me dijo mi amigo Alberto Benito que seguro que a partir de ahora los piquituertos (Loxia curvirostra) iban a ser habituales en mis salidas, y acertó porque los he estado viendo bastante durante el mes de enero. A primera vista se diría que es raro no verlos en tales extensiones de pinares como las que tenemos en la Sierra de Segura, pero lo cierto es que pese a su llamativo aspecto pasan muy desapercibidos porque suelen comer en silencio y no se prodigan demasiado en reclamar, de tal modo que a los ejemplares de estas fotos los detecté únicamente por el chasquido que hacen al abrir las piñas.

He estado viendo a estos peculiares fringílidos en distintos lugares como el Calar del Navalperal, la Peña del Cambrón o el entorno del pueblo de Torres de Albanchez, pero donde mejor los he llegado a ver es en otro pueblo: Segura de la Sierra, el mismo que he estado haciendo conocido en el blog por sus cabras monteses.
Tal y como decía antes, si no llega a ser por el ruido que hacen al usar su especializado pico con las piñas no me habría percatado de que allí estaban, colgándose cabeza abajo en su vital tarea de extraer piñones. Las condiciones de luz fueron complicadas, por así decirlo, pero pude observar con comodidad los distintos plumajes que aquí vemos de forma muy ilustrativa, con el rojo ladrillo de los machos, el verde amarillento de las hembras y los tonos parduscos de los juveniles, aparte de lo que todos miramos bien tratándose de piquituertos: ese robusto pico de puntas cruzadas.
Al final, con paciencia, incluso algún macho se digna a posarse al descubierto y cantar, con esos trinos distintos de sus demás parientes fringílidos que tanto ayudan a detectar la presencia de estos pájaros sin dudas por medio.



















Los alrededores del castillo de Segura atraen a muchos más habitantes de la sierra, como por ejemplo unos carboneros garrapinos (Parus ater) que no quedan a la zaga en aquello de sacar piñones, aunque de distinto modo, los abundantes herrerillos capuchinos (Parus cristatus) y los zorzales charlos (Turdus viscivorus), siempre más escuchados (ese "chrrrr" característico que les brinda el nombre popular de "charras") que vistos, seguramente por la presión cinegética a la que son sometidos en el sur.










Y, por supuesto, no faltan las cabras monteses (Capra pyrenaica) con el desparpajo propio de animales que están en un lugar donde se sienten a salvo, aunque una de ellas tiene problemas no relacionados con los humanos (tiene toda la pinta de padecer sarna)... o tal vez sí tengamos nosotros mucho que ver, al haber extinguido de la sierra a ese necesario predador y regulador de poblaciones que es el lobo. Sobre esto último, no sé si me avergüenza más la extinción del gran carnívoro o la fuerte oposición que hubo cuando se propuso reintroducirlo...











No hay esta vez fotografías a modo de plus final como suelo proceder, pero sí quisiera aprovechar para decir que llevo una semana sin poder utilizar mi portátil y tiene pinta de que será para largo, tirando de entradas en borrador hasta que agote este recurso, así que no sé si tardaré poco en volver a la normalidad o estaré un tiempo con inactividad forzosa.
Inactividad bloguera, claro, porque en campeo sigo como siempre y tengo muchísimo por contar aún.


6 comentarios:

  1. Los piquituertos son todo un reto para mi, me conformo con verlos de lejos jejeje. Preciosa entrada Carlos, como nos tienes acostumbrados. Saludos desde el frío Norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pillarás, una de las mejores cosas de esta afición nuestra son las sorpresas cuando no las esperas.
      ¡Saludos desde las sierras del sur!

      Eliminar
  2. Qué chulas las fotos de las cabras con el castillo de fondo.. Un paisaje muy español. Estabna muy bonitos los machos de piquituerto bien rojitos.. Saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estoy muy de acuerdo! Una imagen que representa bien dos aspectos muy propios de estas tierras.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Lo mismo haces reales que piquituertos. lo tuyo es demasiado linse. Un abraso felino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las especialidades sinegéticas de Segura, y las que quedan por salir.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar