jueves, 21 de agosto de 2014

Salidas veraniegas por Sierra Morena




El bien conservado castillo de Burgalimar, en el pueblo de Baños de la Encina, os da bienvenida a esta entrada que desmiente aquel mito que dice que no se puede salir a pajarear en verano.

Me centraré en la Sierra de Andújar, que he visitado con cierta frecuencia desde que volví de Cantabria, con las culebreras (Circaetus gallicus) y las águilas calzadas (Hieraaetus pennatus) fácilmente avistables a cualquier hora del día. Las culebreras se suelen ver yendo por la carretera que cruza el parque natural en dirección a Puertollano, donde suelen estar posadas en torretas eléctricas, y a más de una la pillé en faena de caza con su presa (serpiente) en el pico.






Inevitable alegrarse cuando aparece una silueta más grande y oscura, siendo posible que se trate de la señora del lugar, el águila imperial (Aquila adalberti). Este ejemplar de las fotos cicleaba muy lejos, pero sirve para que se vea la manera en que las impolutas marcas blancas de sus alas llaman la atención incluso a distancia. ¡Ya echaba de menos ver una!





Impresionante es también cuando aparece en el horizonte una gran concentración de necrófagas, con bastantes buitres negros (Aegypius monachus) mezclados entre los más abundantes buitres leonados (Gyps fulvus). En el momento de estas fotos se arremolinaban en torno a lo que tenía toda la pinta de una carroñada cercana... pero topé con el odioso, eterno y omnipresente obstáculo de las vallas de fincas cinegéticas.









Lo que más ilusión me hizo fue encontrar esta cigüeña negra (Ciconia nigra) yendo por el carril que lleva entre dehesas ganaderas al embalse del Jándula, un ave icónica para mí, como ya sabéis quienes me conocéis bien. La vi el día 15, justo un año después de la otra vez que vi la especie (dos ejemplares en esa ocasión) en el parque; casualidades de la vida.





En un nutrido grupo de vencejos comunes viajaba un precioso infiltrado, un vencejo real (Apus melba) que a duras penas se dejó hacer la foto testimonial.
Otras muestras de aves más habituales que dejo son la urraca (Pica pica), el abejaruco (Merops apiaster) y la perdiz roja (Alectoris rufa). Sobre los abejarucos quiero señalar que estos días oigo sus reconocibles reclamos en zonas donde no se les suele encontrar, revelando así su migración.







Dehesa de ganadería brava


En cuanto a mamíferos, ya sabéis que este parque destaca por la presencia de ungulados, como en este caso el gamo (Dama dama) y el ciervo (Cervus elaphus). De este último he podido encontrar algún macho enorme con sus cuernas ya bien desarrolladas y libres de la suave piel que las cubría durante su crecimiento.













Otras especies observadas fueron:

- Conejo.
- Mochuelo.
- Tórtola común.
- Pito real.
- Pico picapinos.
- Rabilargo.
- Chova piquirroja.
- Ratonero.
- Cernícalo vulgar.
- Cernícalo primilla.
- Roquero solitario.
- Golondrina dáurica.
- Golondrina común.
- Avión roquero.
- Vencejo cafre (en Despeñaperros).
- Jilguero.
- Mito.
- Verderón.
- Curruca cabecinegra.
- Ciclistas.

Aprovecho para añadir algo de mi pueblo, Bailén, como por ejemplo una de las muchas liebres (Lepus granatensis) que se ven en sus olivares y una de las jóvenes culebreras (Circaetus gallicus) que todos los veranos se ven por las afueras del pueblo, sin olvidarnos del protagonista de mis salidas nocturnas estivales: el chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis).
En la última imagen tenéis uno de los chotacabras junto a un mochuelo, en una imagen muy mejorable, pero que merece ser mostrada porque tener esas dos especies en el mismo encuadre fue una verdadera gozada.









Ya que el final de la entrada ha tenido temática nocturna, la voy a cerrar con la misma vista del castillo de Baños de la Encina, pero durante la noche.
Espero que os guste este resumen de avistamientos serranos, porque pronto vendrán otros en entornos distintos.





10 comentarios:

  1. Como disfrutas de lo tuyo joio, como siempre tge digo eres digno hijo de sierra morena. abrasos linseros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La temporada de verano en la sierra no ha estado nada mal, sólo ha faltado el linse y algún mufloncete.
      ¡Un abrazo felino!

      Eliminar
  2. Opinar de toda la variedad de especies sería inacabable, por lo tanto, después de disfrutar de su belleza quiero destacar la suerte que tienes con los chotacabras, ya que siempre trincas buenas fotos de ellos. Como guinda del pastel, solo faltaba un joven mochuelo acompañándolo. Fantástico Carlos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la suerte de tenerlos muy bien localizados, aunque con el inconveniente de estar en una zona con muchas entradas de cortijos y coches que te chafan la sesión (con el consecuente peligro para ellos).
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Que precioso el castillo de Baños de la Encina, a lo tonto ya soy toda una admiradora de Sierra Morena gracias a tus entradas serranas :D
    (Los ciclistas en una especie muy interesante, conflictiva, en expansión y ocupando áreas que no siempre les corresponden, buen avistamiento! xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor que me podías decir porque eso es precisamente de lo que se trata :)
      Sabía que alguien apreciaría el interesante dato de los ciclistas, jajajaja.
      ¡Saludotes!

      Eliminar
  4. parece que esta animada la sierra haber si cuando vaya por alli en octubre sigue la cosa igual un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llegues te lo encontrarás a puntito, ya están algunos venados empezando a bramar por las tardes.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. En verano no apetece morir bajo el sol justicieron, pero las aves siguen estando, sólo hay buscar las ganas de salir.
    Y con especies como las que nos muestras, con encontrar un buen momento vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, los animales no desaparecen porque haga calor. Y por la noche para ver chotacabras se está muy a gustito, jejeje.

      Eliminar