lunes, 7 de julio de 2014

Recordando Doñana, 1ª parte: atardeceres llenos de alas




Ya veis que aún no han acabado las entradas marismeñas, tengo que enseñar todavía lo que vi durante junio y vamos a empezar por el clásico recorrido por la Doñana visitable, desde la Dehesa de Abajo al centro de visitantes José Antonio Valverde.
A priori puede parecer que es siempre la misma ruta, pero este vasto espacio da para muchas variaciones aunque el inicio y final sean siempre los mismos. Uno puede decidir ir haciendo las paradas en los puntos donde comprobó que hay más movimiento, asomarse por otros rincones nuevos, hacer distintas combinaciones, etc.
Las fotos de esta entrada pertenecen a dos salidas distintas, donde el denominador común era pasar la última hora de la tarde en la zona de Cerrado Garrido y disfrutar del ajetreo de aves que regresan a sus colonias de cría y dormideros, desfilando ante el observador centenares de alas y sonidos.
Una de las cosas más llamativas fue la cercanía de los elegantes flamencos (Phoenicopterus roseus), porque durante todo el curso solían estar siempre muy alejados, pero parece que la falta de agua (la marisma se seca cuando deja de llover) ha hecho que tengan que acercarse a los puntos donde hay agua durante todo el año.



Ejemplar anillado como 7|7R


Juveniles en primer plano

Con una espátula

Con garcillas bueyeras


Espectacular, sin duda, pero no olvidemos el objetivo principal, viendo las continuas llegadas de garzas a las pajareras, como martinetes (Nycticorax nycticorax) y garcillas cangrejeras (Ardeola ralloides). Las más abundantes eran las garcillas bueyeras (Bubulcus ibis), siendo las que se veían casi todo el tiempo, con sorpresas como un grupo de seis individuos de garza imperial (Ardea purpurea).
Es difícil de explicar el bullicio que se formaba, todo un jaleo de graznidos y aleteos.













Garcillas y moritos


Joven martinete con garza imperial




Igualmente hay mucho trasiego de moritos (Plegadis falcinellus), una de las especies más abundantes de ver, junto a sus parientes las espátulas (Platalea leucorodia) y las figuras de los calamones (Porphyrio porphyrio) correteando.
Las fotos de moritos servirán para comparar el lustroso plumaje adulto con el más discreto de los juveniles.








Entre los numerosos grupitos de ardeidas también se ven algunos bandos de limícolas, como estas agujas colinegras (Limosa limosa) con sus bonitos tonos rojizos del plumaje de cría, e incluso una sorpresa en forma de gangas ibéricas (Pterocles alchata). Cabe señalar que a día de hoy aún se ven algunas especies esteparias en estos sitios, como sisones (que nunca llegué a ver) y estas gangas.








Las rapaces no son el grupo más representativo, pero se disfrutan mucho también. Un anochecer tuve la suerte de topar con un par de elanios (Elanus caeruleus) en vuelo de caza, mientras que es mucho más frecuente ver milanos negros (Milvus migrans) a cualquier hora, incluso cuando más calor hace (ojo al de las fotos, está anillado).
Si tuviera que elegir una rapaz especial, para mí ha sido la culebrera (Circaetus gallicus), habiendo muchos ejemplares jóvenes que escogen estos llanos para buscarse la vida en sus primeras etapas de independencia, y realmente se pueden ver muchas posadas en los postes y cables del camino entre Huerta Tejada y el centro de visitantes.







A la ida

A la vuelta, como esperándome







En medio de este ambiente de humedal voy a cerrar las fotos con dos especies abundantes en los montes de mi tierra jiennense: la golondrina dáurica (Hirundo daurica) y el jabalí (Sus scrofa). Aunque a los jabalíes no es que los vea a menudo pese a haber muchos... de hecho, es sólo la segunda vez que fotografío la especie.






Desde luego no voy a olvidar esas magníficas tardes, y para hacer más vívido ese recuerdo voy a recurrir a una ayudita sonora. Mi amigo Ramón me pasó hace poco un enlace con una grabación de sonidos de aves y otros animales en este mismo lugar, que aquí os dejo para que podáis poner sonido y voces a la marisma.



12 comentarios:

  1. Bueno, ¿qué decir? fantástico!
    Esta vez me cuesta decidir, pero me quedo con la foto del morito-garcilla-morito-garcilla, la foto de la "pandilla" de garza imperial, la foto de la culebrera enseñando su mejor trasero y la imagen del morito "enrojecido" con todos sus colores, se aprecia perfectamente la variedad de tonos que tiene.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La culebrera acaba de cagar justo un poco antes de la foto, jajaja, por eso está en esa postura curiosona. Las garzas imperiales me pasaron por encima a poca distancia cuando estaba desprevenido, fue un pasote mirar hacia arriba y ver eso.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Carlos,

    increíble entrada, qué digo entrada, entradón!!!

    Con sólo ver una de las especies que aparecen en la entrada estaría una semana dando saltos, y no te digo nada si la fotografiase... Unos fotones alucinantes también, eso es el paraiso!!!!!!!!!

    Enhorabuena por el post.

    PD: Dicen que Daimiel está a tope de agua, desde hacía 30 años que no estaba así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me pasa, antes para mí era la leche ver una sola garza imperial, por ejemplo, y esto de poder verlas siempre en cada salida (y encima varios ejemplares)... ¡¡puf!!
      Muchas gracias :)
      Daimiel ha estado magnífico en las visitas que le he hecho en estos últimos años, Ramón puede dar fe de ello.
      ¡Saludos y nos vemos dentro de poco!

      Eliminar
  3. Impresionante carlitos, que variedad, sin ninguna duda doñana es el refugio natutral de Europa. que maravilla. el entradón del 10 como siempre pero la fotillo de las dos bubulcus en vuelo me ha encantado.
    Un abraso de linse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un verdadero santuario, amigo, esto es maravilloso.
      Las bueyeras pasan volando en tal cantidad que alguna fotuela medio normalita tenía que sacarles, jeje.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  4. Paisaje sonoro; que maravillosa definición para ensalzar en el audio el bullicio vociferante de tantas especies de este lugar tan privilegiado.
    Supongo que Carlos de Hita también quedó prendado de esta definición fruto de la mente poética de Joaquín Araújo cuando la presentó a Félix Rodríguez de La Fuente como aspirante a un puesto de redactor en la enciclopedia Fauna Ibérica. Su trabajo de presentación aparece en el tomo 1 página 62, "los fitófagos alados".

    Es impactante la multitud de especies diferentes de este maravilloso parque nacional.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sonidos son el complemente ideal a estos espectáculos visuales en vivo.
      También a la hora de aprender sobre todos estos amigos emplumados ha sido un elemento importantísimo al tomar nota de sus comportamientos y relaciones. Por ejemplo, me contaron que los calamones responden a los trompeteos de las grullas cuando éstas pasan volando sobre el carrizal.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Pasada de reportaje y de fotos,lo pasarias en grande.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es realmente uno de los sitios donde mejor lo he pasado pajareando, no defrauda nunca.
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  6. menuda entrada,unas fotos espectaculares,has disfrutado de lo lindo,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, echaré mucho de menos lo bien que lo pasé por Andalucía occidental, es una joya Doñana.
      ¡Saludos!

      Eliminar