sábado, 5 de abril de 2014

La sierra entre chubascos


Masas cuarcíticas en Despeñaperros


Esta entrada-recopilación pertenece al finde del 21 al 23 de marzo, cuando estuve en mi pueblo y procuré disfrutar de la sierra pese a que el tiempo no era el mejor para salir a bichear.
Al hacer el trayecto entre Sevilla y Bailén el viernes tuve que pasar al lado de Andújar como siempre, y sabiendo que aquel sábado iba a ser nublado y desapacible... opté por improvisar un poco por la Sierra de Andújar mientras estuviera medio despejado. 

Acabó por nublarse mientras hacía el recorrido hacia el poblado de La Lancha, pero la cosa dio bastante de sí y estuve observando muchos ciervos (Cervus elaphus) de distintas edades y sexos.
Comienzo con las hembras en las tres primeras fotos, las más abundantes de ver, para pasar a un par de machos adultos que lucen menos imponentes sin sus cornamentas (pero pueden dar las gracias de haber sobrevivido a esa cobarde práctica que llaman montería) y terminar con unos cuantos jovenzuelos, o baretos como se los suele llamar.











Seguí mi particular caza (fotográfica, como a mí me gusta) con otra codiciada pieza cinegética, que es nuestra emblemática y brava perdiz roja (Alectoris rufa). Estos dos ejemplares siguieron con vida después de encontrarse conmigo, sin ninguna duda lo mejor de este tipo de cacería.
Mi mejor amigo suele decir que las gallináceas son sus aves favoritas junto con las rapaces, y la verdad es que tienen una gallardía que no podemos pasar por alto.






El tema ornitológico estuvo soso con esos cielos tan feos, como muestra la foto de una gran hembra de águila imperial (Aquila adalberti), por lo que renuncié a tener fotografías de los buitres leonados y negros que iban apareciendo. 
El triguero (Miliaria calandra) no deja de emitir su característico reclamo haga el tiempo que haga, dando siempre ese toque especial que para mí es la banda sonora del campo, mientras que la primavera me recordó su presencia con bastantes avistamientos de alcaudones comunes (Lanius senator), los primeros que veo este año, en la única foto que pude hacer tenemos una hembrita como ejemplo.







El sábado no iba a aparecer ni un rayo de sol, por lo que no hice salida pajarera y acompañé a un amigo que me pidió como favor que hiciera fotografías de las vacas autóctonas de la familia de su novia, una de las ganaderías de vaca berrenda más selectas del país en las dehesas de la aldea de La Fernandina. Estas estampas también son tan propias de Sierra Morena como las de fauna salvaje, en eso estaréis de acuerdo, y espero que os gusten estos ejemplares de la variedad de vaca berrenda en negro.
Hicieron acto de presencia los ruidosos críalos (Clamator glandarius) y una culebrera (Circaetus gallicus), además de muchos buitres leonados en la lejanía que levantaban el vuelo desde las dehesas.








Cambiando las vacas de sitio

Embalse de La Fernandina

Críalo joven



El domingo por fin llegaron el sol y el cielo azul, pero no tenía mucho tiempo para salidas largas porque por la tarde tenía que ir a Sevilla, así que escogimos un paseo por Despeñaperros viendo tres ejemplares distintos de águila imperial (dos juveniles y una adulta), una joven águila real (Aquila chrysaetos) y evidencias de gavilanes, así como los reclamos de las primeras águilas calzadas de la época estival y cantos de oropéndola (aunque no me fío, porque me dijeron que los estorninos las imitan bien).







Para no perder las buenas costumbres anunciando llegadas estivales, os comento que por mi tierra se escucha el cuco mientras que mi amigo Jero Milán comenta que esta semana ha visto sus primeros abejarucos en Extremadura.
Para la próxima tocará un verdadero estallido de aves acuáticas, vais a ver lo que se está gestando en Doñana, vais a ver...


8 comentarios:

  1. Esa es la buena caza Carlos, la caza fotográfica.
    Unas fotos guapísimas las de los ciervos y perdices (además de sinegéticas claro)
    Te conoces esas sierras como la palma de tu mano jodío.

    Un fuerte abraso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una entrada sinegética propiamente dicha :D
      La tierra es la tierra, por supuesto, a ver qué cositas van saliendo ahora que en primavera hay más jugo en la sierra.
      ¡Un abrazote!

      Eliminar
  2. Aunque no suena el triguero de la foto, me lo imagino por los que he escuchado el fin de semana, como auténticas chicharras a toda pastilla; lo has clavado para la posteridad.
    Las perdices, que ya son guapas de verdad, salen majestuosas. Una vez, encontré a una hembra de perdiz atropellada boca arriba que todavía movía levemente las patas; me hizo mucho duelo. La cogí y la deposité sobre las alfombrillas de la parte trasera del coche, mas que nada, esperando su muerte para echarla en un lugar despejado para los milanos. Desde el retrovisor, sobre la bandeja, empecé a ver un bicho que iba de un lado al otro correteando con mucha energía; la perdiz había resucitado y era la atención de algunos automovilistas que se quedaban sorprendidos. A pesar de todo, la llevé a casa para revisarla y, no tenía ninguna rotura. Al día siguiente, era libre.
    Lo mismo me ocurió con un estornino negro.
    Jaja...que duras que son...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que son duras las jodías, y luego nosotros nos quedamos hechos polvo con una caída tonta.
      Me has recordado ese documental en el que un señor recogía una lechuza tras aporrearse contra su luna delantera y, al final, echaba al volar por sí sola cuando el hombre abrió la puerta para apearse.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Preciosas las fotos de los ciervos. Enhorabuena por tu jornada de caza, te has llevo unos buenos trofeos ;)
    Que guapa se ve ahora la sierra con el verdor de la primavera, quien pudiera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grasias, grasias :D
      Ahora está muy distinta al secarral que era antes, con muchas flores y movimiento de insectos y reptiles mientras que oyes muchos cantos de aves, una gozada.

      Eliminar
  4. No solo pajarero si no ta,mbién vaquero. Ademas de un linse eres un fiera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para vaquero mi amigo de la infancia, que las maneja de maravilla. Verás que para hacer las fotos estuve dentro de los vallados con los animales (pese a que alguna de las vacas es medio brava), como debe ser, jejeje.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar