sábado, 19 de abril de 2014

Estos lunes sí gustan


Lirio silvestre


Tenemos una manía tremenda a los lunes, y con razón, siendo el retorno a la rutina semanal tras el descanso del fin de semana, aunque el lunes 7 de abril al que refiero esta entrada fue sumamente grato al darme el gustazo de salir esa tarde por el recorrido visitable de Doñana.

Al llegar a las proximidades de la Dehesa de Abajo hacía aún bastante calor y la laguna no tenía su anterior y habitual estampa de cientos de anátidas y flamencos, pero se veían pasar banditos de espátulas (Platalea leucorodia) mientras que los milanos negros (Milvus migrans) eran constantes con sus planeos y picados junto a un ejemplar de fase oscura de águila calzada (Hieraaetus pennatus). 
Era muy agradable estar observando aves acuáticas, como el porrón común (Aythya ferina) y el somormujo lavanco (Podiceps cristatus) en pleno cortejo con sus danzas, mientras sonaban de fondo los musicales reclamos de los milanos negros y los sonidos de los abejarucos (los primeros que veía este año, por fin).













La pista de tierra hacia la marisma, lo que se conoce localmente como Entremuros, me deparó las primeras observaciones del año de canasteras (Glareola pratincola), aunque muy lejanas porque volaban bastante alto en sus cacerías de insectos voladores. 
Mucho más fáciles de ver fueron los abundantes martinetes (Nycticorax nycticorax) que estaban perchados en los tarajes (hay que ver lo mucho que adoran las garzas esta planta). Desde el coche se dejaban ver de maravilla, aunque es una lástima que otros conductores no tengan la misma consideración y circulen a una velocidad considerable a pesar de verte parado en mitad de un camino polvoriento, y no sólo te empolvan a ti, porque encima asustan a las aves y provocan que vuelen en desbandada hasta que se calman y vuelven al descanso de sus tarajes.





















Son estas semanas fecha de paso de paseriformes migratorios, siendo un ejemplo típico y fácil de ver la collalba gris (Oenanthe oenanthe). Los bonitos machos estuvieron poco colaboradores para la causa (aunque no posaron nada mal en realidad), pero una hembra fue una modelo tremendamente agradecida, hasta el punto de que siguió en su posadero cuando me marché.






No pueden faltar las ardeidas, sobre todo ahora que la garza imperial (Ardea purpurea) se ha unido al plantel habitual de garcetas comunes y grandes, garcillas bueyeras y garzas reales, de las que vi todas las especies, incluso una garcilla cangrejera muy lejana y sin fotografiar.
En estas fotos veréis que tanto la garza real como la garceta grande (Egretta alba) parecen contar con la escolta de calamones (Porphyrio porphyrio). Y, ya que estamos, pues también es menester fotografiar cada especie por separado.









En las cercanías del centro de visitantes siempre hay que echar un vistazo al Lucio del Lobo. Entre las acuáticas había mucho movimiento de moritos (Plegadis falcinellus), flamencos (Phoenicopterus roseus) y cigüeñuelas (Himantopus himantopus). Ojo a la foto de las tres especies juntas, en la que se ve un par de calamones de fondo... al igual que con las fotos de garzas, esto demuestra que es casi imposible hacer fotos en Doñana sin que salga algún calamón sin querer, uno apunta donde sea y acaban saliendo.
También había espátulas como la de la foto, avocetas y canasteras.







También las rapaces tuvieron mucho peso, repitiéndose la tesitura de mi anterior salida por la zona de ver en la misma tarde culebreras (Circaetus gallicus) y un águila pescadora (Pandion halieatus).
Aquí se nota mucho el respeto y la educación mediambiental que tenemos tan deficiente en comparación con otros países. Justo hoy hablaba con un amigo de los avistamientos tan cercanos que tiene la gente de águilas pescadoras en otros países, mientras que aquí salen volando en cuanto ven el coche acercarse. Sirva de ejemplo la primera foto con menor recorte, en la que dejo ver que tuve que asomarme furtivamente por una esquina (del edificio de bombeo) para conseguir la mejor imagen que he podido tomar de la especie posada.
También dejo unos milanos negros para el final, que por algo se han convertido en la rapaz más abundante de ver, incluso más que los ratoneros y cernícalos vulgares, pero para finalizar entrada lo haré como al inicio, con una imagen florida de esta primavera que por fin arrancó.










 






12 comentarios:

  1. No se te escapa ni un bicho.. Menuda coleccion.. Enhorabuena y gracias por tu comentario..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intenta, se intenta, jejejeje. ¡Gracias a ti!

      Eliminar
  2. Si señor carlitos. Los lunes al sol, pero al sol de Doñana. Estupenda entrada como siempre. Pajareo puro y duro. Un abraso de linse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que sí, los lunes al sol sí gustan en esta versión pajarera. Sevilla tiene un coló espesiá.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  3. Entrar aqui no seu blog é como assistir a um pequeno documentário... que preciosa entrada, tão rica de espécies bonitas, inclusive a presença de flores me encanta...
    Parabéns pela sua observação e pelo belo trabalho fotográfico.

    Feliz Pascoa.
    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, efectivamente es una grata experiencia sentir que se viven documentales en directo.
      ¡Igualmente!

      Eliminar
  4. Es impresionante la alegría ornitológica de tu tierra, la verdad es que uno se queda de una pieza. Todo maravilloso.
    Puedes utilizar el tamariz con los martinetes para felicitar las próximas navidades jaja...que árbol mas bien decorado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy buena idea, gusta mucho más que el clásico árbol artificioso, ¡tomo nota!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. La foto de la luna y el milano me ha dejado sin palabras. Te superas cada vez más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta cuando veo oportunidad de trincar algo volando con la luna de fondo. El mes pasado vi por la calle un bandito de cigüeñas negras pasar ante la luna... ¡eso habría sido una foto de la leche!

      Eliminar
  6. Chulísima la foto del milano y la luna. También te han quedado guapas las de la culebrera ;)
    Ahora con lo tarde que anochece te tiene que cundir pero bien la jornada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya ni hace falta que salga corriendo nada más terminar de comer, con calma, jajaja. O lo que hacía en febrero, que me llevaba la comida allí...
      ¡Gracias!

      Eliminar