miércoles, 12 de marzo de 2014

El Brazo del Este, vergel de calamones y espátulas




Las soleadas tardes de los días 19 de febrero y 6 de marzo me han brindado material de sobra para dar un nuevo paseo virtual por este paraje cercano a la capital sevillana que bulle de tantísima vida.
Ya he hablado muchas veces de la cantidad de calamones (Porphyrio porphyrio), a los que tengo ya por mascotas del lugar, tan fáciles de avistar pero al mismo tiempo complicados de pillar de cerca. Aunque a veces podemos tener la fortuna de dar con alguno a distancia más agradecida.







Pero no serán los "gallos azules" quienes copen el protagonismo de la entrada, porque hoy las estrellas serán unas zancudas que están entre mis preferidas: las espátulas (Platalea leucorodia).
Desde que llegué en septiembre he visto allí bandos bastante hermosos, pero de lejos y sólo teniendo a veces algún ejemplar volando más o menos cerca de mi posición, pero esta vez la suerte (o la posibilidad de que a los individuos residentes se hayan unido migradores que paren aquí a reponer fuerzas) me ha concedido avistamientos muy buenos. Como por ejemplo este trío del día 19 de febrero.









 La tarde del 6 de marzo fue la más provechosa con la especie, coincidiendo con mi primera salida en condiciones entre semana por el aumento de duración de la luz y por poder circular decentemente al haber mejorado los caminos (la lluvia los dejó intransitables semanas atrás).
Una me pasó por encima de modo que pude oír sus aleteos y mirar luego en las fotos la curiosísima perspectiva frontal de su especializado pico.







Los adultos estaban guapísimos con su plumaje nupcial, como estos dos (ojo a la anilla, con la inscripción HOJ).
Una belleza que aumentó considerablemente al encontrar tres de ellas comiendo en una charca florida junto a caballos. ¿Puede haber algo más bucólico?










Y no acaba ahí la colección de imágenes de serenidad total, porque el atardecer trajo la imagen de un bando de 11 ejemplares con la luz amarillenta del ocaso (mientras que una garceta grande quería romper la tranquilidad persiguiendo a una congénere, en la segunda foto).









Sólo con esto ya merece una visitilla, ¿verdad? Pero no acaba ahí la cosa, porque este paraje siempre te ofrece nutridas observaciones de otras especies entre los bonitos paisajes de la primavera que despunta con fuerza después de las acometidas del invierno.


Girasoles

Morito (Plegadis falcinellus)

Pato colorado (Netta rufina)

Patos cuchara (Anas clypeata)


Garceta grande (Egretta alba)

Garceta grande empezando a lucir el plumaje nupcial

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) tomando el oveja-taxi


Avefrías (Vanellus vanellus) con un chorlito dorado (Pluvialis apricaria)

Mosquitero común (Phylloscopus collybita) con mal aspecto en una pata

Cogujada común (Galerida cristata)

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)



Y los dos paseriformes que mejor hicieron de modelos: la curruca rabilarga (Sylvia undata) y el bisbita común (Anthus pratensis).
Tengo que comentarlos aparte porque es la primera vez que una curruca rabilarga se me pone a tiro así de bien, y encima sin esperar verla en un carrizal (siempre pensé que si le conseguía hacer una foto medio en condiciones sería en su típico matorral mediterráneo).








Hoy no voy a finalizar con la lista del resto de especies observadas, en su lugar pondré varios de esos datos migratorios que tanto me gustan para informar un poco del movimiento por el sur a los que vivís más al norte.
El día 8 vi tuve en Jaén mis primeras citas de culebrera, vencejo real y críalo junto a enormes bandos de milanos negros; y ayer en Sevilla (al salir del colegio, vaya tela) vi un bando de siete cigüeñas negras migrando hacia el norte, además de ver esta misma tarde muchos vencejos comunes en el centro de la ciudad después de visitar la colonia de cernícalos primilla de la catedral.
¡Seguiremos informando!


10 comentarios:

  1. Cómo me vendes la moto jodío!!! . Así que el gallo azul es tu mascota no? Prepárame uno, espátulas, moritos y demás bicherío.
    Veo que ya te llevas bien con los chiquitines 😊.
    Ve poniendo a enfriar unas cuantas Cruzcampos.

    Un fuerte abraso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oído cocina! Y ya verás al añadir las estivales al menú. Los pequeñajos siempre nos vacilan mucho, pero de cuando en cuando aparece alguno que posa bien (y menos mal).
      Cruzcampos, aseitunas y jamoncito :D
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  2. Qué preciosas las espátulas con su plumaje de cortejo!!
    Ya tengo ganas de volver al Brazo del Este y tu poniéndome los dientes largos, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se sueltan la melena de las galas nupciales se ponen increíbles.
      Pues ahora mismo es buen momento para que vuelvas, ya se pueden hacer recorridos largos al haber mejorado los caminos que quedaron imposibles por el barro, y llegar a zonas como las charcas querenciosas para limícolas y demás.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Hola Carlos,

    otro entradón con todas las letras. Encima especies bastante complicadas de afotar, una vez intenté fotografiar a unas currucas rabilargas y lo dejé por imposible, no se estaban quietas. Las espátulas muy majas y ese morito en vuelo también me ha gustado mucho.

    Contrats Linse!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf, Isra, las currucas rabilargas de Jaén me tenían hasta las narices, con esa costumbre típica de cambiar de posadero cuando ya las estás enfocando... o siempre con ramitas por medio dando la tabarra.
      ¡Muchas grasias!

      Eliminar
  4. Bufff, en esta entrada has puesto algunas de tus mejores fotografías para mi gusto. Esas espátulas con los caballos, esa garcilla encima de las ovejas, ese calamón aterrizando...mejor no continuar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sentinela. Esa tarde de la semana pasada fue espectacular, la inauguración definitiva de la temporada de salidas entre semana.

      Eliminar
  5. Impresionante carlitos esa rabilarga me ha encantado al igual que el vuelo del moritou abraso de linse y a seguir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudas ganas tenía de pillar una rabilarga medio en condiciones, como con todas las especies mediterráneas (aunque la tuviera que ver en un carrizal, jaja).
      ¡Un abrazote de linse!

      Eliminar