sábado, 15 de marzo de 2014

Conociendo mejor La Mancha: Torrijos y Burujón




 Esta entrada complementa la penúltima que escribí, la de la ZEPA 139 y Guadalajara de hace dos fines de semana cuando subí allí a pasar el puente del Día de Andalucía.
El título viene a colación de la manera en que, como quien no quiere la cosa, voy extendiendo mis salidas de pajareo por Castilla-La Mancha desde aquellos paseos en solitario por Sierra Madrona-Valle de Alcudia y las excursiones con amigos por Daimiel y demás zonas húmedas.
El domingo 2 de marzo escogimos la zona esteparia de Torrijos y el embalse de Castrejón por venirme bien en mi viaje de regreso a Sevilla, echando una buenísima mañana de domingo con los dos amigos que pasaron conmigo ese buen finde estepario-medieval. Ellos también han escrito sobre la zona en sus respectivos blogs, si pincháis aquí y aquí.

El primer objetivo era dar un paseo por los campos de Torrijos para avistar aves esteparias... de las que nos llevamos casi todo el catálogo prácticamente. Destaco las gangas ibéricas (Pterocles alchata), aves de precioso dibujo que veo por tercera vez en mi vida y fotografío por fin. Unos destellos blancos y reclamos graznantes nos pusieron sobre aviso con un bando que volaba a lo lejos, y tuvimos la suerte de que dos de ellas sobrevolaran el camino.
También los sisones (Tetrax tetrax) nos avisaron de su presencia con su vuelo que estalla literalmente en destellos blancos, y pude ver así la especie que se me resistió en Madrid.








También pude fotografiar una calandria (Melanocorypha calandra) exhibiéndose en vuelo y algunas de las muchas avutardas (Otis tarda) que vimos. Para mí que no estoy acostumbrado a estas cosas, es un gustazo ver los enormes machos de avutarda en esas vastas alfombras verdes. Por algo fue el único de los 4 días en los que salía el sol entre tanto ambiente nublado.
También pudimos anotar avefrías, chorlitos dorados, perdices, trigueros, tarabillas comunes y un par de ortegas (ver en la misma mañana las dos especies de gangas no es moco de pavo).




Castillo de Barcience


Ojo al macho que está haciendo la rueda






Tanto en esos campos como en el recorrido hacia Burujón nos acompañó la siempre llamativa floración de los almendros, agregando un agradable contraste al aparentemente yermo aspecto del embalse de Castrejón. Digo "aparentemente" porque las cárcavas arcillosas de sus barrancas dominan un embalse que el Tajo forma con suave aspecto de lago y generosos carrizales en su interior.
Entre los almendros y las barrancas nos fuimos los tres con una buenísima impresión del lugar y un excelente repertorio de imágenes en las retinas y las tarjetas de las cámaras. Decidme si no era fotogénico el lugar...











Se sabe que aquí crían el búho real y el águila perdicera en las cárcavas, junto a las aves acuáticas que cobija el carrizo (como garzas imperiales, por ejemplo), además de ser zona de invernada de grullas. A nosotros nos sobrevoló un buitre negro (Aegypius monachus) luchando contra el fuerte viento y tuvimos un joven milano real (Milvus milvus) moviéndose con soltura por los cortados.






Mientras mis dos amigos se quedaban a comer allí y seguían haciendo turismo, a mí me tocó hacer el retorno a Sevilla entre  buitres leonados y bandos migradores de milanos negros, y sólo me queda darles las gracias por acompañarme en estas salidas en las que me descubren rincones atractivos de esta geografía de la que tanto queda por conocer.
Os espero en la próxima entrada, en la que cambiaremos de tercio con Sierra Morena.



14 comentarios:

  1. Espero que te gustaran todos los lugares a los que fuimos, aunque no tengan la importancia medio-ambiental de Sierra Morena ni Doñana.
    La última alternativa que teníamos para esa mañana de domingo mereció la pena, pero para otra no se nos escapa el valle del Tiétar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que sea cambiar de aires es muy bienvenido, y más si las vistas son tan preciosas. En cuanto a bichos, yo con haber visto gangas y sisones me fui más que contento, y si encima sumamos los machos de avutarda...
      Las cosas sinegéticas del Tiétar quedan ahí en la agenda, por supuesto.

      Eliminar
  2. Así me gusta, los sentinelas al 100 %!!.
    Una pena perderme esta salida, menos mal que pronto se subsanará con las pilas a tope y habiendo mejorado la establilidad del equipo de digiscoping para practicar con los gallitos azules, moritos, espátulas, flamencos...
    Muy guapas las gangas, los paisajes y esa avutarda que parece un Harrier.

    Un fuerte abraso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El viento frío que soplaba era la puntilla que te habría supuesto el colmo. Pero para próximas quedadas vamos a ir muy sentinelas, faltaría más. Huy lo que se está gestando aquí con la primavera en el suuuuur... no digo más, jajajaja.
      ¡Un abrazote!

      Eliminar
  3. Buah!!!!! Vaya pasote de fotos. Si cuando digo que sabes escoger lugares sinegéticos... Un abrazo Linse International!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeno, en realidad el sitio lo escogieron mis amigos y a mí ni me sonaba, jajaja.
      ¡Muchas gracias, guardián del norte!

      Eliminar
  4. Que verde mas guapo y que curiosas las avutardas tumbadas tranquilamente. Como me gustan los animales, además, en su estado de reposo aceptando de buen grado la presencia del observador.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahí está! Eso es lo mejor, disfrutar viéndolas desde el camino mientras están tan a gusto en esos campos de cereal tan relajantes con el reclamo del triguero como banda sonora.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Fue una buena mañana y la ZEPA no defraudó. Las barrancas son una pasada, fue un acierto ir :)
    Como bien dice el señor Romero queda el Valle del Tietar pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, y eso que era una opción tomada por la meteorología, pero fue como si hubiéramos ido con la idea desde el principio porque estuvo muy chulo.
      Ya tendremos nuestra sesión de sentinelas por Extremadura :D

      Eliminar
  6. Hola Carlos,

    unas fotos muy chulas llenas de luz y color jaja. Los paisajes son una pasada, parecen tomadas en Estados Unidos.

    Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da gusto ver así este tipo de campos, no con el marrón feo y el aspecto pelado que tienen en otros momentos. Lo gracioso es que hicimos allí la guasa de que uno podría tomarse allí una foto y subirla a internet diciendo que fue en Estados Unidos.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Bonitos paisajes Carlos , ese pantano tan seco a su alrededor , es distinto , y ademas poder ver sisones y gangas , perfecta la excursión .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan pintoresco como bonito, con esas dos especies que dices ya me quedé bien a gusto en lo pajarero porque les tenía ganas ese finde.
      ¡Saludos!

      Eliminar