jueves, 20 de febrero de 2014

Unas pocas aves urbanas


Tras la macroentrada anterior me ha apetecido hacer algo más breve para esta ocasión, centrándome en esos vecinos alados que tan cerca tenemos en nuestros jardines, parques, arboledas, tejados y estanques.
Ir de pajareo por la ciudad no nos va a deparar las jornadas más emocionantes, pero también es cierto que supone una alternativa muy agradecida para cuando no hay tiempo ni posibilidades de salidas a mayor escala; por no hablar del bonito paseo que te regalas, por supuesto.

Estas primeras fotos fueron hechas el día 10 en el sevillano parque de María Luisa, aprovechando la tarde soleada que llegó tras un fin de semana muy desapacible. Allí tenemos la oportunidad de disfrutar de cerca a aves que en sus entornos salvajes se muestran más desconfiadas, como es el caso de la gallineta (Gallinula chloropus), bastante acostumbrada a los paseantes en el estanque donde nada junto a su pareja y los patos.
La fotografía es tal cual, sin ningún recorte, para haceros a la idea.




Por su vivo colorido y sus ruidosas rutinas llaman la atención las cotorras de Kramer (Psittacula krameri), una especie africano-asiática que no pertenece a nuestra fauna y procede de escapes de animales en cautividad. Son bonitas, para qué negarlo, pero las pobres no deberían estar aquí.








Se desenvuelven muy bien en los plátanos, comiendo sus frutos y usando sus cavidades para anidar. Vi que las cavidades grandes de las zonas bajas estaban malladas, imagino que para impedir a las parejas su nidificación, pero igualmente se instalan en las oquedades más altas.








Pasemos ya a la estrella del día, ¡el formidable halcón peregrino (Falco peregrinus)!
Había ido allí expresamente para intentar verlo después de avistar uno el día que estuve allí con mi hermano yendo al museo arqueológico, que voló y se posó en plena Plaza de España...
Tuve suerte porque pude volver a encontrarlo, cuando vi que un ave de poderoso vuelo estaba hostigando a un cernícalo. Las ramas de los árboles fueron muy molestas para seguir al falcónido y salen en todas las fotos que hice, pero es siempre un placer disfrutar del gran campeón del alto vuelo y considero que somos privilegiados cuando vive tan cerca de nosotros.







Cuando llegue el paso migratorio tendré una oportunidad de ver por fin papamoscas cerrojillos (Ficedula hypoleuca) machos con plumaje nupcial, ya que hasta ahora siempre los he visto con el plumaje marrón normal. Como muestra, os dejo junto a un cantarín herrerillo común (Parus caeruleus) cuatro ejemplares distintos de los muchos papamoscas cerrojillos que vi en septiembre en el parque del Alamillo.









No pocas veces he visto águilas calzadas sobrevolar la ciudad, así como algún buitre leonado, cigüeñas blancas, garzas reales, garcillas bueyeras, garcetas comunes, gaviotas sombrías, cormoranes, lavanderas cascadeñas, petirrojos, currucas, abubillas, cogujadas comunes, cernícalos vulgar y primilla, ratoneros o incluso el reclamo de los mochuelos al caer la noche, y espero que puedan ir saliendo en otras entregas.
Cierro la entrada con una foto muy cutre pero curiosa, porque es un buitre leonado (Gyps fulvus) que vi pasar desde la ventana de mi piso.




20 comentarios:

  1. Fantástica entrada para demostrar la vida de una ciudad, pocas veces valorada por nuestras prisas, estreses, mosqueos, siempre mirando el asfalto o los semáforos. Mientras las aves viven a su ritmo lo mejor que pueden.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, puede pasar un gran bando de cormoranes volando en fila y nadie se entera, y he llegado a tener un petirrojo cantando a menos de dos metros en la valla de una casa sin nadie lo mirara.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Carlos,

    pues es una entrada muy maja, yo hice alguna también pero con protagonistas distintos. Esas cotorras escapadas serán ya tan comunes que la gente no se sorprenderá al verlas ¿no?. Lo del peregrino es un lujazo.

    A ver si en pocos días van subiendo para acá las primeras estivales que ya las tengo ganas.

    Salu2 Linse!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente sólo mira un poquito cuando se posan cerca haciendo mucho ruido, sobre todo cuando te ven a ti parado mirando, pero ni se preguntarán de dónde han salido esos loritos verdes tan bonitos.
      Pronto tendremos entre nosotros a nuestras viajeras, Isra, pronto.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. De acuerdo que hay muchos pollos en Sevilla, en el parque de María Luisa... pero estoy segurísimo que la mayoría de ellos pasan desapercibidos para gran parte de los sevillanos.
    Flipo con el peregrino como flipé cuando nos dijiste que viste una calzada,
    Me ha sorprendido esa cotorra ya que nada mas la he visto en las guías, en Madrid tenemos sólo las argentinas. Las fotos me han recordado un poquitín a Venezuela, allí era un espectáculo ver volar a los papagayos y loros,

    Un fuerte abraso linse!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo nos pasa con Madrid, y es una pena, ains.
      Te debo llevar algún día a ver a la famosa pareja de peregrinos de Madrid, je, je.
      Y sobre las cotorras de Kramer, también las tenemos en Madrid aunque no tantas como las argentinas.

      Eliminar
    2. No veas, Ramón, una preciosa águila blanquinegra volando bajito al lado del ayuntamiento sin que nadie la mire, y el espectáculo del halcón persiguiendo como un rayo al cernícalo conmigo como único espectador.
      Buahhh, tuvo que ser una pasada ver esas aves libres y en su hogar original.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  4. Lo bueno de las ciudades es que estan mas acostumbrados a la gente y te dejan acercarte mas .
    El peregrino un lujo , ya podia haber mas en todas ciudades .
    La verdad que son bonitas las cotorras ,y menudo ruido meten .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lujazo tener halcones en Sevilla, Madrid, Santander y otras tantas ciudades, además de aquellas en las que los están reintroduciendo, como en Granada por ejemplo.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. En las ciudades hay mñas vida de lo que pensamos, y tanto los pequeños parques como los grandes presentan bastantes especies, son pequeños oásis de la naturaleza.
    Por no hablar de cernícalos y halcones que crían en la propia ciudad, una pasada que disfrutaste y que muy bien nos has enseñado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida se abre paso, como aquella vez que te conté que vi lavanderas cascadeñas y gallinetas en un solar inundado entre grandes hoteles y altos edificios.
      Y gusta saber que hay quienes favorecen que estas especies vengan a vivir entre nosotros.

      Eliminar
  6. Buenas tomas urbanas. No se te escapa una Carlitos!!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intenta, jejejeje. Y es que con modelos así da gusto.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Pajareo urbano, me gusta,,,,por aqui se vio un a Kramer hace dos dias!!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En paseos así me acuerdo de cuando demuestras los resultados de las gestiones en los parques orientadas a favorecer a las aves, ojalá plantaran más plantas con bayas y dejaran isletas con vegetación.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. He tenido la fortuna mientras observaba a la hembra de búho real en el interior de su oquedad nido con el telescopio, sin alterarla por supuesto, de ver la secuencia nupcial completa del halcón peregrino. Reconozco que me estaba j…de frío pero, aparecieron y, el macho capturó una paloma que ofreció a la hembra. La hembra se alejaba perseguida por el macho y la vi acercarse hacia mi ubicación, de frente, cuando descubrí su intención de posarse a cinco metros de mí en una gran roca, detectó mi presencia y giró con estruendo. Que pena, lo vi todo perfectamente pero, si hubiera tomado otra dirección los hubiese visto más tiempo con el telescopio comerse la presa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué momentazo! Ya me imagino el quiebro exagerado que pegaría al verte, menudos reflejos tienen los jodíos. El año pasado pude ver con un telescopio ajeno a un halcón desplumando una paloma, pero ya me gustaría disfrutar del ritual entero como tú.
      Hoy vi un par de juveniles perseguirse, son entretenidísimos cuando se muestran activos.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Todo un mundo a nuestro alrededor amigo carlitos. lastima que muchos no sepan apreciarlo. Corta pero intensa.
    Abrasos de linse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres de esas personas que disfrutan como nadie la naturaleza cotidiana y cercana, sabes lo mucho que vale.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  10. Yo, en Murcia, tengo un blog donde descargó las fotos de las aves que veo en la ciudad. Algunos amigos y conocidos no llegan a creerse la variedad de aves que conviven con nosotros. http://pajaricosdemurcia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar