lunes, 20 de enero de 2014

Volviendo a la marisma con los búhos campestres


Vayamos actualizando el blog con las salidas por Doñana desde que volví al trabajo en Sevilla tras las navidades, empezando por la del domingo día 11.
Me decanté por ir desde Puebla del Río hasta el centro de visitantes José Antonio Valverde, un recorrido que me encantó cuando lo hice por primera vez en noviembre, pero yendo esta vez algo más lejos hasta la cancela de La Escupidera: la entrada a los terrenos del Parque Nacional (la parte donde necesitas autorización para entrar).

Pasar al lado de la Dehesa de Abajo merecía parar un poco para admirar el cuadro que forman los bandos de flamencos (Phoenicopterus roseus) con los numerosos patos cuchara (Anas clypeata), sobrevolados por un macho de aguilucho lagunero (Circus aeroginosus).





Llegado al vado de Don Simón y la zona conocida como Entremuros, un elanio (Elanus caeruleus) salió volando disparado a mi lado, mientras ya a lo lejos iba viendo la gran cantidad de grullas (Grus grus) que se iban concentrando en sus zonas de alimentación.
Elegí ir allí en gran parte por ver las grullas, aves que me encantan como muchos ya sabéis, y pasé grandes ratos viéndolas pasar volando sobre mí y aterrizando. Observad cómo en muchas fotos se nota que el cielo se iba despejando y el sol brillaba por momentos.














Pero no acabaría ahí la sorpresa en cuanto a invernantes con carisma, porque ese mismo lugar me deparó la gran sorpresa del día con una especie nueva que por fin conseguía ver por primera vez.
Junto a un aguilucho lagunero volaban en círculos dos rapaces de vuelo similar, pero con silueta bastante distinta, más cabezuda y colicorta... rápidamente caí en la cuenta de lo que eran y les tiré varias fotos a contraluz, porque eran ni más ni menos que búhos campestres (Asio flammeus), anteriormente conocidos como lechuzas campestres.







Tras ver cómo se alejaban en círculos (en la distancia pude ver que se les unía un macho de aguilucho pálido), llegué a la Casa Bomba, donde una de las muchas garzas reales (Ardea cinerea) quiso posar un ratito, mientras que iban apareciendo muchos martinetes (Nycticorax nycticorax) casi de la nada.
A lo lejos se veía una imponente águila pescadora (Pandion haliaetus) que pasó volando por mi lado para irse a una torreta desde la que seguir vigilando (estuvo allí todavía cuando hice el camino de regreso), y entre las cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) había un par de cigüeñas negras (Ciconia nigra) descansando.








Llegar hasta La Escupidera no me reportó nada de interés, pero el trayecto hasta allí pasando por el centro de visitantes y el Lucio del Lobo trajo observaciones como el cuervo (Corvus corax), otra cigüeña negra y muchísimos mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita), además de rapaces, ánsares comunes, moritos, garcetas grandes y calamones, por ejemplo.






Trataré las rapaces aparte, porque los numerosos ratoneros (Buteo buteo) se portaron de maravilla, siendo algunos de ellos muy buenos modelos aunque sufrieran el acoso casi continuo de los pendencieros y abundantes cernícalos vulgares (Falco tinnunculus).
Se veían varios milanos reales (Milvus milvus), para lo que aprovecho una foto del mes pasado que se quedó en el cajón, y aguiluchos pálidos (Circus cyaneus) y laguneros, entre los que volaba lo que para mí fue uno de los avistamientos más reseñables e inesperados, porque una rapaz enorme resultó ser un juvenil de águila perdicera (Hieraaetus fasciatus)... especie que yo no tenía ni idea de que pudiera aparecer por aquí.













Al regresar estuvo bien hacer otra paradita al lado de la Dehesa, y ver a las gaviotas reidoras (Larus ridibundus) pasar volando cerca, mientras los flamencos y cigüeñas blancas volaban de cuando en cuando. Un espectáculo muy bonito, y relajante hasta que llegaron las típicas familias que hablan gritando como si estuvieran todos sordos, me parece a mí que no hace falta formar tanto escándalo para pasar un buen rato con tu familia o tus amigos...








Otras especies observadas:

- Gaviota sombría.
- Focha común.
- Gallineta.
- Calamón.
- Águila calzada.
- Ánsar común.
- Morito.
- Cigüeñuela.
- Avefría.
- Garceta grande.
- Garceta común.
- Garcilla bueyera.
- Cormorán grande.
- Tarabilla común.
- Lavandera blanca.
- Jilguero.
- Verderón.
- Alcaudón real.

Y aquí acaba la primera entrega, porque este finde hice salida doble y la cosa salió de cine, con buena compañía y todo. Los que estáis en Facebook ya conocéis algún adelanto...
¡Hasta pronto!


14 comentarios:

  1. Te has puesto las botas sentinela! Menudo puntazo lo del búho campestre sí señor, espero que se queden por allá una buena temporada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah, las tres veces que he salido me he puesto morado.
      Intuyo que con los búhos tendré más momentos interesantes, ahora que por fin los vi por primera vez.
      ¡Saludos sinegéticos!

      Eliminar
  2. Buen reportaje y las capturas lo mismo,que gozada poder observar tantas especies y lo del Buho campestre lo mas.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, el búho campestre fue una sorpresa muy agradable, si ya era de por sí un gustazo estar entre grullas y cigüeñas negras.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Menudo eden ornitico,,,,,hay veia yo mas de una nueva! ufff (perdicera,elanio)
    Que gozada ver campestres a pleno dia, me paso una vez , ocho juntas y yo sin camara!!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Doñana es Doñana, algo que voy comprobando en persona muy gratamente!
      Guau, menudo momentazo tuviste también... ya las trincarás, que si viste varias juntas puede ser que haya dormidero y anden por allí todos los inviernos, ¿no?
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. menudo dia que te has pegado,parece que todos los pajaros se han reunido en la zona,habra que ir por alli,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto desde luego está hecho una maravilla, cantidad y calidad de especies. Te esperan para una muy buena jornada.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Menuda salida pajarera chaval, que variedad, esa campestre y ese ratonero me encantan, eres un fiera. Bueno que hostias eres un linse de la naturalesa.
    Abrazos felinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sentinela, allí estaban los congéneres de Busi en medio de todos esos amigos alados para darme una salida muy guapa.
      ¡Un abrazo de linse!

      Eliminar
  6. Vaya con el parque de Doña Ana, no hace falta ni apuntar con la cámara, disparas y, afotamientos a montón. A ver cuando veo mejor la campestre que me quedé con las ganas tras ver una bola de plumas a mucha distancia. El búho real me regaló un traje de campestre, bueno, yo también lo siento.
    Que bien vives por allí, se nota por las fotos.

    Saludos Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo gracioso es que de verdad salen cosas sin querer en las fotos, jajaja. Por ejemplo, al ampliar unas fotos de cigüeñas negras salieron con ellas un par de archibebes claros que no vi en su momento.
      Esperemos que puedas volver a ver en mejores condiciones la campestre, y que el gran duque no te la juegue.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Juaaaaaaarrrr!!!!! Tienes que tener el disparador fundido Carlos!!! Yo daría lo que fueses por una sola de las especies que acabo de ver. GRANDE!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un callo en el dedo, ¡jajaja!
      Vente y las ves a todas, es fácil, si te pilla al ladito.
      ¡Saludos!

      Eliminar