domingo, 26 de enero de 2014

Improvisando una excursión entre zancudas en Doñana





Esta entrada corresponde al pasado fin de semana, en concreto el sábado día 18, cuando la semana vino con días nublados y lluvia, de modo que el sábado se presentó tan apetecible que merecía la pena arriesgarse a salir a bichear por si seguía medio despejado el resto del día. 
Sobre la marcha pensé en ir por el clásico recorrido de la Puebla del Río hasta la zona del Lucio del Lobo, aunque al final sólo llegué hasta el principio del muro de la FAO y me asomé un poco por Isla Mayor... improvisación total.

Lo primero a destacar fue la cantidad de martinetes (Nycticorax nycticorax) en los tarajes que han escogido como dormidero en el entorno de la Dehesa de Abajo, con varios de ellos volando desde los acebuches para posarse con sus congéneres.
Llamaba también la atención la ya numerosa presencia de parejas de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) posadas en sus nidos, los numerosísimos bandos de moritos (Plegadis falcinelus) que llegan a parecer estorninos, un par de cigüeñas negras (Ciconia nigra) volando entre sus primas blancas y la presencia de golondrinas y aviones comunes que regresan de su viaje africano.














En Entremuros era numerosa, como siempre, la aparición de cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) por todos lados, siendo la única especie no zancuda que saldrá en esta entrada. En la Casa Bomba se veían muchos martinetes, además de más de 10 cigüeñas negras. 








En el muro de la FAO había varias garzas reales (Ardea cinerea) y garcetas grandes (Egretta alba), una de ellas junto a un calamón (Porphyrio porphyrio) y otra con una anilla amarilla con el número 57, seguramente anillada aquí mismo.







Especial mención a las grullas (Grus grus) que tanto me encantan, estando ocho de ellas menos alejadas que de costumbre y pudiendo disfrutar de ellas posadas desde el coche, hasta que una ruidosa moto levantó la mitad.












Queriendo probar si de nuevo estarían los flamencos tan a mano en Isla Mayor, fui por el Vado de Los Vaqueros, aunque lo encontré en su lugar fueron muchísimos moritos y garcetas grandes. 
Lo que más me gustó fue encontrar tres cigüeñas negras y unas pocas espátulas (Platalea leucorodia). Una de las cigüeñas echó a volar unos pocos metros cuando otra fue a posarse cerca de ella, la muy arisca no tendría ganas de compañía cercana, y gracias a ellas vi al revisar las fotos que allí había también un par de archibebes claros (Tringa nebularia) que no vi en su momento; podéis ver uno ampliando la tercera foto y los dos en la cuarta.








Al regresar junto a la Dehesa de Abajo me encontré a los moritos algo más cerca de la carretera, así como a un nutrido bando de flamencos (Phoenicopterus roseus) en medio de un campo mientras las dos especies de cigüeñas sobrevolaban la zona con frecuencia, una buena despedida antes de irme a comer a casa... que hacía un viento helador aunque no lo parezca en las fotos.









La lista de especies se completa con:

- Ratonero.
- Águila calzada.
- Milano real.
- Aguilucho lagunero.
- Grajilla.
- Cuervo.
- Avefría.
- Agachadiza común.
- Cigüeñuela.
- Andarríos chico.
- Correlimos común.
- Cormorán grande.
- Garceta común.
- Garcilla bueyera.
- Gallineta.
- Focha común.
- Azulón.
- Gaviota sombría.
- Gaviota reidora.
- Jilguero.
- Tarabilla común.
- Mosquitero común.
- Cogujada común.
- Lavandera blanca.
- Triguero.

Para la próxima nos espera la salida del día siguiente, el domingo 19, con sorpresitas en una jornada pajarera igualmente vibrante. ¡Ojo!







12 comentarios:

  1. Muy bonitas y variadas imágenes.. Un saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estos animales son así de bonitos y tienen el mérito, jeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. A veces, los planes improvisados resultan así de generosos y productivos, como demuestran tus magníficas fotos y estupendas observaciones. Es un gran placer poder disfrutar con lo que viste desde Madrid, donde esperamos con muchas ganas que vayan subiendo todas las aves que andan por Doñana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dedicar un rato a pasarte por aquí y dedicar tan amables palabras.
      Me encanta el salir por ahí en plan "a ver qué nos encontramos", aunque en Doñana no suponga dificultad precisamente.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Claro, claro, en efecto, es lo que tiene improvisar en Doñana jaja, como los dados trucados, los lanzas y te sale el seis en cada uno. Increíble Doñana. Muy buenas las fotos.
    El otro día, fui a uno de los puentes sobre el Ebro en Zaragoza por que me dijeron que había un morito despistado, también unos cuantos martinetes, ambas citas interesantes para el lugar. Fui a ver los martinetes pero no los vi, aunque si pude disfrutar del morito que, a las 18´00 h, ya estaba sobadillo. Estaban en el islote del Ebro junto a 23 bueyeras, 2 garcetas c., cormoranes y un nutrido bando de lavanderas blancas. Todo, muy cómodo de ver.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, cierto, jajaja, se puede improvisar en cuanto a no decidir un sitio fijo por si de pronto llueve y se chafa, pero con los animales uno sabe que verá mucho.
      Citas curiosas, y de la que al menos pudiste encontrar al que iba en solitario entre otras aves que se dejan disfrutar muy bien. No tardará en ir viéndose el grifo de bicherío hacia arriba.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Qué peques los moritos en comparación con los flamencos. Este año no te desesperas buscándolos, bribón.
    Magníficas todas las fotografías, aunque me quedo con nuestro pequeño amigo, el cernícalo vulgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, al lado de las avefrías no se ven mucho mayores que ellas. No hace falta buscarlos, ellos solos vienen, jaja.
      Gracias, y normal que te fijes en él, es el dueño absoluto del lugar (como siempre).

      Eliminar
  5. Joder, qué completo! Y eso que solo te has centrado en las zancudas...
    Lo que mas me impresiona es ese pedazo bando de moritos, buff
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es una pasada para todo pajarero, te imagino aquí disfrutando como un cosaco.
      Y eso que son recortes, ya verás los bandos enteros...
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. ¡Qué pasada!. Está claro que allí donde te manden descubres lo mejor del pajareo de la zona.
    Las fotos de los flamencos me recuerdan al Cabo de Gata pero reconozco que ese lugar es mas espectacular.

    Un abraso linse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ojalá que así siga siendo el resto de cursos, porque vaya si lo estoy disfrutando.
      Cuando pasé hace años por el Cabo de Gata los vi a distancia parecida a la de estas fotos, pero ya sabes que no tenía cámara aún, así que tengo que ponerme morao ahora que puedo, jaja.
      ¡Un abrazote!

      Eliminar