domingo, 18 de agosto de 2013

Los dominios del lince ibérico




Por fin llegó el momento de escribir una entrada que, desde antes de acabar de ser redactada y publicada, ya se ha convertido automáticamente en una de mis preferidas.
Estoy contentísimo de poder compartir con todos vosotros, amigos y lectores que pasáis por aquí a echar un vistazo, uno de los momentos más emocionantes de mis experiencias en la naturaleza cuando, al fin, tuve un encuentro cercano con uno de los animales más especiales de nuestra fauna ibérica y mediterránea.
El día 8 de este mes tuve una observación fugaz de un lince ibérico (Lynx pardinus), como muchos pudisteis ver en una entrada de la semana pasada, y desde entonces se encendió en mí una llama persistente por volver a ver otro ejemplar... ¡¡pues se ha cumplido!!
Después de tres salidas por la Sierra de Andújar, el lugar donde existe la única población viable de la actualidad, a la cuarta intentona tuve la colosal fortuna de encontrarme con uno a una distancia tan cercana que no imaginé ni en fantasías.
Aquí lo tenéis, una hermosa y elegante hembra que me tuvo con el corazón galopando durante el rato que paseó ante mi ensimismada mirada durante el tórrido mediodía del 15 de agosto.
No me fui hasta asegurarme de que el silencioso felino se hubiera adentrado en los matorrales, porque estaba demasiado cerca para mi gusto de una carretera.... una bastante transitada por domingueros inconscientes y egoístas que no respetan las muchas señales que dicen claramente "Zona de paso de lince ibérico" y la prohibición de circular a más de 40... algo que no me gustó ni un pelo a tenor de las recientes noticias de atropellos.
¡¡¡Tenemos un felino que existe sólo en nuestro país, y no somos capaces de cuidarlo porque queremos correr con el coche!!!






Biotopo de lince ibérico

¡Pero que no acaba aquí la cosa! Ver al felino más escaso del mundo (que es también el mamífero más amenazado de Europa) ya es por sí solo un acontecimiento sin parangón, como para tener una entrada de blog para él solo, pero tened en cuenta que he estado durante dos mañanas y dos tardes (en cuatro días distintos y no consecutivos) en un parque natural espectacular, y durante la búsqueda del gran gato he disfrutado de una magnífica representación de la fauna típica de estos lares.
La Sierra de Andújar es uno de mis sitios preferidos para pajarear a pesar del inconveniente de estar dominado por las vallas de fincas ganaderas y cinegéticas, aunque por suerte la insistente propiedad privada no es omnipotente y hay zonas para pasear a gusto, y además siempre se puede hacer un buen "safari" en coche por sus carriles y pistas. Podemos estar de acuerdo o no con la ganadería brava y la caza, pero el caso es que estos lugares constituyen un refugio para la fauna local que se acantona en estos bastiones del monte mediterráneo.

Así, por ejemplo, es sencillo ver las especies cinegéticas como perdices (Alectoris rufa), ciervos (Cervus elaphus), gamos (Dama dama) y muflones (Ovis musimon). Fue destacable que dos venados empezaran a bramar y a pelear en un pequeño adelanto de la próxima berrea.










Cerro de La Cabeza

En dos ocasiones tuve el placer de observar a otra especie que también sólo tenemos en la península, otra estrella de nuestra fauna: el águila imperial ibérica (Aquila adalberti).
Una mañana empezó este precioso adulto a reclamar y volar por las laderas, hasta que comprendí el motivo al ver que se lanzó en un vertiginoso picado (increíble el sonido al cortar el aire ante mí) para arremeter furiosamente contra un ejemplar joven. Esto en su momento ya fue una experiencia emocionante... si supiera lo que me esperaba después con el lince...












Los cielos serranos estuvieron surcados por otros colosos planeadores, sobre todo los buitres leonados (Gyps fulvus). Otros maestros de las corrientes que se dejaron ver fueron el buitre negro (Aegypius monachus), la culebrera (Circaetus gallicus) y una pareja de cigüeñas negras (Ciconia nigra).
A las cigüeñas negras las vi en la misma mañana de mi encuentro con el lince, y me hizo especial ilusión porque hasta ahora siempre tenía la mala suerte de no verlas en Andújar.









Embalse del Jándula

También pasé momentos realmente entretenidos con otros voladores de envergadura mucho menor, sobre todo con las ágiles aves insectívoras que dominan el arte de la captura en vuelo.
Lo mejor fueron los abejarucos (Merops apiaster), con sus inconfundibles reclamos y piruetas en torno a las colmenas de abejas (cosa que le gustará mucho menos a los apicultores), y cazando en los valles en compañía de aviones comunes (Delichon urbica) y golondrinas dáuricas (Hirundo daurica).
Los vuelos de abejarucos y golondrinas dáuricas por los campos de mi tierra son una estampa estival que echo en falta durante los meses fríos.

















Ocaso serrano


Antes de acabar, con las fotos de atardecer de rigor que acompañan muy bien el final de una entrada, dejo como dato fenológico una foto de esta mañana con un par de abejeros (Pernis apivorus). Es posible que se trate de una pareja local, pero lo podemos interpretar como avanzadilla de la migración inminente de la especie, pues he estado además viendo bandos de milanos negros durante estos días.




Dejo para terminar una pequeña lista con otras especies observadas:

- Conejo.
- Milano negro.
- Águila calzada.
- Pito real.
- Pico picapinos.
- Oropéndola.
- Abubilla.
- Rabilargo.
- Urraca.
- Arrendajo.
- Curruca rabilarga.
- Alcaudón común.





21 comentarios:

  1. Estupenda entrada! Fiquei encantada com a diversidade biológica!

    Beijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, esta diversidad es increíble.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Jaja, ya sabía yo que tejías como las arañas una trampa disimulada para que cayera nuestra admiración en ésta entrada. La de saltos en el suelo que tuviste que dar pillín; a mí se me juntó cada fémur con sus respectivas axilas.
    Un lince es un lince aquí y donde sea, por lo tanto, enhorabuena por cruzarte con tan maravilloso ejemplar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, mi más profundo respeto al resto de especies que están muy bien captadas y son también maravillosas, faltaría más...

      Otro saludo.

      Eliminar
    2. Se notaba que me guardaba un as bajo la manga, jejejeje.
      El temblor de manos que me entró después de verlo fue una cosa...
      Muchas gracias, se es afortunado por encontrar a este gatito, y encima acompañado por esos vecinos suyos que no son moco de pavo precisamente.
      ¡Saludos duplicados!

      Eliminar
  3. Enhorabuena! Una pasada de entrada llena de joyas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estas serranías están repletas de joyas que hay que atesorar con uñas y dientes.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Vaya entrada variada, pero ese lince se lleva la palma
    Enhorabuena!!
    saludos
    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya de por sí habría hecho entrada con los demás animales que vi... eso iba pensando en la cuarta salida por allí, mientras me decía a mí mismo "anda que si veo al lince y lo añado como guinda del pastel"... ¡algo casi profético!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. felicidades, sientete un privilegiado por ver y afotar un lince , el rey de esas tierras.
    Saludos camperos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, así me siento! Quién me lo diría, cuando el año pasado vi un lince por la noche y sin cámara, lo que me esperaba...
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Lince bien fotografiado, águila imperial, buitre negro y cigüeña negra, de lo más representativo de la fauna mediterránea y de la más amenazada en nuestro país en una sola entrada... Ya querríamos muchos (aunque no por el hecho de que esté amenazada, ains).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente es otra cosa que me alegra muchísimo de la entrada, poder haber reunido unos representantes tan genuinos de esta sierra.
      Esas especies van levantando cabeza, otro motivo de alegría, aunque sin bajar la guardia.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Para mi también una de tus mejpores entradas Carlitos, por lo que supone el bicho protagonista. La natutraleza te premia por ser uno se sus mejores sentinelas.
    Un saludo de linse y de admirasión amigo mio.
    Abrasos linseros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jero. Estoy animadísimo con volver a tener encuentros con el gatito, y compartirlo con el resto de sentinelas, que espero que algún día podáis ver uno y que el felino os devuelva la mirada... una cosa que pone los pelos de punta.
      ¡Abrazo de linse!

      Eliminar
  8. guau menuda entrada que variedad de especies y para guinda el lince que cuatro dias te has pasado haber si tengo la misma suerte en octubre cuando vaya por alli un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto me ha supuesto una ilusión tremenda. Cuando vengas a la berrea lo pasarás en grande, esta sierra no defrauda.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. No comprendo Carlos porqué viajas tanto si tienes el paraíso en la puerta de tu casa ;)
    Impresionante entrada, de lo mejorcito que he visto por la variedad, por como lo relatas, por las fotos, por esas especies tan difíciles de ver y sobre todo por esa gatita. Debe acojonar tenerla tan cerca, no se como pudiste hacer las fotos sin trepidarlas.
    Un abraso de linse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que no puedo parar, jejeje. Muchas gracias, sentinela.
      Puf, no sé cómo pude conseguir que el mayor tembleque me entrara después de las fotos y no durante, porque es mortal ver de pronto que un gran felino está casi a tu lado mirándote... de lo más sinegético, esto lo sumo a aquella vez (que tanto os cuento) cuando una imperial se me posó prácticamente al lado porque no me vio.
      ¡Abrazos de linse!

      Eliminar
  10. Muy bien visto esta vez! Y encima no le has pillado meando o cagando, todo un logro personal ;)
    Por el resto una entrada estupenda.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Menos mal que a ésta no la pillé en su "momento all-bran", que va a parecer que soy un laxante de linces, jajajaja.
      Habrá que seguir buscando encuentros, y también con esas otras especies a las que sabes que tengo especiales ganas :D
      ¡Saludos!

      Eliminar