martes, 28 de mayo de 2013

Viaje al terruño. 3ª parte: sacando todo el jugo antes de la despedida


Aquí está la última entrada mostrando lo visto durante mi estancia en Torre de Miguel Sesmero, Badajoz, con Jero como anfitrión impagable llevándome junto con Jorge por un auténtico tour ornitológico el domingo 12 de mayo, dejándome una impresión imborrable.

Después de desayunar fuimos a coger el Nissan Patrol para ayudarnos a atravesar el terruño por completo, pero primero hicimos la paradita obligatoria ante la iglesia para echar un vistazo a la colonia de cernícalos primilla.





Para que os hagáis una idea del valor ornítico que puede atesorar un pueblo, aquí tenemos en un mismo encuadre cuatro especies distintas: cigüeña blanca (Ciconia ciconia), vencejo común (Apus apus), cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) y cernícalo primilla (Falco naumanni).





No todos los días veo posados juntos a dos machos de nuestras dos especies de cernícalo, desde luego.
El vulgar a la izquierda, y el primilla mirando al otro lado, como disimulando.
Un macho de gorrión común (Passer domesticus) parece que quiso recordarnos que ellos también forman parte de la avifauna urbana, reclamando desde su limonero.






Saliendo ya al campo, un objetivo fijado era pasar por una zona donde los mochuelos (Athene noctua) se dejan ver posados en los olivos, y así fue... tanto que vimos hasta cuatro ejemplares distintos (el tercero es un juvenil), toda una delicia.







Fuimos llegando a las dehesas con sus charcas y sus emblemáticas encinas, teniendo no pocas veces el castillo de Nogales como especial escenario de fondo.
Poco a poco, parando a disfrutar de sus habitantes, llegamos hasta el corazón del terruño, en compañía de aves como la tarabilla común (Saxicola torquatus) y una hembra de aguilucho pálido (Circus cyaneus). 






Se veían muchos padres atareados con buscar el sustento para su prole. Había muchos trigueros (Miliaria calandra) con el pico atiborrado de insectos, y cogujadas comunes (Galerida cristata) buscando orugas para que sus proteínas ayuden a sus vástagos a desarrollarse lo más pronto posible.





Una zona más esteparia nos llevó adonde una pareja de cigüeñas blancas ha elegido este curiosísimo emplazamiento para anidar, un poco bajito como podéis ver. 
Un par de liebres (Lepus granatensis) se quedó en medio del camino bastante rato antes de largarse zumbando, mientras que la cogujada común seguía pidiendo atención porque sabía que pronto llegarían los preciosos abejarucos (Merops apiaster) por su ración de protagonismo.











Los hermosísimos abejarucos aparecieron muchas veces, aunque no se dejaran ver de cerca, mientras nos acercábamos a una finca de ganado vacuno donde volaban cernícalos primilla cazando (el de la foto se estaba zampando una gran escolopendra), lugar que nos depararía dos buenas sorpresas...







La primera sorpresa fue fichar dos especies esteparias nuevas que aún no tenía: la ganga ortega (Pterocles orientalis) y la calandria (Melanocorypha calandra).
La foto de las ortegas es más que testimonial, una guarrada, pero al menos se nota bien que es una pareja (el macho está a la izquierda).





Y la segunda sorpresa... ni más ni menos que... ¡¡¡una carroñada!!! Ya se intuía algo sospechoso al ver muchos buitres en círculos, pero no estaban tomando corrientes térmicas como aparentaba, porque se veía que iban viniendo más y más en línea recta hacia la zona.
Tengo que hacer especial mención a la positiva y amable actitud del dueño de la finca, que no sólo nos explicó que el día anterior había muerto un becerro, sino que encima nos permitió entrar para verlo... mientras que en mi tierra ya nos habría echado el tío borde de turno.

Además de un lejanísimo alimoche subadulto, milanos y córvidos, estaban presentes nuestros dos grandes carroñeros: muchos buitres leonados (Gyps fulvus) y un par de enormes buitres negros (Aegypius monachus).










Vamos, un espectáculo inesperado... porque nosotros íbamos a la Sierra de Monsalud, concretamente a los dominios del señor de la noche, el imponente búho real (Bubo bubo).
El día anterior me quedé sin verlo (aunque disfruté viendo sus evidencias y rastros), pero Jero insistía en que lo veríamos... ¡¡y lo vimos!! Estando allí oteando los riscos donde podía estar posado, de pronto pasó volando con su silencioso batir de alas que más de una presa ha lamentado en la noche más oscura.





Es que no pude tener un mejor broche final... ver al gran duque después de una mañana llena de observaciones que ya eran maravillosas fue algo único. 
Aparte de lo visto en fotos, también vimos abubillas, alcaudones común y real, martín pescador, garza real, águila calzada, golondrinas dáuricas, etc...

Llegó la despedida después de una buena comida y de la cervecita de rigor para celebrar el avistamiento del búho, aunque yo no tenía ni pizca de ganas de marcharme, pero el deber es inevitable... qué duro se me hizo el lunes siguiente, ni os lo imagináis.

Si unís esta entrada a las otras dos, veréis que fue un fin de semana de lo más completo, ver en persona lo que Jero transmite semana a semana en su blog no tiene precio, porque vi que en verdad el nombre de su blog (Extremadura viva) es totalmente cierto. MUCHAS GRACIAS.


Y como no puedo parar ni cuando estoy viajando... un milano negro (Milvus migrans) que vi por la carretera y el castillo de Belmez.





27 comentarios:

  1. Excelente reportaje y excelentes capturas las que nos muestras.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, el terruño de Jero es que sí es excelente.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Carlos,

    cómo me gustan estas entradas del Terruño, vaya nivelazo de observaciones de nuevo. Me gustan mucho las fotos del búho real que, aunque no sean las ideales, para mí ya me serían más que suficiente, poder afotar al búho real... ufff. También las de los buitres negros y la de los dos cernis con la cigu y el vencejo.

    Y a por Junio, apruébalos a todos, sobretodo si llevan skirt!!!!!!!!!!! :)

    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo con ver salir volando ese tochazo de búho y afotarlo como sea... eso te pone las pulsaciones a mil...
      El terruño es la leche, con observaciones chulas y de cerca.
      Chssssst, calla, hombre, que algunos me leen, jajajajaja.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Carlitos pedazo de entradon macho te has lucido. Para mi fue todo un placer mostrarte mi terreno, mi espacio. Sin duda fue un rinde entrañable y es una pena que ya termine esta serie de entradas sobre el terruño. Espero que te síntesis como en tu propia casa y que disfrutamos viendo los escenarios naturales por donde a un servidor le gusta moverse. Como te dije espero que en época ce orillas te animas a bajar de nuevo y podamos admirarlo en esa laguna que tanto te gusto. Un fuerte abrazo amigo mío y que sepas que como te dije mi casa es tu casa.

    Un abrazo enorme y sigue siendo lo que ahora eres y que no es otra cosa que buena persona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en época de grullas quería decir. Esto de contestar con la tablet es un coñazo. un abraso linseeeee

      Eliminar
    2. Yo me alegro de que te guste, he intentado reflejar lo enorme que fue ese domingo y espero que la entrada le haga aunque sea un poco de justicia.
      Si te soy sincero, yo me sentía como cuando pajareo por los campos de mi zona, allí uno se siente muy cómodo enseguida.
      Intentaré seguir siendo buena gente, y da por hecha la visita grullera-invernal, ¡¡voy a flipar en colorines!!
      ¡Un abraso de linse!

      Eliminar
  4. Que pasada ver el terruño en tus entradas. Hay que reconocer que allí hay gran variedad de especies y que se pueden observar mas cerca que en otros lugares y que además con la compañía del Jeronchu y Jorge nunca defrauda.
    Al final tuviste suerte con el gran duque y muchísima suerte con los mochus (suertudooo!!!)
    A ver si cuando vuelvas puedo estar yo presente todo el tiempo, seguro que me meto en la poza aunque sea invierno ;))))
    Ya no queda nada para visitar la Mancha húmeda junto al sentinela de la naturalesa. No le ataques mucho al pobre que anda liado con los exámenes XD.
    Un fuerte abraso de linse!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, esa variedad de ambientes tan cerca hacen que el pajareo sea amenísimo. A mí es que ese tipo de aves me quieren, jajajaja, ya lo sabes.
      Eso, eso, tenemos que coincidir más, y meternos en la poza aunque esté helada. O podemos meternos en alguna laguna manchega, que para el caso sirve casi igual :P
      ¡Un abrazo, sentinela del espasio!

      Eliminar
  5. Conociéndote, lo que más te gustó de todo lo visto en el Terruño fueron es buitres...y eso que viste grandes novedades y grandes especies, je, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me conoces y sabes que pierdo el culo cada vez que veo un buitre negro, o un bando de leonados de cerca, ¡¡es que molan demasiado!! ¡Me encantan los pajarracos feos!

      Eliminar
  6. Tremenda variedad de avistamientos. Ortegas, carroñada, liebres, búho real... En definitiva, una entrada muy interesante.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es una maravilla tener esa variedad en una sola mañana.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. guau menuda entrada que variedad como disfrutarias ese terruño es una mina un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos lo pasamos en grande, el terruño tiene una riqueza valiosísima.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Qué pasada de dia Carlos, ese terruño es mágico.
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, me fui mucho más que satisfecho y las salidas fueron de las mejores que he tenido nunca.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Buena cantidad de especies que viste ese fin de semana , aprovechado a tope .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto! Esto, sumado a lo visto los otros dos días, hizo que el finde saliera fuera de serie.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Que envidia sana a ver si algun dia me paso por alli.
    El Real a mi me hubiera subido el palpito tambien y que decir de un Buitre negro jamas visto por mi.
    Me ha encantado ese paisanaje de encinas con verde desde luego es el serengeti Europeo!"
    Tengo ganas de hacer un viaje y no escapadita comodin en ese plan.....
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi tierra verías a los buitres negros prácticamente en cada salida que hicieras, hoy mismo habré visto unos 8-10 distintos. Pero en cambio tengo un repertorio de acuáticas escasísimo, es lo que tiene cada zona.
      Ojalá tengas la suerte de conocer Extremadura, tiene una vida natural increíble.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  11. Vaya, vaya ¿eh? Después del repaso de todas las joyas que has conseguido fotografiar, quiero detenerme en el búho real (parece por la complexión una hembra) que, por lo que deduzco de tu satisfacción, ha sido tu gran triunfo. No hay un lugar con restos de presas sin una imagen del búho que las acompañe, aunque sea en publicaciones posteriores. Bueno, sirvan estas líneas para darte mi enhorabuena y desearte muchos más encuentros con esta rapaz de la noche. Suerte que sé, que la buscarás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que sabía que te fijarías en el búho, ¡es lo tuyo! No estoy seguro del sexo del ave, pero desde luego era un ejemplar grandote.
      Muchísimas gracias, espero que los encuentros con el gran duque no acaben (la semana pasada vi otro en Sierra Morena, los rabilargos le molestaban y lo hicieron salir volando).
      ¡Saludos!

      Eliminar
  12. Que ganas le tengo al terruño, pero habrá que esperar unos meses, buenas fotos Carlos
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos salido encantados con el terruño, ¡y cuando te toque a ti vas a flipar! Y con tu repertorio de fotones en el bolsillo, por su puesto.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Todos los bimbos están muy bien, pero el búho real es un puntazo, aunque yo sería mas impresionado por las ortegas.
    Me gusta mucho cómo has sacado la cogujada.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho ver las ortegas, pero qué jodías son de sacar volando con el fondo desenfocando. Encima el sábado vi un bando de gangas ibéricas, otra especie de las que no apostaría ver.
      Últimamente tengo cogujadas que posan muy bien, ya lo verás ;)
      ¡Saludos!

      Eliminar