sábado, 25 de mayo de 2013

Subida al Monte Abulagoso




Vuelvo con una entrada mostrando una ruta sencilla y llenísima de fauna interesante, en una zona que ya os empecé a enseñar en esta entrada.
El día 9 de este mes partí de Cardeña en dirección Puertollano. Tras pasar el pueblo de Fuencaliente (Ciudad Real) entré a mano derecha en el Puerto de Valderrepisa, reconociendo bien el sitio al estar señalizado el sendero de Ventillas y el área recreativa Fuente del Almirez.





Pero no se debe tomar ese camino para la ruta que propongo, debemos ir por la derecha y buscar la cancela que da inicio a la subida (o podemos entrar directamente a través del bosque como hice yo).
Ya desde el inicio podemos disfrutar del vuelo de algunas de las muchas especies de rapaces que se pueden dejar ver, como por ejemplo los gavilanes (Accipiter nisus) y las águilas calzadas (Hieraaetus pennatus) con sus dos fases de coloración.
He de destacar que una de las águilas calzadas hizo un espectacular picado contra un juvenil de águila real en la distancia, impresionante...








El primer tramo de subida es un poco cansado, con una pendiente muy empinada, pero poco a poco los pinares nos van abriendo unas vistas espectaculares de los valles, mientras el paisaje cambia entre robles melojos y madroños (al fondo de la primera foto está el Valle de Alcudia tras las montañas).
Es momento para ir parando a disfrutar de las vistas y de los pequeños moradores de estas serranías, que están repletas de avecillas forestales como carboneros comunes, herrerillos común y capuchino, trepadores azules o agateadores. También este chochín (Troglodytes troglodytes) con el pico bien repleto de cebas para sus pollitos, y los lepidópteros como la cejialba (Calophrys rubi) y la vanesa (Vanessa atalanta).









El terreno se abre y despeja mucho, entre enebros de poco porte y matorrales salpicados de afloraciones rocosas. Perfecto para contemplar el vuelo velero de nuestras enormes necrófagas, el buitre leonado (Gyps fulvus) y el buitre negro (Aegypius monachus), acompañados de su primo el alimoche (Neophron percnopterus). Los buitres negros tienen aquí cerca una zona de nidificación, resultando muy fácil verlos, y los alimoches también son habituales a diferencia de la escasez que desgraciadamente sufrimos en mi Jaén natal.










Esto que encontré por el camino resulta de lo más explicativo...




Las carroñas también atraen a las águilas imperiales (Aquila adalberti), sobre todo a los ejemplares jóvenes, y también pude ver a la otra gran águila, el águila real (Aquila chrysaetos) representada por un macho adulto y una hembra inmadura.






 Las culebreras (Circaetus gallicus) gustan mucho de estas soleadas laderas de arbolado disperso y canchales, donde dan caza a las serpientes que las hicieron evolucionar como especialistas. El tercer ejemplar, de blanquísima librea, lleva un ofidio colgando del pico si os fijáis.
Esta especie es de las más abundantes en la zona de Sierra Madrona, siendo posible ver hasta tres ejemplares distintos al mismo tiempo.







Los 1.301 metros del Abulagoso se notan cuando miramos al horizonte, con estas fabulosas vistas del valle, viendo el pueblo de Fuencaliente como si fuera una maqueta (la foto fue tomada con el máximo zoom de mi objetivo de 500mm).





Se podría continuar en una ruta circular, pero la verdad es que no me apetecía seguir tan al descubierto con el fuerte sol que empezaba a achicharrar, por lo que personalmente opté por bajar por donde hice la subida, cosa que me permitió ver una pareja de las esquivas cigüeñas negras (Ciconia nigra) que constituyen uno de los tesoros faunísticos de nuestra Sierra Morena.
Uno de los ejemplares se cruzó con un buitre en la primera foto, y la tercera foto es de un tercer individuo distinto que vi más adelante a mi regreso cuando pasé junto al pueblo de Azuel.
Incluso se dejó ver un solitario ejemplar de abejero (Pernis apivorus).







Al bajar volví a pensar en lo distinto que está esto con respecto a la anterior visita de mi otra entrada, donde se puede ver que los canchales estaban coronados por robles desnudos, pero ahora mismo están todos vestidos con sus nuevas hojas y su verdor aporta más encanto.


 



Para acabar, me permito recordaros que siempre hay que estar atento, incluso en la gasolinera te puede aparecer de pronto un ave, como por ejemplo este cuervo (Corvus corax) con su merienda en el pico.



16 comentarios:

  1. Estupendo reportaje como siempre.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como te lo pasas Carlos y como nos haces disfrutar.
    Saludos.
    Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo paso como los enanos, jejejeje, últimamente se me acumula todo lo que quiero enseñar, ufffff.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. eres un crack, seguro que voy yo por ahí y no veo ni la mitad de especies. Esta salida, ya no solo por la variedad, sino por las especies en si, seguro que se te queda grabada en la retina..
    enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, es la primera vez que veo esas especies en un solo día y pasa a formar parte de las salidas que se me quedarán grabadas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. ¡Como te lo montas Carlitos, no paras!. Te buscas unos lugares impresionantes repletos de flora y fauna y en estado salvaje (fijo que no te cruzaste ni a un dominguero).
    ¿Y tú flipabas en Monfragüe? creo que esta salida no le tiene nada que envidiar.
    Nos vemos pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo soy ése que quería ir a Monfragüe a ver alimoches y cigüeñas negras, jajajaja.
      En todo el trayecto sólo me crucé con dos senderistas (con pinta de expertos), sólo en un sitio así me puedo esperar encontrar un ciervo comido por los buitres.
      Pronto estaremos hablando de estas y más cosas, ¡un abrazo!

      Eliminar
  5. Unas vistas muy buenas, casi igual de buenas que las observaciones (sobretodo por las cigüeñas negras). La ruta parece muy maja, yo con los estudios estoy muy seco en salidas, a ver cuando acabo y me hago unas cuantas de este tipo..
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya recuerdas las ganas que tenía de cigüeñas negras este año (el pasado sólo vi UNA). Tengo que aprovechar antes de que aprieten los calores, que luego tendré que cambiar las rutas de montaña por las salidas de "coche hide" por los carriles al atardecer.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Carlitossss madre mia eres un boy scaut o como se diga, de la leche. No me extraña que le des una patada a un muro y lo tires con esas piernas curtidas en mil batallas..... Yo algún día me hago una se esas contigo, te lo garantizo. por cierto campear con un sombrero de paja es lo mas de lo más.

    Un abrazote figura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo encantado de que me acompañases en mis pateadas, te encantarán estos parajes con su bicherío.
      Hombreeeeee, no hay nada más auténtico que pajarear con el sombrero de paja, jajajaja, muy campechano (y fresquito).
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Hola Carlos,

    la verdad es que no desaprovechas ninguna oportunidad eh.. jeje.

    Las especies afotadas son la leche, yo hace bastante que no veo un buitre negro, espero verlo pronto ahora en verano. Las cigüeñas negras también me gustan mucho y la culebrera blanca me chifla, sin ir más lejos tengo un póster de un colega en la habitación...

    ¡Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto el póster (en foto), jejeje, ¿quién será ese colega que me suenaaaaa?
      Al buitre negro encima lo vas a ver de cerca, eso lo saben hasta en Hong Kong, ¿ehhhhh?
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Muy buen paseo Carlos. Entiendo que seas tan inquieto, por que por los terrenos que frecuentas lo peor que se puede hacer es quedarse quieto y escondido. Merece la pena las pechadas que te metes, sobre todo, por la variedad de especies que fotografías. Ese chochín te ha quedado de muerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Con la posiblidad de que te sobrevuelen estos amigos tan carismáticos, la verdad es que da gusto hacer subidas como ésta y otras más que iré publicando, que ya de por sí son una pasada por el entorno y las vistas.
      ¡Saludos!

      Eliminar