martes, 7 de mayo de 2013

Búho real, el superpredador


Antes de nada, tengo que decir que no he conseguido fotos de búho real, por si es lo que parecía por el título y tratándose de mí.
Lo que voy a ofreceros hoy es una entrada distinta las habituales de este blog, no será una entrada con buenas fotos (o al menos eso suelo procurar) de las aves que voy viendo en mis salidas. Lo que voy a compartir con vosotros son unos rastros de búho real de lo más curioso.

Empecemos por recordar las características de la mayor ave de presa nocturna. De entrada tiene ese vuelo silencioso común al resto de búhos, con esas plumas suaves y desflecadas que le permiten llegar a sus presas sin que sepan que se les acerca la muerte con alas, y añadamos la fuerza tremenda que le conceden su gran talla y las fortísimas garras que pueden matar hasta zorros y cervatillos.
Si unimos esto a que se trata de un predador muy intolerante con la presencia de competidores en su territorio, tenemos a un potencial eliminador de gatos monteses, mustélidos, ginetas y del resto de aves rapaces. Se sabe que no sólo es capaz de depredar sobre rapaces pequeñas como el cernícalo o el gavilán, también puede acabar con azores, milanos, ratoneros o incluso águilas calzadas.

Pues de eso último vamos a hablar ahora mismo. Este fin de semana estuvimos en una remota zona de Sierra Morena que un amigo y yo llamamos humorísticamente "Mordor" por lo realmente lejísimos que está eso, tanto que el año pasado sólo fuimos dos veces, para que os hagáis a la idea.
Allí hay un hermoso valle fluvial con castaños y otros frondosos árboles, donde una pareja de águilas calzadas anidaba hasta que topó con el poderoso búho real, que no permite que otras rapaces campen por sus dominios. Encontramos este desplumadero de la hembra de dicha pareja, junto a una egagrópila con los restos de pelo que el búho no pudo digerir.






A pocos metros estaba esta cueva, que parece sacada de uno de esos documentales donde podríamos ver al búho entrar y salir con cámara de infrarrojos. Los búhos reales se conforman con oquedades más modestas, por lo que esto se puede considerar toda una mansión.





Su interior estaba lleno de evidencias de la presencia de la gran nocturna, como excrementos y los huesos de sus muchas víctimas. Ya os digo que esto es como vivir un documental en persona, es de esos descubrimientos que apasionan.





 Después de presentar el escenario, os comentaré más o menos como pareció suceder el lance...
El desplumadero estaba cerca del nido de las águilas, haciendo pensar por la trayectoria que el búho atacó a la hembra en su mismo nido, la mató y la llevó en sus garras haciendo "parapente" hasta el lugar donde procedió a devorarla.
He de señalar que ese nido perteneció anteriormente a una pareja de azores, y nos comentaron que en su momento apareció un desplumadero de azor en la orilla, lo que nos hace ver que el gran duque realmente no acepta que otras rapaces aniden cerca de su guarida y domina este barranco con mano (o garra) de hierro.

Aquí podéis ver al pobre macho de águila calzada que ha quedado soltero. Aunque este estado no suele durar mucho entre los machos de aves rapaces.




Las demás rapaces del barranco, como gavilanes y ratoneros (también un abejero que pasó por allí a gran altura) deberán tener mucho cuidado con el matón del valle. 
Aunque hay especies a las que el búho real no puede echar mano, y es más bien él quien debe guardar las distancias y evitar ser visto durante el día, porque por allí pude ver un macho de águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) y una pareja de águilas imperiales (Aquila adalberti). 






Nunca había visto un desplumadero de una presa de esa talla, así que es la primera vez que veo de primera mano el efecto del búho real somo suprepredador.
Espero que os haya gustado, mientras que sigo preparando la próxima entrada sobre los habitantes de Sierra Morena con mi habitual ración de rapaces.

14 comentarios:

  1. Que pasada Carlos. Increíble lo que puede hacer el gran duque. Yo nunca hubiese imaginado que pudiese acabar con la vida de un gavilán, azor o calzada (eso que aprendo hoy).
    Yo he vivido algo parecido con Jero en el terruño, así que comparto el momentazo que viviríais viendo los dominios de esa preciosa rapaz nocturna.
    ¡Podías haberme guardado una pluma de la calzada! XD
    Me ha parecido muy interesante la entrada.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo había leído que puede echar mano a rapaces fuertes, pero ahora es la primera vez que lo compruebo.
      Me llevé un puñado de plumas, pero ya se te ha chafado la sorpresa, capullín, jajajajaja.
      Ya mismo admiraré yo también los dominios del búho del terruño :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Al paso que vas podrás hacer el censo andaluz de búho reales...ya tienes a varios localizados, qué suerte.

    Aunque siempre nos quedará la duda sobre quién depredó a ese gavilán que vimos en Obaya, no está de más pensar que pudiera ser un búho real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé dónde pululan, ojalá pudiera verlos con esa facilidad, jajaja, malditos.
      Yo lo tengo bastante claro, porque la otra opción era el azor y tenía muchísima más pinta de búho.

      Eliminar
  3. Esa cueva estando tan remota y con montones de huesos parece la guarida de un dragón o algo parecido, jajaja. Ahora en serio, porque queda muy lejos que si no que bien estaría poder quedarse hasta el anochecer para probar a verlo. Oye, que tremendo lo de la calzada, uno ya sabe que los búhos reales hacen cosas de esas, pero hasta que no ves algo así...... buff.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a lo mejor era de un dragón o de trolls, que si lo llamamos "Mordor" es posible, jajajaja.
      El sitio es perfecto y precioso, pero es que de verdad está horrorosamente lejos y el viaje de regreso se hace muy duro.
      Encima fue la calzada hembra, que es más grande, y esos bichos tienen más fuerza y se defienden con más mala leche que un ratonero o un milano, casi ná.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Está claro que el búho real no deja indiferente a nadie, es una rapaz que alterna fuerza con oportunismo y es gran conocedor de su territorio, por supuesto, si le dejan vivir lo suficiente.
    Todavía queda mucho monte y mucho tiempo para descubrir cosas nuevas sobre este superpredador pero, hay que estar allí en el momento oportuno para ser el privilegiado de turno.

    Joan Real y Santi Mañosa tienen un trabajo sobre la depredación del búho real sobre juveniles de águila de Bonelli (Aquila fascista).

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente estuve hablando con un amigo de casos de predación en jóvenes de águila perdicera, muchas gracias por completarme el dato, ¡ahora sí!
      Como bien dices, nos queda mucho por descubrir sobre el terreno.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Claro que lo admirarás y ya mismo amigo ya mismo. Tu entrada me es muy familiar y ya comprobaras por que. Espero que aquí si que haya buho real y foto, claro. Bonita entrada como siempre. pronto te daré un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estoy imaginando ya por qué, jejeje.
      Ojalá, ojalá, ojalá, que eso es una de las cosas que más ilusión me hacen.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola Carlos,

    inccreíble lo que puede llegar a hacer el gran Duque como se ponga serio, realmente las demás rapaces tienen suerte de que sea una "nocturna" que si no no podrían volar tranquilas en ningún momento.

    Unos sitios maravillosos.

    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un señor feudal y no permite que le tosan.
      Más de una rapaz o mamífero carnívoro se va a dormir y no despierta al día siguiente en sus dominios...
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Es un ave espectacular que solo he visto en cautividad y la verdad es que impresiona .Esos lugares remotos son los que me gustan pero creo que quedan pocos ,aparece gente en cualquier sitio .Una suerte que con tu amigo puedas ir a esos sitios ,ir solo como que da miedo .
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que por suerte aún quedan sitios remotos y sin ser propiedad vallada. A sitios así a ver quién se atreve a ir solo, bufffffffff.
      ¡Saludos!

      Eliminar