lunes, 1 de abril de 2013

Semana Santa en Córdoba, Los Pedroches, Sierra Madrona y Valle de Alcudia



Antes de empezar debería concretar el título de la entrada porque más bien han sido los días desde el jueves (por la tarde) al domingo los que he pasado en Córdoba durante las vacaciones, con motivo de la visita de un amigo que no conocía estas tierras.

Lo primero fue una buena vuelta por las dehesas, que siempre gustan mucho a quien nunca ha estado en una.
Estas fotos fueron tomadas en el entorno de la abandonada Aldea del Cerezo.





La capital cordobesa fue parada obligatoria, incluyendo tomar un buen salmorejo y flamenquines. Como en otra entrada ya puse bastantes fotos de su mezquita desde fuera, esta vez sólo pondré unas pocas imágenes del interior, centrándome en las que condensan más la esencia musulmana (me parece un destrozo que mezclasen una mezquita con una catedral cristiana).








El viaje de regreso desde Córdoba a Cardeña tuvo una parada en un lugar donde sé que es fácil avistar ciervos (Cervus elaphus) al atardecer. El tiempo se puso feo y con mucha niebla, pero no nos impidió ver algunos machos de incipiente cornamenta e incluso fotografiarlos como se pudo.





El mejor día fue el de la excursión por Sierra Madrona, con un tiempo espléndido y unos parajes de los que me gustan. Entornos vastos, amplios, remotos, donde uno siente que realmente está en la naturaleza, donde los arroyos cruzan extensiones agrestes y las cimas rocosas pueden presumir de que poca presencia humana las haya pisado.





No fue una salida exactamente pajarera, pero yo siempre me llevo la cámara por lo que pueda pasar, sobre todo en lugares donde pueden aparecer aves como la carismática águila imperial (Aquila adalberti).
Ya había visto juveniles en la zona, pero esta vez vimos una pareja adulta, que no tuvo mejor idea que ciclear delante del contraluz y encima en la zona de nubes blancas, para rematar la faena de las fotos malas.







Es increíble cómo se llena ahora el bosque de vida con el trino y reclamos de las pequeñas avecillas como trepadores azules, agateadores, fringílidos, páridos, etc.
De los trepadores y agateadores mejor ni pongo lo cutre que conseguí, pero sí dejaré un carbonero común (Parus major) y un herrerillo común (Parus caeruleus) sólo por lo bonitos que son.





Esto se supone que es una alondra (Alauda arvensis) haciendo ese característico canto en vuelo tan bonito.





Aparte de las imperiales, también se vieron rapaces como el águila real, el águila calzada, los buitres leonados y los buitres negros, lejanísimos todos. Un poco menos lejos estuvieron esta joven hembra de gavilán (Accipiter nisus) y estas dos culebreras (Circaetus gallicus).







Otra interesante parada es el Valle de Alcudia, donde nuevamente nos recibe la dehesa en su pura expresión, luciendo con los tonos más verdes de la primavera.




El mes pasado ya se marcharon las preciosas grullas del valle, pero ahora otra ave también muy bella ha hecho su llegada estival. Hablo del águila calzada (Hieraaetus pennatus), una rapaz especial para mí por los buenos ratos que pasé el año pasado con la especie.


 







Alguien no perdía ojo sobre las dehesas donde pastaban las vacas retintas, los buitres leonados y negros siempre andan atentos por si se pueden dar un buen banquete. Lamentablemente los pillé de lejos, como a todas las rapaces de la excursión.
Creedme si os digo que estas tres imágenes de buitre negro (Aegypius monachus) son las "mejores".








Como me da mucho coraje no haber tenido avistamientos cercanos, voy a tirar de archivo poniendo un par de fotos de buitre negro tomadas con la EOS 1000D que no puse en su momento.





Una salida que llevaba queriendo hacer era la visita a Belalcázar para ver su castillo, que vi desde la carretera las dos veces que he viajado a Extremadura y ya iba siendo hora de disfrutarlo.
Me llamó la atención su aspecto abandonado y decadente, en lo alto de un cerro con olivos y densa vegetación descuidada.








Queramos o no, todo llega a su fin, y me quedo con la satisfacción de que mi invitado haya disfrutado de Sierra Morena, incluyendo el punto gastronómico con chorizo de venado, jamón de bellota, carne de monte en salsa, cordero asado y lechón frito.
Me despido con una imagen de Fuencaliente desde el paraje donde su ubican las pinturas rupestres de La Batanera.




18 comentarios:

  1. como pa no disfrutar menudo paseo que le has dado y encima acompañado de buena comida que mas se puede pedir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paisajes, monumentos, comida y animales. Todo perfecto, sólo hubiese pedido mejor tiempo, jejeje, pero es secundario.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Viendo el principio pensaba que harías una entrada sin pollos, y es que tardaron en aparecer.
    Ese lechón frito, pero qué rico que está. Casi volvería allí por eso antes que por el jamón ibérico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecharé estos meses para seguir disfrutando del lechón, ñom, ñom, ñom.
      Era imposible que no se vieran pollos, ¡Sierra Madrona es un vergel!

      Eliminar
  3. pues vaya una semana santa te has pegao carlitos. Eres como digo uno de los mayores abanderados del bosque y matorral mediterraneo asi como de sus criaturas. Es impresionante como te manejas en ese ambiente. Ya hablaremos via wasap para lo de tu visita al Terruño. preciosa entrada campeón. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No ha estado pero que nada mal! Me halaga muchísimo que me consideres abanderado de mi entorno preferido, soy muy feliz con sus especies y nunca envidio otros ecosistemas.
      Ya mismo lo organizamos, que estoy pendiente del tiempo en este mes, está al caer.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Como siempre comida "ligera" para los invitados, grandes itinerarios y rapaces amenazadas que parece que te salen hasta cuando no las buscas. Buena combinación que deja a gusto a cualquiera. Con eso y la compañía pasarías una buena Semana Santa.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muy light, sí, jajajaja. En Sierra Morena tenemos la suerte de que haya buenas poblaciones de especies que no son abundantes a nivel general. Y también es que yo les gusto ;)
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Vaya con Carlos, como os lo montais.
    Impresionantes los paisajes, las fotos de Cordoba (no conozco todavía esa ciudad) ¡yo quiero!. Las dehesas, las rapaces... no faltó ni el "chichipán".
    Definitivamente la visita tuvo que irse encantada.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás aún a tiempo, te puedo asegurar que te encantará.
      Así me gusta, usando los nombres "tradisionales" de aves, ya mismo eres otro "sentinela de la naturalesa".
      Mi amigo se fue contentísimo, y yo por supuesto que también me lo pasé como los enanos.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola Carlos,

    nuevamente una entrada muy completa, veo que te aburriste mucho en Semana Santa XD

    Me imagino que esos lugares tienen que ser mágicos, la naturaleza, la historia con los castillos y fortalezas, la mezquita, las aves, los amigos...

    Creo que no se puede pedir más, y si encima nos lo enseñas con estas letras y estas pedazo fotos pues ya apaga y vámonos. Dan ganas de pasarse y perderse por esos lares durante unas cuantas jornadas.

    Salu2 desde Venecia o algo parecido jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me lo pasé muuuuyyyy mal, muy aburrido, jajajaja.
      Compartir en amistad estos parajes y monumentos es una manera de pasar las vacaciones muy chula, y más si aparecen estos emplumados.
      Ya mismo os veo usando yates por el Arlanza.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Ay, la gastronomía...
    Ese lechón, el cordero, los flamenquines, el chorisito de venado... :(
    Seguro que tu invitado se volvió a casa con el maletero lleno de lechoncillos y embutidos ricos je, je. Me ha encantado la foto final de Fuencaliente, qué vistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ñom, ñom.
      Pues más de una vez le hice a Alain la broma de que cogiéramos a los cerdos ibéricos y a los corderos y nos los lleváramos en el coche, jajaja.
      Me di cuenta de pronto de que se veía el pueblo desde ese cerro y no dudé, me pareció una vista muy bonita para acabar las fotos.

      Eliminar
  8. Buenas observaciones Carlos!!! Desde luego tienes una zona espectacular: Reales, Imperiales, Culebreras,Linces, ciervos.... disfrútalo cuanto puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los mejores refugios para muchas especies amenazadas y singulares de nuestra fauna. Tengo que aprovecharlo todo lo que pueda :D
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Buena manera de pasar la semana santa y bien aprovechada .
    Unos lugares muy bonitos y muy bonita la mezquita y el castillo .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentamos sacarle todo el partido a las vacaciones, y justamente tener el toque de la mezquita y el castillo fue el complemente ideal a los parajes naturales.
      ¡Saludos!

      Eliminar