viernes, 11 de enero de 2013

ZEPA 139: tercer día, pajareando en grupo




Amanece en Alalpardo con la pareja de cigüeñas (Ciconia ciconia) en su nido de la iglesia del pueblo, y nos dirigimos a dar una vuelta por Valdetorres y Talamanca con más compañía que nunca. Hasta ahora solíamos ir solamente nosotros dos, y algunas veces con esta amiga que en esta ocasión también se vino para darse un  último respiro antes de los exámenes, pero esta vez también nos acompañaron Ramón y Silvia.

Las primeras aves que vimos fueron las avefrías (Vanellus vanellus) en grupo por los labrantíos, aunque no se dejaron observar posadas y salieron volando pronto. Entre ellas iban estorninos... ¿puede que estorninos pintos? Quién sabe. El primer milano real (Milvus milvus) de la jornada estaba tan a gusto en una torreta, y aunque la foto sea lejana y feota, desde el telescopio se veía muy bien y lo disfruté mucho, incluso se le veían bien los ojos claros típicos de los ejemplares adultos. Durante la jornada vimos muchos más milanos volando, pero siempre de lejos.





El objetivo principal era, cómo no, ver avutardas (Otis tarda), ya que aquí está uno de sus mejores núcleos, y por supuesto que las vimos, aunque no de cerca. Un primer grupete de machos nos dejó verlos bien por el telescopio, y más adelante en una curva también pudimos estar largo rato observando a estos enormes pajarracos. No dejará de hacerme gracia la manera tan torpe que tienen de aterrizar y despegar, algo normal con esos pesados corpachones, y alguna nos pasó a distancia algo más agradecida. Por el camino de regreso las veíamos cruzar sobre el sendero a lo lejos, y se iban reuniendo cada vez más en un lejano grupete.














Otros amigos que se dejaron ver por el telescopio fueron estos corzos (Capreolus capreolus) tan majos, entre los que pude ver las pequeñas cuernas de macho al fin (hasta ahora siempre veía ejemplares sin cornamenta).






En cuanto a temas rapaces, las grandes águilas no se dignaron a aparecer. Pero sí vimos una hembra de aguilucho pálido (Circus cyaneus), especie poco común para mí, y varias veces algún aguilucho lagunero (Circus aeroginosus) como el macho de la segunda foto.





De rapaces pequeñas vimos a este cernícalo vulgar (Falco tinnunculus).




Y de grandullones a los buitres negros (Aegypius monachus) y leonados (Gyps fulvus). Al igual que en la primera salida, los negros estuvieron altos y sólo algún leonado pasó a menor distancia.






La pequeña fauna estuvo esquiva y poco colaboradora, si no que se lo digan a Ramón con las veces que los pajarillos parecían guasearse de él. Aquí dejo un verderón (Carduelis chloris), un nutrido bando de alondras (Alauda arvensis) que no sabíamos qué eran al principio, y unas de las grajillas (Corvus monedula) que usan unas ruinas para anidar.







No sería un día tan abundante en especies y avistamientos cercanos como mi primer día, pero sí excelente en cuanto a compañía, y eso no tiene precio. Siempre gusta mucho hablar con vosotros, y no olvidemos los consistentes serranitos de aquel bar de Valdetorres. Para otra ocasión (porque las va a haber), ya veremos ortegas y sisones, o alguna otra sorpresa.
Aquí os dejo para acabar a este par de observadores de la naturaleza, que no sabían que estaban siendo fotografiados y salen al natural (nunca mejor dicho).



10 comentarios:

  1. Un día tal vez más flojo de lo esperado en un principio, pero que también tuvo sus cositas. Además, ver a un grupo de avutardas casi, casi junto al grupo de corzos no estuvo tampoco nada mal.

    P.D: enhorabuena por la fotografía de la especie más rara de los campos españoles, el centinela de la naturaleza, je, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos quedamos sin avutardas, que era lo que esperábamos ver seguro.
      Chsssst, insisto en que debes decirlo bien... es "sentinela de la naturalesa".

      Eliminar
  2. Los de interior no perdéis el tiempo,he? Le habéis sacado hasta la última gota de jugo a esos días.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y menos mal, porque "a cambio" me estoy llevando una semana en la que no estoy podiendo salir, pufffffffff.
      Y todavía queda una última entrada, jejeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Si señor, una salida bien aprovechada!!
    te enlazo con mi blog, que no te tenía....
    un saludo Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien aprovechada, ¡pero sobre todo bien acompañados!
      Oook, Javi, yo te añadí al mío también el día que te visité, ya te iré siguiendo las fotazas que pongas.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Jejeje, este Carlos.
    Pues lo pasamos muy bien: observamos, caminamos, me puse morenito, comimos un serranito que estaba de miedo, conocimos a Aurora y a Ismael, pajareamos contigo en Madrid, vimos corzos y avutardas para aburrir, me volví a casa más feliz que un niño chico con las plumas que me regaló Isma y las que fuimos encontrando, los pajarines se burlaban de mí..... ¿Qué más se le puede pedir a un día de pajareo? pues sólo ver la imperial, pero eso queda pendiente para la próxima.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, me acabo de dar cuenta del comentario.
      Después de haber vivido dos veces en ciudades, y tras haber aguantado hoy el tráfico de Córdoba capital, comprendo perfectamente lo que debes sentir al abandonar la capital madrileña y echar un buen día de campo.
      Tengo muchas ganas de que haya una próxima... te llevarás una de las plumas primarias grandes, y algún águila caerá (o si no me llevo mi gavilán en la mochila).
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Ayyyy, que me han pillado tus entradas en plena semana de estudio. Por suerte ya vuelvo a ser persona. Como siempre unas fotazas, te esperamos pronto por estas tierras jijiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don't worry!!
      Disfruta mucho tu libertad, vuelve a respirar aire puro y sentir la luz del sol :D
      Gracias, si es que con anfitriones tan molones siempre hay que volver.

      Eliminar