martes, 28 de febrero de 2012

Se escucha la primavera



Sé que más de uno pensará que debería ser "se huele la primavera", pero yo digo que se escucha por los constantes cantos y reclamos de aves.

Qué mejor forma de celebrar el Día de Andalucía que yendo a uno de nuestros lugares más especiales: la Sierra de Andújar. La zona recreativa del Encinarejo estaba atestada de domingueros y familias armando follón, pero seguí el curso del Jándula por donde no había ni un alma, y el paseo fue muy agradable entre cantos de avecillas, reclamos y tamborileos de picos picapinos y pitos reales, el chapoteo de los galápagos que se lanzan al agua, los conejos corriendo por la orilla, los córvidos montando gresca como siempre, etc...

Lo que más me ha gustado fue encontrarme con el vuelo nupcial de una pareja de azores (Accipiter gentilis), planeando en círculos a una altura tremenda que es lo más alto que podemos ver volar a un ave tan forestal y discreta. Creo yo que era una pareja, porque primero vi lo que indudablemente era una gran hembra, desapareció perdiendo altura hacia mi derecha, y al poco rato apareció desde mi izquierda un azor menos corpulento y grande a simple vista.
Las tres primeras cutrefotos son de la hembra, las otras dos del supuesto macho.








También los ratoneros (Buteo buteo) estaban galanteando a su manera, haciendo como que se atacaban en el aire.



Se escucha ya el canto de las abubillas (Upupa epops). Como es mi pájaro preferido de la infancia, quise buscar una, y encontré una posada en lo alto de un árbol pelado del río, aunque con la mala suerte de estar a contraluz.



Al que sí pillé mejor fue a este mito (Aegithalos caudatus). Comprenderán la dificultad de afotar a este pequeño duendecillo del bosque quienes lo han visto saltar y revolotear constantemente entre las ramas.




Mucho mejor modelo es el petirrojo (Erithacus rubecula), posándose a mi lado sin ningún miedo (tanto que la foto ni está recortada). Creo que será uno de los ejemplares que acostumbran a venirse conmigo esperando que les dé miguitas de mi bocadillo.



Me parece que las próximas visitas, cuando no haya tanta gente, serán prometedoras, y espero más fotos de rapaces y conseguir retratar reptiles.


sábado, 25 de febrero de 2012

Despeñaperros



Hoy he estado en uno de los enclaves más emblemáticos de la provincia de Jaén, la llamada "puerta de Andalucía" en pleno corazón de Despeñaperros, con una caminata tremenda hacia uno de los lugares más agrestes y apartados de la civilización.

Fui acompañado de mi mejor amigo, cetrero y amante de la naturaleza como ninguno, y nada más llegar vimos planear muy lejos una gran rapaz que nos dio dudas, hasta que mi zoom la identificó como águila imperial ibérica (me ama esa especie, por lo que veo).
No voy a poner las cutrefotos porque sólo sirven para ver un poco su silueta y colores para identificar, pero sí pondré algunas fotos de los nueve buitres leonados (Gyps fulvus) que planeaban y escudriñaban por la zona.






Los ratoneros (Buteo buteo) se dejaron ver en bastantes ocasiones, incluso una pareja en celo que se perseguía.






LLegamos hasta un pantano tranquilo y bonito, donde encontramos las caracterísicas cagarrutas de nutria con restos de pescado, pero por supuesto no vimos ninguna...
Y así seguimos el curso del río, donde encontramos evidencias de la presencia de azores, y un cráneo de jabalí.










De entre la hojarasca no paraban de surgir arañas como la de esta foto que tomé con el macro de la compacta (también usé la compacta para los paisajes).




Entre los pájaros forestales estaba uno de mis favoritos, el pico picapinos (Dendrocopos major). Vi ejemplares volando, reclamando y trepando por los troncos, además de encontrar numerosos agujeros de los que excava como nido, incluso un árbol muerto tenía las ramas llenas de ellos.










Siguiendo el río, encontramos más restos de grandes ungulados, como la pata de un ciervo e incluso un jabalí entero.




Al salir, se despidieron de nosotros la siempre erguida tarabilla común (Saxicola torquatus) y el águila imperial nuevamente planeando en la lejanía, que apareció por casualidad en las fotos mientras mi amigo probaba mi cámara y lanzaba fotos al azar, entonces es cuando vimos un punto negro volando en la pantalla.





Luego, por los campos vimos este par de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia), que también despiden la entrada de blog de hoy.



viernes, 24 de febrero de 2012

Resumen de una buena semana

Debido a problemas técnicos (me dejé el cargador del portátil en mi pueblo) no he podido actualizar, y os aseguro que me moría de ganas por poder pillar un ordenador y ver las fotos de la semana, que se ha presentado muy satisfactoria cuando el mismo lunes vi una pareja de cárabos por los tejados de Torres de Albánchez, reclamando y hasta copulando. No fueron los únicos, porque también un zorro se paseó tan fresco por medio del pueblo.

Vayamos ahora a la gran sorpresa... ya había visto a veces águilas imperiales (Aquila adalberti) juveniles por aquí, y un día vi posada en un árbol un ejemplar con un plumaje más cercano al de los adultos. ¡Pues aquí la tenemos! Debe ser entonces una subadulta por lo que veo (yo de plumajes ando justito).







La localicé al oír sus "ladridos", porque un ratonero (Buteo buteo) la atosigaba e incluso se atrevía a darle pasadas.




Otro día la vi planeando altísimo sobre el collado, acompañado de otro ejemplar que no podía ver muy bien que digamos. Estuvieron mucho tiempo volando juntas a enorme altura, y no sé si pensar que tal vez sea una pareja, cosa que me alegraría enormemente. Aquí unas cutrefotos para testimoniarlo.







Tampoco ha faltado esta semana la imponente presencia del águila real (Aquila chrysaetos), que estuvo un buen rato planeando sobre el collado.







Otras observaciones de rapaces, aunque muy lejanas, fueron cuatro ejemplares solitarios de buitre leonado (Gyps fulvus) en momentos aislados. El de la primera foto pasó planeando en línea recta sobre la ermita, los otros cicleaban a gran altura.









Y también el gavilán macho (Accipiter nisus), volando alto sobre el collado durante unos breves minutos. Aprovecho para comentar que he encontrado un buen puñado más de nidos de la especie.




Hablando de nidos, estos días suelo encontrar a esta hembra de pico picapinos (Dendrocopos major) entrando en el agujero de este poste.






Pasemos a los córvidos. Las chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) volvieron a dejarse ver el lunes.





Los cuervos (Corvus corax) aparecieron a diario, y a veces en gran número y mostrando su habilidad aérea.






Y termino con una foto que no es muy buena por el contraluz, pero que me gusta por la escena: una corneja (Corvus corone) comiéndose un pajarillo.