martes, 4 de diciembre de 2012

Festival de las grullas 2012





Estas semanas ha entrado el frío en mi tierra como un demonio helado, es época de sentarse cerca del brasero y de dormir envuelto en toneladas de mantas. Aquellas aves estivales que tanto aprecio (águilas calzadas, culebreras, vencejos reales, abejarucos, etc) están ahora mismo cazando en las llanuras africanas junto a los rebaños de enormes herbívoros y los formidables felinos, pero al mismo tiempo recibimos en nuestro país a insignes visitantes invernales que amenizan los gélidos cielos y paisajes ibéricos. Entre ellos, destacan por su elegancia y carismática estampa las grullas (Grus grus), que bien merecen una entrada exclusiva.

Para disfrutarlo como es merecido, este fin de semana me he desplazado hasta Navalvillar de Pela (Badajoz) para observar y fotografiar a las grullas en buenísima compañía, pues he estado junto a buenos fotógrafos (y mejores personas) a los que he estado leyendo todo este tiempo y ahora he tenido la oportunidad de conocer, además de sus respectivas familias y nueva gente con la que aún no había tenido el gusto de tratar (ojalá que finalmente tengamos un blog de Rafa). Con Jero Milán enseñándonos orgullosamente su tierra (que no su terruño, que también habrá que verlo), hemos llegado desde Madrid, Burgos y Jaén (en mi caso) para pasar un muy buen fin de semana disfrutando de las aves extremeñas.

El sábado ya se dejaban ver muy pronto estas grandes viajeras que llenan el cielo con sus trompeteos y poderosos batidos de alas. Realmente impresionante cuando levantan todas juntas el vuelo al mismo tiempo.










La zona próxima a donde se reúnen para dormir estaba atestada de gente (incluyendo numerosos domingueros, de los que se arrancan a "cantar" con su micrófono), pero al ir cayendo la tarde estuvo más tranquilo el observatorio y pudimos ir viendo cómo llegaban reflejando los tonos cálidos del atardecer en sus plumajes, mientras que los elanios cazaban a lo lejos y la luz del sol disminuía cada vez más hasta el momento de recoger los bártulos con la luna tomando el relevo.
Encima disfrutando de un pequeño momento de observación astronómica con Ramón, señalándome Júpiter con sus cuatro lunas y estrellas con efecto cromático que yo desconocía.











Llegó el domingo con un buen madrugón para estar allí antes de que amaneciera y ver a las grullas salir del dormidero juntas antes de desperdigarse trompeteando por todos los campos y dehesas. Voy a poner sólo unas pocas fotos de las aves con el cielo matutino, que las fotos de los amigos pajareros sí que van a ser buenas, ya lo vais a ver.










Por las carreteras se podían ver grupos bastante cerca,  así es como Lolo, Isra, Darío y yo paramos un momento a fotografiar algunas, y vimos que una de ellas (primera foto) tenía el pico deformado con las puntas cruzadas como si fuera un enorme piquituerto. Curiosísimo.






En una zona apartada y tranquila que nos fue recomendada estuvimos también deleitándonos con sus grandes números.







Mirad bien esta foto de abajo, porque junto a las grullas se puede ver lo que parece un par de agachadizas.







Ni siquiera acabó la cosa al marcharme para coger el coche y volver a Cardeña, porque Silvia tuvo el detallazo de parar un momento en la carretera para que yo pudiese intentar fotografiar unos ejemplares que estaban bastante cerca.





Ha sido enorme tener así a estas aves tan elegantes y rebosantes de personalidad, tanto que tenían que salir ellas solas en una entrada, y dejar para una segunda entrega el resto de aves vistas, que no son pocas ni menos interesantes precisamente.

PD: he estado intentando aplicarme con el procesado de fotografías (es mi primera entrada con imágenes tomadas en raw), esperemos que mejore poco a poco, y a ver si se me pega algo de esos monstruos de la cámara con los que he estado.

22 comentarios:

  1. Me das una envidia...ojalá para futuras ediciones tenga dinero y tiempo y podamos ir hasta tierras extremeñas.

    Las fotos son increibles, desde luego.

    Y lo que se ve son una par de agachadizas, ju. Con ese vientre blanco y pico tan largo no queda otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, a mí me gustaría que para otra vez te puedas venir, ver esto en persona es la leche.
      Llegué a dudar con las agachadizas, pero ya en el ordenador creo que sí lo son.

      Eliminar
  2. Muy bonitas imágenes!!!.. Sobre todo la que están hechas al atardecer a contraluz.. Enhorabuena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, con modelos tan fotogénicas como las grullas esto sale solo, jeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Enhorabuena por este pedazo de entradón amigo Carlos. y muchas gracias por la parte que me toca, era lo mínimo que podía hacer por vosotros que me honrasteis con vuestra presencia. Espero que disfrutases del espectáculo, es algo que creo que todo buen aficionado a las grullas y al naturaleza tenía que ver alguna vez en su vida. Un placer haberte conocido y espero que sigas visitandome cuando quieras por aquí siempre serás bien recibido. Por cierto las fotos son geniales veo que no perdiste el tiempo. un abrazo amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y a los demás por ser unos grandes compañeros de pajareo y ofrecerme vuestra amistad.
      El espectáculo era magnífico, es totalmente cierto que los amantes de la naturaleza tendrían que verlo por lo menos una vez, tener así a esas aves que antes yo sólo veía volar alto... y encima esas vivencias como de documental al atardecer y amanecer.
      Lo dicho, estoy convencido de que esto será la primera de muchas veces. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Menudo pájaro este Carlos, como se nota el RAW, has aprendido pronto, que bien que lo pasamos, lastima que el tiempo pase tan rápido cuando estas con buena gente, un placer Amigo.
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío, gracias a ti también por los consejos y la buena compañía. Otra vez tengo que estar en Quintanilla, habiendo manejado para entonces mejor el RAW y listo para los buitrazos.
      ¿Tienes la litrona?
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Hola Carlos,

    menudos fotones, mereció la pena, y con creces. Yo voy a tener que publicar 4 entradas para intentar abarcar todo lo que vimos y vivimos jeje. Poco a poco irás cogiéndole el tranquillo al RAW. Bienvenido a la "Secta Pajarera" o como quiera que se llame esta pequeña pero gran familia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas, Isra!
      Vaya si mereció la pena madrugar con ese frío, y mucho. Voy a leerte entonces la primera entrada (yo soy más bestia y lo divido en dos). Espero de verdad ir aprendiendo del RAW, porque veo los resultados en Lolo y tú y me da ánimos.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Pues bien, no? Lo gozarías! Creo que ésto es algo que por muchas fotos que se vean no te haces la idea hasta que lo ves en persona. Yo con las imágenes ya flipo... que envidia! También veo que bimbaste el elanio, enhorabuena.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si otro año te puedes venir, con tu telescopio las verías estupendamente y la experiencia es preciosa.
      Al elanio tuve la suerte de verlo tanto allí como en mi regreso a Andalucía, pero eso ya saldrá en otra entrada, jejeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Carlos!!!.
    Que diferente es comentarte conociéndote. Nos has parecido un tío genial, en el camino de vuelta y a pesar de mi "estado" (lo pasé fatal en el puerto de Guadalupe) pues en el coche Silvia, Eri y yo no hicimos más que elogiarte. Espero que esto sea sólo el principio.
    Tú venias a aprender y al final nos has enseñado a nosotros un montón de cosas de las rapaces.
    Yo las fotos las veo mejor, creo que merece la pena disparar en raw RAW (a pesar de ser un rollo el procesado). Me gustan las fotos, gracias por la parte que nos toca y gracias por esa luna.
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Ahora puedo poner cara y voz a los comentarios.
      Claro que es sólo el inicio, vendrán muchas más veces para pajarear juntos (y hablar de cosas metaleras) y seguir aprendiendo de vosotros, la de veces que yo dejaba de fotografiar para escucharos y observaros a vosotros.
      Esto es sólo empezar, porque cuando algo me gusta yo sigo insistiendo y supongo que acabaré mejorando algo.
      Gracias por vuestra compañía, cuando se está con buena gente es que da gusto.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. que maravilla poder ver a estas grandes aves todas juntas y en buena compañia
    se ve que lo pasasteis genial
    las fotos un lujo
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso fue lo bueno, ver todo ese espectáculo todos juntos, ¡lo pasamos en grande de verdad!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  9. Que gozada encontrase en medio de tanta grulla. Llevo dos años queriendo volver a verlas, pero no encuentro el momento. La del atardecer rojizo una preciosidad. Saludos desde Ecija.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tengas la ocasión, porque ver esos amaneceres y atardeceres en persona es algo increíble.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Hola Carlos. Genial reportaje que muestra a estas aves en su hábitat mediterráneo. Yo no entiendo de procesados, raw... pero sé lo que me gusta y lo que me llega. Me han encantado los encuadres Carlos, la foto en sí, tienen arte. Esos arrozales sobrevolados por cientos de ellas, las dehesas, los atardecedes; especialmente me ha llamado la atención la del eucalipto plagado de nidos y las grullas pareciendo que partían de allí. Hemos aprendido muchísimo contigo, y ojalá esos preadolescentes que tienen la suerte de tenerte aprendan tanto y aprovechen tu entusiasmo. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! Muchas gracias por pasarte por aquí a comentar, ha sido un gusto conoceros y sobre todo vuestra amabilidad conmigo, raro es topar con tan buena gente hoy día.
      De raw y demás ya voy viendo, que hasta hace unos días eso para mí era como leer en japonés, pero con estos cracks ya voy a poder ir mejorando.
      Eso espero, que al menos unos cuantos chavales están ya concienciados con retirar los lazos y trampas que encuentran por el monte.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Amigo Carlos, me temo que llego tarde, lo cierto es que últimamente no paro y tengo muy poco tiempo para sentarme tranquilo en el ordenador.
    El tema del blog lo tengo pendiente, como te decía, con el poco tiempo que tengo para escribir y fotografiar, mucho me temo que no lo cuidaría como Dios manda.. :)
    Qué buena entrada te has marcado chaval y qué fotos tan estupendas. La verdad es que lo pasamos estupendamente y a ver si repetimos. Como te dije, tengo pendiente visitar la imponente Sierra de Andújar, espero que sea pronto y no te quepa duda que te avisaré!

    Un fuerte abrazo máquina.
    Rafa.

    ResponderEliminar
  12. ¡Nunca es tarde! Muchas gracias por pasarte por aquí.
    Nos lo pasamos en grande, y yo espero que de verdad tengamos ocasión de repetir y seguir charlando de águilas y otras cosillas, ¡la Sierra de Andújar te estará esperando y yo te acompañaré con mucho gusto por mi tierra mientras sacas esos fotones tuyos!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar