viernes, 16 de noviembre de 2012

Y así acaba la semana




Antes de nada, comienzo con unas vistas desde la presa del embalse de Tejoneras, para que se vea cómo ha cambiado el paisaje a mejor.
Y ya sí relato el resto de esta semana. Si en la anterior entrada os enseñé el lunes y el martes, hoy veremos qué ofrecieron el miércoles y el jueves, sobre todo el miércoles porque los buitres volvieron a dejarse ver en cantidades impresionantemente enormes; se ve que están muy hambrientos tras la racha de lluvias que no les dejaba salir a campear a sus anchas.

Casi por cualquier campo, o incluso en el mismo pueblo de Cardeña, te encontrabas a estos inmensos alados volando en desordenadas líneas  y parándose a hacer círculos de cuando en cuando.
Así ha habido ocasiones de encontrar algunos imponentes buitres negros (Aegypius monachus) entre los abundantísimos buitres leonados (Gyps fulvus).








Aquí ambas especies parecen querer jugar al "piedra, papel, tijeras".




Los estorninos negros (Sturnus unicolor) parecen querer recordarnos que ellos también salen a volar en grandes bandos.





 Quise echar un ojo en el embalse de Tejoneras como ya se pudo ver con la primera foto, por ver la cantidad de agua después de haber llovido (algo muy típico de los que somos de Bailén) y el panorama general. Aquí podéis ver su aspecto y un galápago leproso (Mauremys leprosa) soleándose en la orilla.





No esperaba encontrar buitres porque allí apenas los he visto estos meses, pero aparecieron en gran cantidad como podéis ver. Fijaos en el buitre negro que va con los leonados.







En cuanto a otras rapaces, vi un adulto de águila imperial (Aquila adalberti) volando muy alto y bastante cerca de un buitre leonado y dos buitres negros en la Aldea del Cerezo, y un ratonero (Buteo buteo) fotografiado desde mi piso. También vi un gavilán, del que mejor ni pongo foto por lo cutre y lejano, pero que me pareció interesante por ser la segunda vez que veo salir uno volando desde una zona de pinar concreta (iría a investigar si anidan, pero es finca privada, algo muy frecuente y odioso).






Pese a saber que hay ríos y embalses cerca, no deja de parecerme curioso encontrar un bando de cormoranes (Phalacrocorax carbo) volando por encima de los cerros de pinares y encinares.




Termino con un par de fotos del jueves. La primera es un montaje con las tres especies que vi desde el colegio por la mañana: buitres leonados, águila imperial y buitre negro (un juvenil). También vi lo que parecía un azor, pero por desgracia no tuve la cámara a mano...
La otra muestra unos estorninos negros, que los tenemos siempre por muy comunes porque están en abundancia en nuestras ciudades y pueblos, pero no hay que olvidar que son muy "nuestros" porque su distribución mundial se restringe a la Península Ibérica junto con el norte de África y algunas zonas mediterráneas.






6 comentarios:

  1. Pues no la has terminado nada mal amigo Carlos. Fabulosa. Saludos y hasta muy pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía tiene que seguir mejor, jejeje.
      ¡Y tan pronto!

      Eliminar
  2. Amigo Carlos he estado muy liado ultimamente, pero como decía Bumbury en una de sus mejores canciones para mí: "más vale tarde que mañana..." aquí está mi comentario.
    Una pasada de fotos las que nos muestras en las últimas entradas. ¡Mucho nivel hay por aquí!.
    En breve nos vemos, estoy deseando que llegue el festival para así conocerte. Ahora mi único deseo es que el buen tiempo nos acompañe, lo demás está garantizado: aves, grullas por doquier, intercambio de conocimientos de fotografía, amistad, risas, alguna copilla que otra.... ¡Estoy deseando!.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siempre muy bien recibido aquí sin importar tarde o pronto, por supuesto.
      Los conocimientos fotográficos más bien los voy a recibir yo de vosotros, jeje, tengo muchas ganas de conoceros y estar en vuestros pajareos in situ, ¡y que no falten las risas y las copichuelas!
      ¡Nos vemos!

      Eliminar
  3. Que envidia de espectáculo los buitres sobrevolando tu casa o la escuela... yo si pasa un milano o un ratonero por mi calle ya me emociono!
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más todavía con lo que me gusta ver esos bichos cuando vuelan muchísimos juntos. También me gustaba cuando el curso pasado veía a veces las calzadas y culebreras desde mi ex-pueblo.
      Y no olvidemos que tú tienes a los halcones peregrinos delante de casa, ehhhhhh, jejeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar