domingo, 18 de noviembre de 2012

El otoño y las rapaces en El Encinarejo (Andújar)


Esta mañana de domingo ha dado bastante de sí a pesar de lo regular que empezó, habiéndome levantado a las 10:20, teniendo que ir sin compañía y con poco movimiento de fauna al principio... pero por suerte la cosa dio un muy buen giro.

Pero no adelantamos tanto, empecemos por ver los frutos de los madroños (Arbutus unedo) dando puntos de color rojizo entre las muchas otras notas de color del otoño que me recibieron en la Sierra de Andújar.





Cuando normalmente ya habría visto algunos ciervos o incluso gamos, avanzaba sin encontrar ningún ungulado, cosa rara en una zona que nunca me falla. Sólo me animó el primer tramo este solitario buitre negro (Aegypius monachus) que cicleaba sobre una loma. Al final será verdad eso que me dijeron de que siempre acabo viendo alguno.





En cuanto a pequeña fauna, destaco la presencia en los prados ganaderos de nuestras aves campestres, como el bisbita común (Anthus pratensis), la cogujada común (Galerida cristata) o el zorzal charlo (Turdus viscivorus). También vi a lo largo de toda la salida petirrojos, trepadores, mitos, pinzones vulgares,  estorninos, mirlos, abubillas, lavanderas blancas, pitos reales, zorzales comunes e incluso un murciélago volando sobre el río a plena luz del día.






Así es como llegué a la zona conocida como El Encinarejo, popular por su área recreativa y la posibilidad de ver linces desde un amplio mirador natural.
También por lo bonito que está aquí a su paso el Jándula, que hoy lucía con vetas doradas por la caída otoñal de sus árboles de ribera.




Pasaron varias palomas torcaces, y por su culpa no caí en la cuenta de que también había un azor (Accipiter gentilis) hasta que lo vi planear y me fijé en que eso era un ave distinta.





La siguiente rapaz en salir a escena fue la emblemática águila imperial (Aquila adalberti), cuando detuve mi marcha al oír un "guok guok guok" en el cielo y la busqué rápidamente.





Así estuvo planeando un rato a moderada distancia, mientras que un ratonero también volaba reclamando, y luego se alejó más todavía para reunirse con su pareja (crían en la finca más cercana).




Una enorme formación de aves volando en V me llamó la atención tremendamente... ¿¿grullas??
Pues no... eran gaviotas sombrías (Larus fuscus), pero para grullas ya tendré una generosa ración dentro de poco (y muy bien acompañado).




En fin, seguí mi marcha y vi a lo lejos una enorme silueta aleteando pesadamente en línea recta, y eso no era un buitre.
Un vistazo con el objetivo me confirmó al águila real (Aquila chrysaetos), la gran hembra de la pareja que cría en un cerro que se ve desde el mirador que cité más arriba, y empezó a ciclear a no mucha altura de ese mirador, así que quise apretar el paso por si tenía suerte.



Y entonces, apareció en mi camino el macho de águila imperial como diciendo "oye, tú, que me hagas caso a mí, aquí me tienes", y no pude desperdiciar la ocasión desde luego.






Ya era hora de verlas a mejor distancia, que siempre las veo de lejos aquí...
Todo este tiempo estuve oyendo otros sonidos más desagradables que los reclamos de las aves: disparos, ladridos de perros y los gritos de los cazadores, lo que supongo que explica por qué no vi ungulados.

AVISO que las dos siguientes fotos pueden desagradar a quienes sean muy sensibles con estas cosas. Los cazadores perdieron de vista a un gamo, pero sus perros no, y... pues lo derribaron y destrozaron, en una muy reprobable muestra de negligencia de los monteros que allí estaban.
Y digo yo, si estas cosas descontroladas pasan, ¿qué podría ocurrir si los políticos se salen con la suya de permitir cazar en los parques nacionales y a más de uno se le va el asunto de las manos como hoy?






Esto lo vi desde la otra orilla del Jándula, donde por suerte se puede pasear tranquilamente y me dirigí a curiosear la zona donde veo que la gente consigue fotografías de nutrias, y poco a poco me voy proponiendo conseguirlo yo. Mientras tanto, me llevé una imagen de esta garza real (Ardea cinerea) que pasó volando de pronto por delante.




Al volver a casa, por el camino ya sí tuve la suerte de ver algunos ciervos (Cervus elaphus), comiendo tranquilamente como este macho.




Para terminar, pondré otra muestra de cazurrismo, pero no tan negativo, incluso gracioso.
Esto está en una casa de campo de Bailén, y yo me pregunto qué leches habrá dentro. ¿¿Fosos con cocodrilos y troncos afilados que caen sobre quienes se atrevan a entrar?? Lo que hay que ver. This is Spain.



18 comentarios:

  1. No se si bien acompañado o no,jajajaja pero desde luego tu ración de grullas te aseguro que la vas a tener,jejeje. Sigo alucinando con la cantidad de rapaces que sueles ver en tus salidas y lo de la Imperial me tiene pasmao. Saludos Carlos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero las grullas con muchas ganas, y desde luego que sí muy bien acompañado, y por primera vez con tantísima gente, jajaja.
      ¡Nos vemos!

      Eliminar
  2. Para la próxima ya consigues tener a la imperial en la barra lateral de rapaces.
    Y ya sabes dónde esperar a las nutrias, y tal vez aparezca un lince en la orilla contraria. Nunca se sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, que uno de mis objetivos es conseguir una foto de imperial más o menos como las que tengo de las reales.
      Y lo de las nutrias lo tengo que intentar en serio, que ya sé el sitio al menos y eso es poner paciencia.

      Eliminar
  3. Hola Carlos, graciosa al menos la ultima foto, estará el paisano hasta las narices de que le entren en la finca, no tan graciosas son las anteriores de los perros con el pobre gamo, es lo que tiene ponerse hasta arriba de carajillos antes de coger la escopeta, y corto que me enciendo, por lo demás buena salida, nos vemos pronto.
    Saludos, Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo decía eso con un amigo el sábado por la noche: "el tío estará harto de que se metan a coger caracoles y espárragos en su campo".
      Y ya ves lo bien que "controlan" algunos que salen a escopetear, en fin.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Jopelas:!!
    1.el azor se me cae la baba,que facilidad por alli!! y esa imperial!
    2.la monteria....que hace esa red metalica , penoso!! ya que vas a cazar caza sin barreras, pobre gamo!
    3.suerte con la nutria , es de mis animales favoritos y me da esquinazo siempre.

    Saludos camperos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño me parece buena época para ver azores... los libros suelen decir que sólo la primavera en el celo, pero yo tengo comprobado que ambas estaciones son buenas.
      Sierra Morena está llena de vallas y alambradas, es lo que menos me gusta de aquí.
      Y gracias, hace tiempo que veo fotos de nutrias de gente que va allí y pienso que he dado con el lugar.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. ¡Madre mía Carlos! el otro día vi una imperial aquí en Madrid (Alcobendas) y fue la observación del año, un día para enmarcar, y tú las ves como yo veo las palomas (bueno reales, azores, gavilanes, negros...).
    Por las grullas no sufras, ¡te vas a hartar! y de la compañía decirte que entrarás a formar parte de esta familia de pajareros.
    Me ha cabreado lo del gamo, menos mal que la entrada termina con una sonrisa...
    ¡Queda muy poquito!. Ya ha empezado la cuenta atrás.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente ayer hablaban en las noticias de las águilas imperiales de Madrid (yo las he visto en Daganzo y Alalpardo) y comentaban el aumento de parejas reproductoras, por fin salen animales salvajes sin que sean malas noticias.
      Ya queda nada, ¡me lo voy a pasar como un cosaco pajareando con los expertos!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. precioso entrada
    que linda las fotos en vuelo del águila
    que pena lo del gamo
    y que risa con las trampas mortales ,jajajajajajajajajaj
    espero que lo de las grullas salga bien
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y también por lo de las grullas porque tengo mucha ilusión puesta.
      ¡Pero tendremos cuidado con las trampas mortales!
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Hey, veo que vas consiguiendo tu objetivo con las águilas, tanto por las de esta entrada como por la que acabas de poner en el lateral del blog, muy buenas! supongo que no tardará en caer la próxima entrada.
    Entiendo lo que se siente al salir al campo y encontrarlo plagado de cazadores, a veces los he visto por mi pueblo en busca de perdices, en humedales cazando patos y agachadizas... te corta el rollo.
    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Ahhhh, aunque la imperial de la barra lateral es una que saqué en el mes de mayo en la Sierra de Segura y tuvo su entrada.
    Encima por culpa de los escopeteros no puedo salir a buscar alguna mañana el búho real de mi pueblo, porque es en un coto y no me fío nada.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Vaya... Menudas fotos la de los perros y el gamo. Es inusual ver algo así en fotografías.
    Respecto a lo de asesinar a todo bicho viviente en picos o en otros parques naturales... Cada vez me hierve mas la sangre. Es totalmente incomprensible la actitud de algunos...

    Un saludo, y ten cuidado al caminar por esas zonas que ya sabes como se las gastan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, a ver quién asegura que quienes dejan así a los perros no harán escabechinas con especies delicadas.
      Ahora nos dicen que "hay sobrepoblación de lobos", pero de los mapaches sueltos no dicen nada... me ponen negro.

      Tendré cuidado, como me dice un amigo "no vayas a caer en las trampas mortales", ¡saludos!

      Eliminar
  10. This is Spain, sí... Vaya tela. Pobre ciervo, he preferido con diferencia verlo vivo en la imagen de más abajo.
    Por lo demás, destacar que me han gustado mucho las imágenes del águila imperial. ¡Qué majestuosidad!

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este país es la leche, la semana pasada vi una de esas trampas para zorros donde cae cualquier animal...
      Siempre es un gustazo ver esa preciosidad de rapaz, muy majestuosa de verdad.
      ¡Saludos!

      Eliminar