domingo, 16 de septiembre de 2012

Esperando...


Antes de empezar con la entrada quiero compartir una noticia que me ha entusiasmado hasta límites colosales... ¡¡¡HE VISTO UN LINCE IBÉRICO!!!

Fue ayer al anochecer en la parte de sierra correspondiente al pueblo de Baños de la Encina, en ese lugar donde fotografié de cerca a un mochuelo que muchos/as recordaréris... estaba agazapado a pocos metros en el camino de tierra por donde íbamos conduciendo y, tras haber estado quieto un rato, se alejó dando zancadas a una velocidad prodigiosa, sin duda uno de los mejores avistamientos que tendré en toda mi vida.

Espero que los problemas técnicos acaben esta semana y pronto pueda empezar a enseñaros lo que estoy investigando por Cardeña.
Mientras tanto, se me ha ocurrido juntar en una entrada algunas fotos de la Sierra de Segura, que olvidé poner en su momento.

Voy a empezar por algunas imágenes de águilas imperiales (Aquila adalberti) que me dejé en el tintero un día que conseguí fotos mejores y me dije "bueno, estas otras ya las pondré otro día".






El mismo día que vi el ejemplar adulto, el 15 de mayo, también vi a su pariente el águila real (Aquila chrysaetos) dándose una vuelta por la misma zona. Realmente voy a echar de menos poder ver a las dos grandes águilas en el mismo sitio... seguramente vuelva allí algún que otro sábado  a echar la jornada.




Y el día que vi el ejemplar juvenil de águila imperial de la tercera foto que puse, la tarde del domingo del 14 de mayo, vi también un halcón peregrino (Falco peregrinus), uno de los rarísimos milanos negros (Milvus migrans) que se ven por aquí, y un par de abejeros (Pernis apivorus). Podéis ver que la luz iba empeorando a esas horas, por lo que a los abejeros directamente no los pondré porque encima estaban lejísimos.





Y no todo van a ser rapaces. Un amigo siempre me da la lata con que no hago caso a los pajarillos... pues ahí van unos cuantos, empezando por el roquero solitario (Monticola solitarius) que a veces veía desde mi ventana. Quise dedicarle una entrada, pero se dejaba ver poco, y en cambio tuve a finales de curso a un colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) ocupando su lugar como ave que me daba los buenos días con sus trinos.


                                     



Hablando de colirrojos, ahí va una hembra que vi un día junto con un escribano montesino (Emberiza cia), y yo ni recordaba ya tener las fotos.





El mismo día del roquero solitario encontré este agateador común (Certhia brachydactyla).
La foto es bastante mala y normalmente no la habría puesto, pero no conseguí otras mejores hasta día de hoy...



¡He mentido porque sí voy a poner más rapaces! Me quiero despedir con dos especies emblemáticas para mí, el gavilán (Accipiter nisus) y el águila calzada (Hieraaetus pennatus), representados respectivamente por una hembra de buen tamaño y un ejemplar de fase oscura.





Espero que pronto pueda seguir con mi actividad (hiperactividad) habitual.

18 comentarios:

  1. lo primero enhorabuena por el avistamiento del lince si duda un gran momento el que has vivido, menuda serie de fotos tenias guardadas una gran variedad de especies un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Un momento enorme, no lo voy a olvidar jamás.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Carlos, desde luego para tí ver rapaces es como para mi ver gorriones o palomas ¡qué suerte!
    Enhorabuena por el avistamiento de ese lindo gatito, el lince ibérico. Espero y deseo ver pronto fotazas de el en tu blog.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedé muy satisfecho de encontrar un buen sitio de rapaces después del trabajo de campo de todo el invierno, jejeje, tendré que volver alguna que otra vez por allí.
      Muchas gracias por lo del lince, ojalá pueda volver a verlo con fotos, como ya hice en su momento con la nutria.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Madre de Dios pero que suerte tienes con las rapaces, y haber podido ver ese lince habrá sido la leche. te lo mereces por tu incansable trabajo y tu buen hacer. saludos desde mi terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las rapaces me quieren mucho, jejeje, no se podrán quejar de cómo las cuidé dejándoles carcasas de pollo y restos de carne.
      Muchas gracias a ti también, fue uno de mis mejores momentos en la naturaleza, sólo de pensar que viene gente de fuera del país para ver de lejos un animal que yo he visto de cerca.... ufffffffffffffffff.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Muy chulas las imágenes.. Y doble enhorabuena por ese Lince Ibérico.. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Lince eh? Menudo pedazo de momento debe haber sido, se te estaría saliendo el corazón por la boca! Pudiste sacar al menos una foto? aunque no sea así da igual, en estas situaciones lo mejor es disfrutar bien de la observación.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto! Yo creía que era un gato, y mi amigo decía que era un zorro... ¡y vimos que era un lince cuando se levantó y nos quedamos de piedra!
      Siento decir que no hay foto, pero desde luego no puedo negar que la observación fue de sobresaliente.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Hola Carlos, que suertudo la imperial, real y ademas un lince lo que digo menuda suerte, gracias por compartirlo amigo, saludos.
    Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas, Lolo! Es de verdad impresionante tener a las dos águilas en el mismo sitio, aunque no más que haber visto por fin a la joya de nuestra fauna.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. fELICIDADES POR EL lINCE, TU PRIMER PASO APRA AFOTARLO EN UN FUTURO....
    LO DE LAS RAPACES EN TU GENIAL TONICA Y ESE SOLITARIO SE ME CAE LA BABA , LO HE VISTO DOS VECES.....
    SALUDOS CAMPEROS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Ojalá te escuche el Destino, porque eso querrá decir que lo veré más veces.
      Los roqueros solitarios aquí son bastante comunes en los lugares adecuados, apareciendo tranquilamente en pueblos (torreones, iglesias y hasta edificios en obra). Otra cosa es verlos de cerca, porque suelen posarse muy alto o medio escondidos, jeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Con un poco de mucha, mucha suerte tal vez este sábado o domingo esté por allí de nuevo, esperándo para que lo fotografíes ya que puedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento me conformo con poder volver a fotografiar a mis bichos, aunque eso sería una pasada... desde luego era una zona muy propicia, porque fomentan la presencia de sus presas como así atestiguaba un cartel.

      Eliminar
  9. ENHORABUENAA por el lincee!!!!!!!!!!!! Es un animal precioso del que nunca se me va a olvidar esos 10 minutos viendolo en el Encinarejo. Me gustan mucho las fotos de imperial y las de solitario!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Recuerdo las veces que he visto a gente con sus telescopios en El Encinarejo, pensando que yo nunca vería uno como ellos, y al final... ¡zasca! Tú sabes lo que siente cuando ves a esa preciosidad en persona ;)
      ¡Saludos!

      Eliminar