viernes, 17 de agosto de 2012

Migradores (y más)





Así, como en la foto de arriba, era el aspecto del cielo esta mañana en las afueras de Bailén, a la altura de Zocueca y yendo hacia Andújar. Un gran bando de milanos negros (Milvus migrans) que iba aumentando conforme se agregaban sobre la marcha nuevas oleadas de ejemplares que pronto empezarán a cruzar el Estrecho de Gibraltar a lo bestia... ojalá pueda alguna vez en la vida presenciar ese enorme espectáculo migratorio.







Individuos como el de la foto de abajo me llegaron a confundir, por suerte ya había leído que existen milanos negros con coloración rojiza que se asemeja a la del milano real.




Entre ellos se podía ver alguna forma diferente... un infiltrado que viaja con los milanos hacia sus cuarteles de invernada en África.




Premio para quien haya visto de primeras al abejero (Pernis apivorus). Este ejemplar en concreto es de los que se pueden confundir con un ratonero a lo lejos.





Este otro no presenta confusión en la identificación, con su bonita librea clara que resalta mucho la mancha oscura en el ala. Seguramente habría más a lo lejos en medio del caos alado, pero yo sólo vi estos dos entre los que pasaban por encima de mí.





Esto habría sido todo, pero voy a seguir mostrando animales vistos en dos salidas: una en solitario de ayer por la tarde, y otra del miércoles por la mañana en buena compañía. Ambas por Andújar y Baños de la Encina, y la del miércoles además llegando hasta el pueblo de El Centenillo.

Empecemos por los coloridos abejarucos (Merops apiaster), que aún están entre nosotros, llenando las tardes con sus curiosos reclamos y revoloteando junto a las últimas golondrinas y los ya escasos vencejos.









Los alcaudones comunes (Lanius senator) se ven cada vez menos, cuando en julio ocupaban prácticamente cada valla que se veía en el campo.





Otras que se irán pronto son las culebreras (Circaetus gallicus). Ayer había una posada en una torreta de la luz, y espero que no sea la última porque vaya chufa de foto mala. Durante unos meses echaré muchísimo de menos a las culebreras y a las águilas calzadas hasta su regreso primaveral.




Un movimiento curioso fue el de estas chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) en medio de las dehesas, el miércoles por la mañana.






Más arriba dije que el miércoles llegamos hasta El Centenillo. Allí encontramos una buena buitrera, aunque a esas horas los buitres leonados (Gyps fulvus) estaban ya muy desperdigados y volando alto.





También vimos en una finca de ganado bravo a su primo el buitre negro (Aegypius monachus).






También por las dehesas vi ayer una abubilla (Upupa epops), una de mis aves preferidas de siempre.





Pasemos a los ungulados como siempre. Primero los infaltables ciervos (Cervus elaphus), en la primera foto veréis un pollo de perdiz junto a ese macho.








Los gamos (Cervus dama) como siempre son más esquivos, sólo pude sacar a este cervatillo.




Los muflones (Ovis musimon) tampoco estuvieron muy colaboradores, sólo vi unos pocos en la distancia.





He tenido la tentación de acabar la entrada con otra ave migradora que vi ayer, pero la cosa dio mucho jugo y mejor me la guardo para otra entrada próxima.
Me despido entonces con mis dos mochuelos, que son los mismos de la entrada anterior, y además el segundo es el mismo ejemplar que saqué de cerca el mes pasado.







8 comentarios:

  1. Ver algo así, a tan poca altura, debe de ser increible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Las grandes concentraciones de aves son siempre una pasada! Como lo que te conté el año pasado de las cigüeñas.

      Eliminar
  2. Que buen lugar apara ver migratorias, desde luego ese abejorro clarito precioso. Donde vivo esta la zona de Lindux (pirineo navarro) genial para ver migradoras.
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pirineo tiene que ser una maravilla, paso obligado para migradoras y seguro que se ve de todo.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Ya veo que regresas con fuerza a tu tierra, y también que abandonaste la mía del mismo modo (la pescadora brutal). Disfruta del paso migratorio mientras dure!
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombreee! Ya estás de vuelta.
      Algunas aves de allí me quedé sin verlas al final, pero a esa pescadora tenía que pillarla de nuevo como fuera.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Que maravilla los milanos negros, desde luego ya han comenzado los viajes por lo demas genial como siempre. Saludos desde Extremadura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esperemos poder más bandos migradores antes de que nos dejen sin su agradecida presencia durante unos meses.
      ¡Saludos!

      Eliminar