jueves, 9 de agosto de 2012

Hasta la próxima, Cantabria.




Con esta pareja de libélulas empiezo la última entrada sobre Cantabria, ya que mañana a estas horas estaré de vuelta en mi tierra.
Volveré a ver estampas típicas como el mochuelo (Athene noctua) en el encinar... bueno, esperad, que aquí también se ven muy bien, como cuando mi hermano me dijo que vio uno en una casa abandonada de Elechas al pasar con la bicicleta (y resultó haber más de uno). La última imagen es la manera más común de ver a ese jovenzuelo, tomando el solecito tan ricamente en el alféizar de una ventana abierta.






No me he ido sin probar un poco de suerte con las rapaces de Santoña, he visto un par de veces a los juveniles de los halcones peregrinos (Falco peregrinus) que allí crían y este lunes volví a ver al águila pescadora (Pandion haliaetus) que se ha quedado a pasar aquí el verano (lástima de feo cielo gris esa tarde).













También en Santoña he visto el lunes un buen grupo de espátulas (Platalea leurocodia), aunque fuera de lejos. Dos de ellas van anilladas como veis. Mucho me temo que nada igualará aquella vez que tuve un ejemplar a escasos metros durante mucho rato, y en mi mismo pueblo.





Ya puse agujas colinegras (Limosa limosa) de Astillero, pero en Santoña también las hay y las vamos a ver en vuelo en vez de su típica imagen comiendo, para luego aterrizar mientras una gaviota joven las mira como sorprendida.







Otras aves vistas en Santoña, en el mismo lugar de los halcones, que quiero poner son los cuervos (Corvus corax) y aviones roqueros (Ptynoprogne rupestris). Al cuervo lo pongo porque me gustó la estampa, y al avión roquero porque es el primero que me sale más o menos bien en vuelo.





El lunes empecé a ver charranes patinegros (Thalasseus sandvicensis) por aquí, los de las fotos concretamente en el puente de Somo. Cuesta un poco menos de pillar que a su primo el charrán común, pero tampoco es lo que se dice fácil.







También me han entrado ganas de poner dos cisnes vulgares (Cygnus olor), al haber encontrado esta foto del atardecer en la ensenada.




Dije un día que intentaría sacar al gavión (Larus marinus) de la ensenada en vuelo, y aquí está ese bicharraco, el matón de la bahía. Incluso veremos su tamaño comparado con el de una gaviota patiamarilla.





Aprovecho para enseñar una gaviota sombría (Larus fuscus) en el momento de hundir su pata en el agua fangosa.




Ahora hagamos un pequeño interludio con unas fotobichos, primero con la polilla armiño blanco (Spilosoma lubricipeda), o al menos digo yo que será esa especie. Desde luego recuerda en verdad a esas capas de armiño de los reyes medievales, un bicho muy señorial.





Sigo con un pequeño sapo común (Bufo bufo) que anoche localizó mi hermano delante de casa.



Y una mariposa pavo real (Inachis io). La foto es lejana y tirando a mala, encima sin las alas abiertas, pero es la primera vez que veo una y me ha encantado.




Retomando las rapaces, no conseguí sacar mejor a alguno de los alcotanes que hay por aquí, pero el mismo día que vi a un juvenil volando alto me encontré con un ratonero acosando a la joven culebrera (Circaetus gallicus) que caza por estos prados.





En otra ocasión fue un ratonero el molestado por otra rapaz, un milano negro (Milvus migrans) que se dedicaba a acercarse a él para ponerse a hacer quiebros en el aire por debajo, curioso.





Estaremos de acuerdo en que estas dos especies se merecen salir con alguna foto más decente. Y así de paso pongo un ratonero de color crema que me gusta especialmente.







También fue curioso el día 29 de julio cuando una joven águila calzada (Hieraaetus fasciatus) de fase oscura sobrevoló Elechas y se lanzó en picado sobre el mismo pueblo para capturar un pajarillo, cosa que se ve en la segunda foto pese a la malísima luz.




Y así, con los 31 años recién cumplidos (ayer mismo), me vuelvo para casa y me despido con esta foto del castillo de Butrón en Vizcaya.



9 comentarios:

  1. -Pues yo veo a esa pescadora muy bien retratada, por no decir de ese ratonero claro...

    Por cierto, ahí tienes otra gaviota anillada con pvc verde mientras aterrizan las aguas (que por cierto también están muy bien).
    Y seguiría con el patinegro, luego con el gavión...pero nunca acabaría.


    Me ha encantado estas vacaciones tuyas en Cantabria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la pescadora me hizo un buen desfile volando mucho rato por la zona, se portó muy bien. Y quién me diría que vería una en pleno verano...
      ¡Arrrrgh, no me había fijado en la anilla de la gaviota! Si lo llego a saber le tiro varias fotos para que en alguna se leyera bien.
      Muchas gracias como siempre, ¡saludos!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Felicidades por cierto. Creo que cumplimos años el mismo día (8-8).

      Casualidades de la vida...

      Eliminar
    4. ¡Gracias! Así es, los cumplo también el día ocho, felicidades con retraso a ti también.

      Eliminar
  2. Pues te despides a lo grande de Cantabria, que maravilla las rapaces y la serie del aguila pescadora es espectacular al igual que ese mochuelo en la ventana. po cierto esto empieza a ser preocupante. Sabes que tengo otra foto en la que estoy posando en el castillo de buitrón. Coincidencias o ......Jajajaja. Saludos desde mi Terruño y feliz cumpleaños amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Pues sí que empiezan a ser muchas casualidades, vaya, lo suyo sería que se diera alguna coincidencia al mismo tiempo, eso sí que estaría bien, jajaja.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. menuda despedida
    fantastica entrada
    preciosas fotos
    la pescadora esta genial en vuelo
    el castillo es una pasada
    saludos

    ResponderEliminar