martes, 10 de julio de 2012

Colonia de cernícalos.


Como dije al escribir mi entrada sobre el pueblo de Baños de la Encina, haría una entrada aparte sobre los cernícalos primilla (Falco naumanni) que anidan en su castillo.

En primavera regresan de sus cuarteles de invierno africanos estos pequeños halconcitos urbanos y llenan de vida la vieja piedra del castillo junto a los rápidos vuelos de vencejos y aviones comunes. Ahora mismo me pareció un buen momento para acercarme a echar un vistazo, pensando en lo avanzada que estaría la cría, y veamos lo que encontré.
Empecemos por los preciosos machos llevando las cebas, como por ejemplo esta cosa rara en sus garras que no estoy muy seguro de lo que era. ¿Un pequeño roedor?














Anidan sobre todo en los mechinales que antaño se usaron para elaborar el tapial con el que está construido el castillo. Aunque alguno se posaba en las tejas de las almenas.







Hablando de almenas, fijándote bien en ellas podías encontrar alguno de los pollos del año, ya bien crecidos y preciosos. Algunos conservaban desaliñados restos de plumón, pero muchos volaban ya estupendamente contra el viento.










Para ser mi primera sesión de primillas creo que no ha estado muy mal, pese a que el viento me movía la cámara.
Me despido con una imagen del Embalse del Rumblar reflejando fuertemente el sol de la última hora de la tarde.





8 comentarios:

  1. Carlos, ¡no paras joío! jejeje.
    Pues para ser la primera sesión está muy pero que muy bien. Las del macho con la presa, los jóvenes, el castillo (me recuerda a la colonia de la iglesia del pueblo de Jero)
    Como siempre nos dejas una sorpresa, esta vez en forma de embalse ;-)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esperemos que siga así de activo, porque no puedo parar, jajaja.
      Muchas gracias por tus palabras, procuraré seguir compartiendo con vosotros lo que veo.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. No hace falta que te diga que me encantan estas pequeñas rapaces. En Fresno de Torote he tenido la suerte de verlos cazando, junto a un milano (sin identificar especie exacta).

    Y cada vez tengo más ganas de ver ese castillo, ejem, ejem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También has disfrutado a estos pequeños en tu zona, pillín.
      Ya te llevaré a ese castillo cuando muevas tu culo a mi tierra, y vas a comer muy bien allí, ñam.

      Eliminar
  3. Una pasada amigo Carlos los primillas de lujo vas mejorando a una velocidad endiablada. Una pasada poder verlos en ese castillo roquero. saludos desde mi Terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ¡como siempre es todo un halago viniendo de ti! Esto siempre me anima a procurar aprender más.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Me encantan los primillas, solo he podido disfrutar de ellos en un par de salidas a Palencia (Tierra de Campos). Me gustan los pollos aún con algo de plumón, al igual que estaban los halcones de mi calle cuando se aventuraron por primera vez al vuelo. Algunas fotos son de 10, muy buenas!!
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sitio muy bueno para verlos por lo que suelo ver, y muy bien que has disfrutado de sus primos mayores, jejeje.
      Muchas gracias por el comentario de las fotos.
      ¡Saludos!

      Eliminar