domingo, 17 de junio de 2012

Un poco de Cazorla.



Lo que os muestro normalmente pertenece a la Sierra de Segura, pero la vecina Cazorla bien merece que la vaya conociendo mejor y he dedicado parte de este sábado a ello.

Primero he estado en el Barranco del Guadalentín, atraído por las informaciones sobre águilas perdiceras y posibles avistamientos de los quebrantahuesos que están reintroduciendo desde la Fundación Gypaetus. Por supuesto no he encontrado a esas dos especies, mucha suerte tendría, pero la cosa no ha ido nada mal como ahora vamos a ver.

Mientras conducía atravesando el pueblo de La Iruela vi este ejemplar de fase oscura de águila calzada (Hieraaetus pennatus) planeando sobre el valle.





Ya  en la zona del barranco propiamente, nada más bajar del coche me encuentro con este gavilán (Accipiter nisus) que no tardó en marcharse con viento fresco, ¡pero por suerte lo pude ver bastante cerca!




Empiezo el sendero que allí había, y al bajar un poco veo algo diferente entre las siluetas de los lejanos buitres leonados. Era este ejemplar juvenil de águila real (Aquila chrysaetos).




El camino estaba flanqueado por encinas y quejigos, y yo estoy muy acostumbrado ya a los quejigos de mi zona pero me llamó tanto la atención este ejemplar tan magnífico que lo tengo que enseñar.




De entre las águilas calzadas que se veían a veces en lo alto, me gustaron estas dos con sus persecuciones.





De cuando en cuando se veían unas mariposas que me parecieron curiosas porque a veces volaban planeando. Y así es como fotografié de lejos y a lo burro con el 500mm a la ninfa de los arroyos (Limenitis reducta).




Me senté a beber agua fresquita a la sombra de una encina, mientras veía pasar volando a toda pastilla y trinando a un grupo de vencejos reales (Apus melba), con el repiqueteo de un pájaro carpintero de fondo y la fugaz aparición de lo que creo que era un halcón peregrino.
No pude sacarlos tan cerca como en mi zona, pero menos es nada.






Viendo que el camino descendía mucho y me iba a perder las vistas elevadas, preferí seguir por otro sitio.
Como los buitres leonados que pasaban los veía demasiado lejos y aún no era tarde para probar en una buitrera, puse rumbo a la colonia que hay en El Chorro.
Aquí la tenéis, un lugar donde por supuesto se pueden ver muchos buitres leonados (Gyps fulvus), además de alimoches (a los que yo no he visto, ejem), halcones peregrinos (que hoy no aparecieron, aunque creo que oí sus chillidos) y muchas chovas piquirrojas.




A las horas que fui sabía que la buitrera no iba a ser un hervidero de actividad, pero me quedé bien a gusto de ver pajarracos grandes y feos que me encantan.














Ya que mencioné a las chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax), aquí dejo unas cuantas aunque estuvieran lejos, y es que estuvieron muy presentes con su griterío, al igual que el graznido de su primo el cuervo que resonaba con todo el eco del cortado rocoso.






Había un águila calzada que me hizo especial gracia por lo broncas que era; no paraba de exhibirse como líder del barrio con sus picados y reclamos, ataques a una congénere e incluso le pegó una pasada a uno de los buitres. Aquí está la macarra, aunque sea con el sol cascándome de frente.





A este colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) sí tuve tiempo de pillarlo antes de que viera que yo estaba al lado en la sombra, sus chisporroteantes reclamos no paraban de oírse.




Por el camino de vuelta vi una culebrera, pero tan lejos que ni la pongo, y mejor os regalo para despedirme una vista de la sierra.



11 comentarios:

  1. Muy buenas las fotos del gavilán y de los buitres. Leyendo tu entrada qué ganas me han entrado de salir al campo, jum. Como te ha contado Is ya sabes que ahora tenemos que informarnos del tema este de sacar las fotografías :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de Daganzo parece que se complica, aunque es una cosa muy contradictoria...
      Creo que incluso lo mencionaré en la próxima entrada para que recojamos opiniones.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que vayas donde vayas te lo pasas pipa. Muy buena la del gavilán, y la ninfa de los arroyos es preciosa!
      Salu2

      Eliminar
    2. ¡Gracias! Me gusta salir siempre con la actitud de que lo pasaré en grande sea como sea.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Pues si que se dió bien amigo Carlos! La entrada tan completa como siempre: aves, mariposas y paisajes de ensueño.
    A ver si pronto tienes suerte y nos sorprendes en una entrada con la perdicera y el quebrantahuesos.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias! Pues ya me gustaría, y lo gracioso es que me cuentan que una tarde apareció una perdicera adulta en mi mismo pueblo, atraída por los numerosísimos conejos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. preciosa entrada Carlos
    las fotos en vuelo están geniales
    yo me habría hecho unos cuantos bimbos chova, gavilán,vencejo reales y la ninfa de los arroyos
    preciosas las fotos
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La ninfa de los arroyos ha sido una novedad para mí, de verdad que me llamó la atención su manera de volar.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Cazorla es sin duda otro paraiso. Sin duda una de mis próximas visitas. Saludos desde mi Terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece muchísimo la pena, y si realmente la incluyes en tus visitas aquí tienes un acompañante, jejeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar