miércoles, 6 de junio de 2012

Paseo campero con sorpresa peluda




Mientras voy consiguiendo más material para una posible y próxima entrada sobre el collado, dejaré unas pocas cosas del tranquilo paseo de hoy entre olivares y pinares. Llegué a una umbría zona con un arroyuelo, que por momentos era casi una línea de charcas, con árboles en torno y muchos pajarillos y arrendajos.

Este territorio es idóneo para cierta rapaz que gusta de esos requisitos, y habéis acertado si estáis pensando en el gavilán (Accipiter nisus). La foto es lejana, mala y hecha trabajosamente entre los árboles, pero me sirvió para localizar su presencia y añadir el dato a mi censo particular, ya que además vi un par de nidos en los pinos, así que por allí andan y con suerte podré verlos mejor otro día.




También patrullaba la zona un águila calzada (Hieraaetus pennatus) de fase clara, y curiosamente no me ha quedado muy mal pese a la distancia.







Y ahora viene la sorpresa peluda, o más bien zorruna, cuando vi de pronto por un camino lo que parecía un perro (porque no me huía), pero resultó ser un zorro (Vulpes vulpes) tranquilamente a plena luz del día.
Me ignoró bastante, pero no tuvo la decencia de mirar a cámara y sólo me dio el culo, cosas de raposos.






También se veía a veces un ratonero, pero de lejos, tiene guasa que no pueda tener fotos decentes de una rapaz tan común a nivel nacional.
Dejo unas fotobichos, en este caso de unas chinches rayadas (Graphosoma lineatum) que se congregaban (y apareaban) en los hinojos. Lo suyo sería tener un macro, que seguramente lo acabaré teniendo, pero de momento no me desagrada así:







Y, como despedida, una foto cutre pero curiosa de una calzada que vi el lunes. Iba entre un bando de vencejos y quise sacar una escena bonita, y mira tú qué cosas, resulta que al mirar el zoom veo que lleva un lagarto ocelado en sus garras.





8 comentarios:

  1. Que paseos más gratificantes te das amigo mio. y encima provechosos. Saludos desde mi terruño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siempre sin dejarme la cámara en casa, que nunca sé qué puedo encontrarme, jejeje.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Otra completísima entrada! los paseos por ese paraje deben ser la releche ¡qué cantidad de rapaces! ese zorro ¿no tiene el rabo muy pelado? y para terminar nos sorprendes con esos macros de insectos.
    Da gusto ver tus entradas.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! El rabo del zorro fue una de las cosas que me hicieron pensar de primeras que era un perro, al no encontrarme el típico rabo tupido y arbustivo. Un amigo que estudia Veterinaria dice que le parece que tiene sarna...
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Ese zorro puede ser un juvenil?


    Yo también he visto rapaces con lagartos: un ratonero...


    Nunca te quedas sin Gavilán. ¡Qué envidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede serlo, porque era pequeñajo.
      Hay gavilanes en muchos territorios distintos y veo que prosperan mucho más que sus primos los azores.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Creo que el raposo es un cachorro, no se, me da esa impresión.
    Mi suegra diria "Ummm ese raposo tiene mal pelo" jajaja
    ABRAZOS, Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene toda la pinta, así tan enano no parece que sea adulto.
      Desde luego estaba feote con esos pelos.
      ¡Saludos!

      Eliminar