sábado, 12 de mayo de 2012

Grupo de abejeros en Andújar



Hacía un tiempo que no iba a la Sierra de Andújar, así que no me lo pensé y fui para allá por si tuviera alguna de las sorpresas de este maravilloso lugar donde aún habitan el águila imperial, el buitre negro, el alimoche, la nutria, el lobo y el lince ibérico.

Mientras llegaba veía desde la carretera una silueta de rapaz con la que no estoy familiarizado, era un abejero europeo (Pernis apivorus) haciendo círculos en la distancia. Le tiré varias fotos porque era la primera vez que veo con seguridad esta especie en vuelo (la primera vez que vi uno fue este verano pasado, posado en el suelo y luego en un eucalipto).
No me habría parado tanto rato con él si llego a saber que luego, mientras iba por la carretera que conduce al embalse del Jándula, me encontraría de golpe con un grupo de varios ejemplares que volaban más bajo.
En la foto sólo salen cuatro porque no me cabía más en el encuadre, pero había varios más.




 Fue un espectáculo que disfruté, tanto por la novedad como por poder ver en persona lo variable que es el plumaje de estas rapaces. Aquí podéis ver a cuatro de ellos, unos más moteados, más marrón uniforme el otro, y uno con un tono muy claro y la cabeza de color gris.








Al igual que con la culebrera, el águila pescadora o el quebrantahuesos, me llaman los abejeros la atención como predadores especialistas que son. Han evolucionado para alimentarse de abejorros, avispas y sus larvas, a las que desentierran de sus panales con las garras, cosa única en nuestro continente (en otras latitudes existen más especies de abejeros).

Un poco más adelante veo una forma cabezona en un poste, ¡por fin iba a poder tener foto de un mochuelo (Athene noctua) a la luz del día! Lo llevaba queriendo desde hace mucho, y no lo conseguía pese a que viven en las afueras de mi propio pueblo.




Sigo rumbo al pantano, y por el camino son muy numerosos los hirundínidos, habiendo golondrinas comunes, golondrinas dáuricas, aviones comunes y aviones roqueros.
Dejo fotos de las dáuricas (Hirundo daurica), que para eso son mis preferidas.








Llego al embalse, después de disfrutar por el camino del vuelo de abejarucos y oropéndolas. Allí veo a lo lejos un par de siluetas grandullonas que intuyo como buitres negros (Aegypius monachus), y ya estaba imprecando mi mala suerte con las distancias cuando pusieron rumbo a la loma que tenía a mis espaldas y me sobrevolaron. No es que fuera la mejor altura, pero algo es algo y no me quejaré porque siempre es un gustazo ver a las aves más grandes de Europa, y siento especial debilidad por esta especie.









Veo a lo lejos otro ejemplar más, y camino de vuelta entre arrendajos, golondrinas surtidas, oropéndolas, ranas, mitos, trepadores azules, urracas, rabilargos, abubillas y alcaudones comunes.
Uno de los mitos (Aegithalos caudatus) se quedó posando bastante cerca, como reclamando que los pajarillos también merecen tanta atención como los buitrazos.





Al marcharme, aún pude fotografiar desde el coche a otros habitantes de las dehesas: la tórtola europea (Streptopelia turtur), una abubilla (Upupa epops) con la garganta hinchada mientras emite su característico "bub-bub-bub", la diminuta totovía (Lullula arborea) y una de las muchas perdices rojas (Alectoris rufa).








Termino con un par de fotos de grajillas (Corvus monedula) de mi anterior visita a estas tierras, que no se queden sin salir aquí las pobres, y uno de los arbustos más típicos del monte mediterráneo: la jara pringosa (Cistus ladanifer).








9 comentarios:

  1. Una entrada preciosa, amigo; la tórtola, la dáurica, el mochuelo... y sobretodo esos abejeros que te han qudado estupendos!
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! Fue una mañana muy entretenida y provechosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Como te lo pasarias me hubiese encantado acompañarte,jeje. Una serie preciosa y los abejeros se salen, yo aún no he visto ninguno. Saludos desde mi Terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y a mí me gustaría tener tan buena compañía.
      Pues he visto hoy otro grupito distinto de abejeros, ¡ya mismo los tenéis por ahí!
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Carlos, he llegado a tu blog desde el de mi amigo Jeronimo Milán y con tu permiso me quedo como seguidor.
    ¡Menuda entrada más variada! qué suerte observar a los abejeros, yo nunca los he visto.
    Un saludo!!
    http://avesyestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido! Y yo con el tuyo te visitaré y añadiré a la lista de blogs.
      Yo antes sólo había visto un abejero en mi vida, y ahora estos días de pronto los veo a montones (hoy también), ¡así que ya mismo llegará el grueso de la migración por el resto de la península!
      Saludos.

      Eliminar
  5. Un puntazo lo del mochuelo!! La verdad es que el viaje te cundió, eh :D Por lo demás parece un sitio guapo, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevaba queriendo una foto de mochuelo desde este verano, bufffff. Ahora podéis ver cómo son los sitios desde que le hice caso a cierto madrileño y empecé a poner fotos de paisaje :P

      Eliminar
    2. Creo que hace más llamativas las entradas poniendo alguna foto del lugar. Además, permite imaginarnos más o menos en qué terreno te mueves.
      Si alguien no está de acuerdo conmigo, que hable ahora o calle para siempre xD.

      Eliminar